A propósito de ser ciego

“No quiero bono, no quiero Clap, yo lo que quiero es que se vaya Nicolás” y levantamiento militar fue la respuesta del pueblo al artículo de Maduro

Escuchar corear en el Metro de Caracas: "no quiero bono, no quiero Clap, yo lo que quiero es que se vaya Nicolás"¹ es la mejor respuesta que puede originarse desde el corazón del pueblo a la aberrante ofensa que Maduro ha escrito en el portal La Jornada de México con un artículo titulado Distopía Socialista², en el cual además toma como encabezado una palabra muy empleada por el profesor Heinz Dieterich³ en sus diferentes escritos y ensayos, lo que también evidencia que Maduro cuando menos tiene a este importante pensador socialista en sus diferentes lecturas, aunque vaya en contra de su voluntad.

Ahora bien, ¿Por qué Maduro prefiere publicar un artículo en medios extranjeros antes que en los portales y periódicos nacionales? Recordemos que hace un tiempo también publicó otro artículo en El País de España tratando con aquellas líneas de mostrar una realidad inexistente en Venezuela, al estilo de lo que fue su discurso de toma de usurpación del 10 de Enero, en el que hasta se atrevió a decir que durante 2018 hasta había disminuido la pobreza.

O sea, que Maduro trata con sus palabras de engañar a la población en el exterior, en virtud de que en Venezuela esas palabras resultan vacuas, y también suponemos que intenta con ello, verificar cuales medios, tal y como lo hace Aporrea⁴, - hecho que compartimos ´- reproducen su cadena de mentiras, o mejor dicho, la bazofia política que expresan sus líneas intentando disfrazar lo que el pueblo expresa hasta en el Metro.

Por ello, que hechos como los ocurridos en la madrugada de este 21 de enero, en donde un grupo de rebeldes militares tomó las instalaciones de una sede militar en Cotiza⁵, y quienes ahora son acusados de "asaltantes" con comunicados oficiales, y palabras de Vladimir Padrino quien en su cuenta de Twitter arremete contra estos jóvenes soldados diciendo: "Quien ultraje sus armas con infames vicios será castigado con todo el peso de la ley"⁶, suponemos por analogía que todo aquel que se rebele contra el madurismo, como también ocurrió con las zonas populares del sector mencionado, quienes salieron a darle respaldo a los militares alzados, son para el ministro de la defensa otra suerte de asaltantes, o de guarimberos, para colocarlo en la jerga que le dan a los civiles que protestan contra el régimen neototalitario de Nicolás Maduro.

En efecto, el madurismo se encuentra desesperado. Conoce que el malestar militar va in crescendo y no hay manera de detener la inconformidad que se está manifestando en el corazón de la gente. El pueblo está harto de tantas humillaciones, vejaciones e injusticias. Aquí no hay nada que pueda detener la caída del gobierno de Nicolás Maduro. La ingobernabilidad está asociada con una terrible crisis que sobrepasó los límites de la tolerancia política económica y social.

De hecho, los cabildos abiertos son otra muestra que el pueblo ha despertado. La población está exhausta. Este es un sistema malévolo que nos ha condenado a vivir con salarios que apenas cubren uno o días de alimentación. Que no tengamos los venezolanos ni siquiera qué comer en nuestras neveras y despensas, no es un asunto de una caja o bolsa de alimentos o entregar un "bono" que apenas alcanza para un cartón de huevos. Es la destrucción de un país que ha salido a la calle a ponerle punto y final a la peor tragedia histórica contemporánea.

Si en algo tiene razón Maduro con el título "distopía socialista" fue en haber querido aplicar ese socialismo distópico en la patria de Bolívar. Su régimen en donde una cúpula saquea y usufructúa las riquezas del país en desmedro del hambre y la miseria de niños, mujeres y hombres ha sido la más clara perversión de criminalidad política que haya podido generarse sobre una población.

Maduro es la combinación pensativa de Mussolini, Hitler y Stalin. Verbigracia, es un individuo cuyo fin no será distinto al que se ha escrito sobre quienes han malogrado y asesinado a los pueblos. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹ https://twitter.com/jvivassantana/status/1087361955512438784

² https://www.jornada.com.mx/2019/01/19/mundo/022a1mun#

³ https://www.aporrea.org/ideologia/a259788.html

https://www.aporrea.org/actualidad/a274596.html

https://www.aporrea.org/actualidad/n337229.html

https://twitter.com/vladimirpadrino/status/1087330772242128901



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4826 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a274608.htmlCd0NV CAC = Y co = US