La carta de Isaías: “Hay algo podrido en Dinamarca”

(Aporrea ¿Qué pasó con el pedazo de la carta que habla de la Exposición Universal de Venecia?)

La carta de Isaías Rodríguez es una pieza de diplomacia; por lo menos eso no se lo puede mezquinar Maduro al ex embajador. La mutilaron. La primera lectura decía algo referente al pago de deudas a la misión diplomática, atrasados por meses, y sobre la negativa del embajador de la participación de Venezuela en la Exposición Universal de Venecia, quizá por lo absurdo que era hacer ese gasto en nuestras circunstancias, aun conociendo el gobierno de las deudas como las señaladas con la misión. Mutilaron la cata, ¿Quién fue? ¿Aporrea?

A pesar de eso y de lo “cortés” que resulta Isaías Rodríguez con Maduro, es bien claro su rechazo, son claras las denuncias de incongruencias, de humillaciones y abusos por parte del gobierno de Maduro. Esto dice Isaías Rodríguez, según nuestra forma de leer la carta:

…“El dolor es necesario y opcional cuando los pasajes duros se atraviesan frente a nuestra dignidad. (Pero) Sepa usted, presidente que sigo senderos rectos como los de una lanza. Su causa, que es la mía (cortesía del ex canciller), me ha retenido como un campo de fuerza, como un imán. Con fe absoluta me he aferrado al chavismo, cual tabla en este océano de contradicciones que rodea su gobierno. He llegado, sin embargo a comprender que no puedo convertir el agua en vino ni resucitar a los muertos (cambiar las cosas ni resucitar a Chávez). Muchos de sus discípulos no tienen nada de apóstoles (Esta parte tiene que ver con el caso de Venecia) y es cuando todos nos preguntamos ¿si es la iglesia o dios quien está fallando? (¿Los ministros o Maduro, que se cree un dios?) … Se ha irrespetado la embajada donde lo represento, y tengo 77 años… toda la vida he rechazado las injerencias que pretendan humillar o alterar mi conciencia y mi espíritu… He querido ser un compañero leal y no un diletante adulador y temeroso (de quién habla ¿De Tarek el Aissami?). No me metí en esto para sacar una espada de una piedra y convertirme en el rey Arturo (O sea, para tener autoridad de la nada, mágicamente). … Con el tiempo sabremos quienes somos, y a quienes nos hemos parecido, a Bolívar o a Santander (con el tiempo se sabrá dónde están los verdaderos traidores)… Como usted sabe, no tengo cuenta bancaria porque los gringos me sancionaron (quiso decir que todos los sancionados tenían una cuenta bancaria en el Estados Unidos, así fuera chiquitica, pero todos lo niegan) y la banca italiana me echó de su lonja (no le permitieron abrir una, por suponer que era un corrupto)… guardaré los recuerdos que tengo de usted en una caja con pelotas de naftalina (Promete escribir sus memorias)… no tiene usted que aceptar o reprobar esta carta. La haré pública porque es definitiva… No me vea ni me sienta vulnerable, esa expresión es “neonazi” y no suena bien”...

Lo que queda fuera de lo subrayado o interpretado por nosotros es muy elocuente, no necesita mucha “interpretación”; Isaías se siente decepcionado, humillado, cansado y amedrentado por gente abusadora. Es obvio que la “causa” de Isaías Rodríguez no es la misma que la de Maduro, Isaías se refiere a la causa que dice Maduro defender, al Marketing, a aquello que vende Maduro como cierto, en torno a su gobierno.

La pregunta del día es ¿Qué vamos hacer ahora y después de Maduro? ¿Cómo vamos a convocar a los chavistas honestos para volver a Chávez y limpiar su reputación de tantas infamias, del madurismo decadente? Para el país no hay otra alternativa frente a la agresiva ofensiva de Estados Unidos y las presiones de China y Rusia, quienes no dan puntada sin dedal. ¡Nos estamos quedando sin país y sin pueblo!, nuestra sociedad cada vez está más amedrentada y fraccionada; ¡desesperanzada! Mientras, la restauración capitalista avanza para regresarnos a tiempos de Gómez o peor aún. Nada de lo que hagan por la economía los capitalistas es humanitario o de gratis, la derecha y los capitalistas (banqueros, comerciantes, importadores, medios y redes de información, y Estados Unidos) nos lo van a cobrar con creses e intereses. Debemos convocar al chavismo honesto, a los militares chavistas, a los profesionales, obreros, comuneros, campesinos, que han sido defraudados y traicionados por maduro y el madurismo para reclamar el gobierno, para pelear por él y sacarlos definitivamente de Miraflores. El poder popular no existe, solo si volvemos a Chávez será posible hacer un verdadero poder popular, rescatar las comunas del clientelismo electorero, de la eterna emergencia, acabar con la mentira de Aristóbulo, del traidor de Escarrá y las manipulaciones de Diosdado Cabello desde la ANC. Es mentira que van a respetar la vigencia de la AN y al mismo tiempo alargar la de la ANC hasta cuando les de la gana de “maniobrar” con ella, tal y como lo escupe Diosdado impúdicamente. Es ahora o nunca, debemos organizarnos para actuar frente al madurismo y de cara a la derecha y a los capitalistas que nos están asechando.

Estamos de acuerdo con la idea de una junta patriótica pero socialista, francamente socialista, chavista, que no deje filtraciones para que se cuele otra vez el reformismo madurista u otro cualquiera, los aprovechadores, los oportunistas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2532 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a278891.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO