Asidero

Desoír a Putin, el gran error de Maduro, cuando Trump aceptó sus consejos de Estado

Vladimir Putin se ha cansado en aconsejar al Sr. Nicolás Maduro Moros y los errores en el ejercicio del gobierno continúan de una manera inexplicable bajo la imagen de testaferros y amanuenses que comparten su manera de gobernar, muy alejados esos principios del carácter socialista y democrático que debe regir en cualquier país. Incluso, Jorge Bergoglio le aconsejó y dio una mano para invocar el diálogo, vía pacífica y reconciliación. Pero el Papa Francisco se sintió frustrado ante la realidad, incluso Ernesto Samper a la cabeza y el mismo, AMLO, se sienten extraviados en la dirección del gobierno venezolano, que se queda sin medicinas y comidas

Pero cada vez es más difícil “la marcha atrás”. Hoy en Venezuela hay dos gobiernos. Uno de Juan Guaidó legitimado por la Asamblea Nacional y reconocido por una gran mayoría de naciones democráticas. El otro, el de los militares con Nicolás Maduro en la Presidencia en la que se ha mantenido mediante elecciones de procesos fraudulentas y al que apoyan un grupo de naciones no democráticas con gobiernos que se mantienen en el poder con variadas “legitimidades”. Pero no puede demorar mucho. Falta encontrarle la última vuelta, que pasa por la salida de Maduro y la cúpula de militares y civiles corruptos decididos a mantenerse en el poder a sangre y fuego.

Confían en el apoyo de los rusos y los chinos. ¿Qué les van a dar? ¿Armas, para seguir matando venezolanos? Lo de la invasión sigue siendo un cuento y el eslogan. Los venezolanos necesitan otras cosas y los rusos y los chinos lo único que quieren es cobrar y que se les dé garantías de futuro. Fuera de eso les importa poco; no van a asistir y darle vida a los chavistas como sí se las dio durante veinte años el imperialismo yanqui que les mantuvo a pleno el negocio del petróleo (en este rubro, el de los intereses petroleros, no hay izquierdas ni derechas que valgan). Los rusos y los chinos, en definitiva, son más fáciles de arreglar.

El problema es Maduro y sus aliados. ¿Facilitarles el exilio en Cuba o China o Rusia o Turquía o Irán o Uruguay o México? ¿Verdad que suena a risas? ¿Una amnistía? Y quién es el que la puede dar y garantizar.

La verdad molesta señalando errores graves, cuestionando arbitrariedades, intentando clarificar, pero es útil…Hace poco el presidente de México, Andrés López Obrador, dijo en una de sus conferencias diarias, con publicación en diferentes medios:  “El objetivo principal de mi gobierno es que ningún ciudadano sea víctima de represalias por su manera de pensar o por su postura política, que no se utilice ninguna institución del Estado para afectar a los ciudadanos de manera injusta, que no se fabriquen delitos a opositores o a adversarios, como sucedía”. Palabras de un estadista consciente que gobierna para todos.

No es necesario ser periodista beligerante o articulista colegiado para resguardarse por decir la verdad, La verdad es la culpable de la prisión injusta de tantos colegas, de la búsqueda de asilo por parte de otros, y de la presión colocada encima de quienes aún permanecen adentro con sus spikes puestos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2163 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a276024.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO