Cuando las ganas se juntan

Habla Gustavo Coronel sobre una denuncia hecha en la AN por Freddy Guevara con la cual pretende justificar sus "prejuicios". Para mí que debe ser la misma denuncia del fiscal de Maduro; no hay ninguna diferente. El caso, señor petrolero, es que nadie ha podido comprobar un delito en Ramírez, pero, con sus "denuncias", todos se dan por complacidos; el daño moral y político está hecho.

No hay "delito impune" porque no ha habido una sentencia. Y tanto el TSJ de la derecha derecha, o sea la suya Coronel, como el TSJ de la derecha endógena, o sea la de Maduro: solo quieren a Ramírez preso. El que aparenta estar en la Luna es usted, haciéndose el pendejo… – Ustedes son caimanes del mismo caño.

Estas "razones" forman parte de las concertaciones que se buscan en Barbados: cómo negociar con lo que queda de la renta petrolera y del país, e identificar los enemigos comunes. Rafael Ramírez es uno de ellos, es una amenaza para el capitalismo de afuera y de adentro, y hay que borrarlo, como se hizo con Chávez.

Si Gustavo Coronel no lo sabe, debería empezar a saberlo, porque se ve como un tonto inocente denunciando lo que se ha publicado y recontra dicho de Ramírez, desde hace bastante tiempo…, es un tonto si no sabe que, más peligroso que Maduro, para sus amos del norte, es Ramírez que Maduro. Basta con leer la prensa, su prensa, de derecha…, y la de Jorge Rodríguez.

Pero ¡Sí que lo sabe!: ¡que "se hace el pendejo" es otra cosa! Las motivaciones de las denuncias que implican a Ramírez con delitos, más que judiciales o morales, son políticas. A Coronel le importa poco que se roben todo el dinero de PDVSA, siempre y cuando sean otros y no ellos los beneficiarios. Le importa un coño el país y la calidad moral de los funcionarios públicos, su interés es El interés, la ganancia; pescar en río revuelto, como todo oportunista. Lo mismo pasa del lado del madurismo, disfrazados de chavistas y socialistas. Están muy implicados en la calumnia y la mentira como para que nos estén dando lecciones de moral y decencia a estas alturas. O lecciones de procupación por el país.

Realmente me interesa poco su reputación como petrolero, señor coronel, aquí todo el mundo dice ser petrolero (o abogado) para disimular su ignorancia y su codicia. Usted no podría compararse con Rafael Ramírez porque nunca se ha enfrentado a tantas responsabilidades gerenciales a la vez y a contracorriente; usted no estuvo al frente de la empresa y del ministerio por 12 años, administrando los recursos de un país en un proceso exitoso de cambios sociales profundos. No juzgue lo que no sabe y no le interesa; dese su puesto como enemigo del socialismo, así se vería menos pacato.

A la salida de Rafael Ramírez de PDVSA y del ministerio, los medios de la derecha se han confabulado junto al Fiscal asolapado, para retirar a Ramírez del juego político. Las denuncias son básicamente las mismas, pero no han podido prosperar en su contra. Cualquier cosa que digamos en su favor es una oportunidad para que aparezcan como chiripas todos estos muñequitos tarifados, de una lado y del otro, para recordarnos lo que todo el mundo ya sabe y para calumniar e insultar con saña sus enemigos comunes. Lo que Maduro no hace con Freddy Guevara o con Guaidó lo hace con Ramírez, y lo que Coronel no hace con Maduro lo hace con Ramírez; por eso esas conversaciones en Barbados son secretas – "hasta que no hayan conclusiones", como dice Daza, o sea, "hasta que no haya más remedio" –… Frente a Ramírez "se juntan los mochos pa rascarse".

PDVSA, a la salida de Ramírez, estaba produciendo 3.100.000 b/d, la caída de PDVSA es autoría indiscutible de Maduro y de una chorrera de oportunistas, todos de derecha, incluidos los hijos de Ramos Alloup, Oswaldo Cisneros, y muchos ex meritócratas de la cuarta que mantuvieron contratos con la empresa antes de la plan de "plena soberanía petrolera" –al cual le debemos los verdaderos avances sociales de la revolución chavista – y que ahora volvieron a enchufarse, gracias a Maduro-Quevedo. Pero ¿A quién le importa esa empresa? ¿Producir para qué? Lo que importa es la ganancia fácil y rápida, y la oportunidad para los lagartos de la AN…

A nadie, de un lado ni del otro de la derecha, del lado de Maduro y del lado de Coronel, le interesa volver a producir 3.000.000 b/d de petróleo para construir un país decente. Lo que quieren es una oportunidad de hacerse ricos a costa de la renta del petróleo, ¡ellos!, un grupito aprovechadores sobre el fracaso del resto del país.

Esto no disculpa a quienes se roban el dinero, o infringen la ley para hacerse ricos de forma personal. Pero, quienes se saltan la ley a favor de las mayoría tienen y tendrán siempre mi respaldo y mi consciencia para defenderlos. La pacatería es para los tartufos, para los farsantes, los que disimulan sus vicios privados con moralina de camisa y corbata, que hablan en nombre de la democracia, y quienes hacen discursos vacuos sobre el socialismo.

Mi respeto y mi apoyo a Rafael Ramírez por conducirse sin miedo a la verdad y con la verdad, en apoyo al socialismo frente a los felones y tanta gente inescrupulosa, sin ideas y sin sentido de pueblo y nación. Siga ministro denunciando a estos intrigantes, que la mentira tiene pies de barro. ¡Viva Chávez! ¡Viva el Plan de la Patria original!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 539 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a280747.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO