No Queda Otra (III)

Para transformar integralmente el Estado, debemos construir un verdadero poder popular soberano

El profesor Enrique Contreras Ramírez muy analítica y acertadamente establece que: "Los partidos políticos, en cualquier parte del planeta se han definido como organizaciones con una estructura que tiene carácter piramidal jerárquica, cuyas bases son los militantes y los que controlan su dirección es la elite, estableciéndose esa relación de sometimiento donde unos poquitos mandan y la mayoría obedece y tienen como objetivo el gobierno que a su vez representa el llamado Estado.

En el marco de esta definición, no existe diferencia alguna entre la llamada derecha y la llamada izquierda, ambos factores asumen en la praxis esta forma de organizarse y desde luego, la misma reproduce la organización piramidal de lo que es el Estado, dentro del modelo de dominación imperante, llámese socialismo o capitalismo.

Los discursos, de ambos sectores se diferencian de forma, pero no de fondo, ambos factores hablan de democracia, solidaridad, fraternidad, bien colectivo, perfectibilidad de la sociedad, respeto a la condición humana, trabajo, vivienda, empleo, educación, salud, ecología, deporte y todo termina en vanas promesas, donde la demagogia no tiene límite. El discurso se disfraza de utopía, por aquello de que en una verdadera democracia no pueden haber relaciones de poder, no puede existir una estructura piramidal que favorece a las minorías, dejando excluidas a las mayorías. Es aquí donde el capitalismo y el socialismo se dan la mano, el primero descansa sobre la propiedad privada individual y el segundo sobre la propiedad privada del Estado."

En nuestra Matria Venezolana, después del Golpe de Estado adeco-perejimenista que derroco el gobierno del General Isaías Medina Angarita, el 18 de Octubre de 1945 y hasta el presente, lo que se instauró fue el Gobierno de las cúpulas partidistas (Partidocracia), en la cual el cogollo del partido que obtiene el triunfo electoral concentra un enorme poder decisorio, un enorme poder para la distribución de cargos públicos, con las consecuentes desviaciones como la del clientelismo. El Estado termina absorbido por el Partido, situación que afecta seriamente el funcionamiento eficaz de aquél. Estos elementos nos permiten observar que un Sistema Político caracterizado de esta forma está condenado a una Crisis de Legitimidad, como en efecto ha ocurrido, con la actual crisis integral que estamos sufriendo, y particularmente la económica que le impidió al actual Gobierno seguir satisfaciendo de manera desordenada e irracional las exigencias populares
Los partidos políticos son estructuras verticales, piramidales, jerárquicas y dogmaticas creadas para convertirse en los intermediarios compulsivos, obligados e ineludibles entre los ciudadanos y el Estado, asfixiando y desapareciendo el plexo social y sus organismos infrapoliticos, generando cúpulas o vanguardias eternizadas y "esclarecidas", las cuales se apropian sectaria, nepotica y hegemónicamente de la conducción del Partido, para conquistar el Poder del Estado en nombre de la representación del Pueblo y la defensa de las reivindicaciones e intereses populares, pero cuyo verdadero fin es, eternizarse en la posición gubernamental para usufructuar personal y grupalmente los bienes públicos de la Nación. Su naturaleza, propósitos y prácticas han sido las causas del distanciamiento y pérdida de legitimidad de los partidos políticos, arrastrando con estos la pérdida de legitimidad del sistema político PARTIDOCRATICO, del cual han sido su eje. Nos encontramos en presencia de un Estado Partidocratico Centralizado, clientelar, demagogo, manipulador y populista, por una parte, y en segundo lugar, nos encontramos con un Estado de Partidos. La consagración del llamado Sistema Democrático adquirió la forma de un Estado de Partidos, en el cual la representatividad política equivale a la representatividad de los partidos políticos. Este Sistema se fundamenta en dos elementos previstos en la propia Constitución: por una parte, en que la representatividad democrática es una representatividad de los partidos políticos y a través de ellos; y segundo, en que los partidos políticos acumulan la mayor cuota de participación política.
Los partidos políticos venezolanos pueden ser ubicados dentro de los llamados partidos de masas, más preocupados por la cantidad de sus militantes que por su calidad, y con una tendencia marcada hacia una organización centralizada debido a la necesidad de desarrollar un aparato complejo y jerarquizado verticalmente. Tales rasgos se imprimieron fuertemente en los llamados partidos socialistas, donde el control lo ejerce una sola élite, monolítica e insuperable, autonombrada y constituida en "vanguardia esclarecida, imprescindible y eternizada". He aquí, una de las principales causales de la tragedia integral que actualmente padecemos los venezolanos.

En esta delicada, amenazada, peligrosa y difícil hora de LA MATRIA, los venezolanos tenemos la vital y gran responsabilidad de garantizar la continuación de nuestro original, inédito, mestizo y glorioso Proyecto Bolivariano Original, durante todos los tiempos por venir.

Síntesis de la propuesta, accesible a través de la dirección/enlace siguiente: https://www.slideshare.net/27nov1992/propuesta-para-el-rescate-del-proyecto-bolivariano-revolucionario-23

A tales fines debemos dar un GRAN SALTO ADELANTE, mediante la vital construcción de un nuevo modelo democrático y colectivo de participación popular, organizada y protagónica. Este SALTO VITAL para la pervivencia del Proceso Bolivariano Revolucionario es: LA CONSTRUCCION, DESARROLLO Y CONSOLIDACION DE UN VERDADERO PODER POPULAR SOBERANO, MEDIANTE EL CUAL (repetimos) EL PUEBLO ORGANIZADO EN ESTRUCTURAS DE NATURALEZA COLECTIVA, ASUMA DIRECTA Y PROTAGONICAMENTE LA DIRECCION DE LA ADMINISTRACION PUBLICA NACIONAL. La garantía de pervivencia del Proceso Bolivariano Revolucionario descansa fundamentalmente, en la edificación y consolidación de tres grandes pilares o columnas: 1.- La formación social y política de todos los venezolanos basada en el legado de nuestro Proceso Socio-Histórico, nuestra IDENTIDAD INTEGRALMENTE MESTIZA, en la base filosófica, social y política del IDEARIO BOLIVARIANO y sus tres raíces, y, en las peculiares características de nuestro MEDIO CIRCUNDANTE o entorno.

2.- La construcción, desarrollo y consolidación del PODER POPULAR SOBERANO.

Propuesta accesible a través de la dirección/enlace siguiente: https://www.slideshare.net/27nov1992/consejo-de-estado-modificado-1-2-y-3-45044998

Para la construcción, desarrollo y consolidación del verdadero Poder Popular Soberano es imprescindible, necesario y obligante: 1) Fusionar las cinco ramas (Legislativa, Electoral, Ejecutiva, Moral o Ciudadano, y Judicial) de los actuales PODERES PUBLICOS con el proyecto de PODER POPULAR COMUNAL (Consejos Comunales y Comunas) vigente, y, 2) Extender a todos los cinco niveles (comunitario, comunal, local, regional y nacional), transversal y verticalmente, la ineludible y necesaria presencia y accionar de las VOCERIAS del Poder Popular Soberano, surgidas desde el 1er NIVEL (nivel, comunitario), en los Consejos Comunitarios (comunal, campesino, de obreros, de estudiantes, etc.).

Síntesis de la propuesta, accesible a través del enlace siguiente: https://www.slideshare.net/27nov1992/poder-popular-soberano-sintesis-grafica

3.- La COLECTIVIZACION de la GESTION para la dirección y coordinación de la ADMINISTRACION de la COSA o RES PÚBLICA. Con esta finalidad necesitamos: 1) Despersonalizar y desindividualizar la función y responsabilidad de dirección, coordinación y control de administración de la Cosa Pública, a todos los cinco niveles (comunitario, comunal, local, regional y nacional), para COLECTIVIZARLA, construyendo secuencialmente: Consejos Comunitarios (comunales, campesinos, de obreros, de estudiantes, etc.), Comunas ( o mejor, TOPARQUIAS Robinsonianas), Consejos Locales ( o mejor, AYLLUS Incaicos) y sus correspondientes JUNTAS DE SERVICIOS PUBLICOS LOCALES (una para cada Rama del Poder Publico actual), Consejos Regionales y sus correspondientes JUNTAS DE SERVICIOS PUBLICOS REGIONALES (una para cada Rama del Poder Publico actual), y el Gran Consejo de Estado de la República Bolivariana de Venezuela y sus correspondientes JUNTAS DE SERVICIOS PUBLICOS NACIONALES (una para cada Rama del Poder Publico actual), y 2) Cambiar los términos y conceptos de GOBERNANTES y FUNCIONARIOS PUBLICOS, reemplazándolos por el socializado, corresponsable y comprometedor concepto y termino de SERVIDOR PUBLICO.

Cuando los venezolanos logremos: 1) La COLECTIVIZACION de la función y responsabilidad de la administración de la Cosa Pública, 2) La presencia y accionar permanente a todos los niveles, de las Vocerías del Poder Popular Soberano surgidas desde las Comunidades Organizadas en CONSEJOS COMUNITARIOS (comunales, campesinos, de obreros, de estudiantes, etc.)y otras formas de organización del Poder Popular, y desarrolladas transversal y verticalmente, a través de su participación en las instancias comunitarias, comunales, locales, regionales y nacional, 3) Reemplazar a gobernantes y funcionarios por auténticos, conscientes y comprometidos Servidores Públicos, y, 4) La construcción, desarrollo y consolidación del Poder Popular Soberano a todos los cinco niveles, mediante los Consejos Comunitarios (comunales, campesinos, de obreros, de estudiantes, etc.), las Comunas (Toparquías), los Consejos Locales (Ayllus) con sus correspondientes Juntas de Servicios Públicos Locales, los Consejos Regionales con sus correspondientes Juntas de Servicios Públicos Locales, y el Consejo de Estado de la Nación con sus correspondientes Juntas de Servicios Públicos Nacionales; entonces disfrutaremos entre muchos otros, de los beneficios siguientes:

--- Eliminación de los actuales, traumáticos y costosísimos sistemas y procesos electorales.

--- Disminución significativa del engaño, manipulación, chantaje y comercialización de las campañas y procesos electorales actuales.

--- Ahorro de los miles de millones de bolívares que actualmente gasta nuestro País en campañas y procesos electorales.

--- Disminución significativa de la división, polarización y enfrentamiento que el sistema partidocratico ha producido en la población venezolana.

--- Garantía de la construcción del Poder Popular desde las Comunidades y de la participación protagónica de las Vocerías Comunitarias, a todos los niveles de la Administración Pública .

--- Administración, gerencia y conducción colectiva de la Cosa Pública, eliminando e imposibilitando la personalización y apropiación de lo público y colectivo, por parte de gobernantes y funcionarios.

--- Existencia permanente y constante del Poder Revocatorio en manos del Poder Constituyente de las Comunidades y de los colectivos que de estas se deriven.

De tal manera que nuestra tarea colectiva inicial es, la de: CONCEBIR, ELABORAR Y DESARROLLAR UN PROYECTO SOCIO-POLITICO-ECONOMICO PROPIO, UN PROYECTO DE SOCIEDAD, BASADO EN EL IDEARIO BOLIVARIANO Y SUS TRES RAICES, EN LA REALIDAD DE NUESTRO MESTIZAJE INTEGRAL (la venezolanidad), Y EN LAS CARACTERISTICAS Y PARTICULARIDADES FISICAS, CULTURALES Y ESPIRITUALES DE NUESTRA GENTE Y SU ENTORNO. Se trata, pues, de garantizar la legitimidad de las necesarias formas de autogobierno y administración colectiva de la gestión pública, en las cuales el pueblo decide directamente, y asume sus designios en función de sus propias y reales convicciones ideológicas, identidad, cultura integral y necesidades.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 433 veces.



Francisco Efraín Visconti Osorio

General de Division (Aviacion) . Comandante de la Aviacion Militar Combatiente durante las Insurrecciones: Militar del 4 de Febrero (4F) y Civico-Militar del 27 de Noviembre (27N), de 1992.

 chagua_011@hotmail.com

Visite el perfil de Francisco Visconti Osorio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Francisco Visconti Osorio

Francisco Visconti Osorio

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a267656.htmlCd0NV CAC = Y co = US