El sector campesino chino en revolución 1921-1949

De necesidad es precisar que la "acumulación" proveniente del sector campesino, es decir, los ahorros, han contribuido durante el desarrollo del proceso revolucionario del Gobierno de la República Popular China cual le ha permitido a China poder sustentar, casi, sostener, políticas como el "Salto Adelante", "Cien Escuelas, Cien Flores", y las políticas de "reforma y apertura". Esa misma variable económica le ha permitido al Japón y a Taiwán, dos casos que conocemos, y, probablemente, también la República de Corea, sostener sus procesos de industrialización; por último, es importante exponer que los Estados Unidos de América es el único país del globo terráqueo que cubre sus necesidades alimentarias lo que le permite exportar ciertos excedentes alimentarios. En ese marco referente es que el Presidente Vladimir Putin debió aprender que de las crisis por bloqueo le han permitido a Rusia alcanzar ciertos niveles, muy importantes, de desarrollo y producción en el sector agrícola.

Dicho lo anterior, entremos en tema, académicamente.

Hemos circunscrito los tiempos históricos en lo que consideramos como la primera etapa del proceso revolucionario chino, para precisar, a esos tiempos históricos desde los comienzos del proceso revolucionario hasta el haber alcanzado la derrota del Presidente Chiang Kaishek y su gobierno, la derrota de sus tropas nacionalista, la de su partido nacionalista, Kuomintang, obligándoles a su traslado a la isla china de Taiwán, proceso de migración que se generó durante los años de 1948 y 1949 aún cuando en las zonas meridionales de la geografía china se mantuvieron en combate-guerrillero algunas tropas nacionalistas hasta sus expulsiones a territorios limítrofes para convertirse sus generales de mando en "barones de la producción del opio y la heroína".

Es política, ideológicamente importante, conocer para poder así analizar el proceso de la incorporación del campesinado chino al desarrollo de la guerra revolucionaria cuando conocemos las diferentes variables políticas, ideológicas, militares y sociológicas que se fueron presentando, desarrollando y confrontando en el marco de esas variables en el combate revolucionario hacia la conquista del Poder real chino. Es decir, para sus mejores comprensiones como aporte para sus análisis particulares lo que nos obliga, de manera sucinta, a precisar ciertos datos históricos en el marco de los límites del presente texto.

Nos consideramos que el proceso revolucionario chino comenzara con el desarrollo socio-político que significó el "4 de mayo de 1919" sustentado ese movimiento en rebeldía y confrontación por las políticas imperiales e imperialistas que se diseñaron y se aprobaron durante la celebración del Congreso de Versalles. Aquel movimiento tuvo una base social, fundamentalmente, en su composición social por estudiantes, profesores, comerciantes e incluso ciertos representantes de los sectores industriales con muy escasa participación, en importancia, del sector campesino. Un caso a analizar podría ser el de Mao Zedong en su provincia natal, Hunan.

En ese orden, la consecuencia, en importancia significativa, en lo socio-político, sobre dichos sectores sociales, sería lo identificaba como titulo al recién instalado gobierno en Moscú, es decir, el ser una Gobierno de Obreros y Campesinos rusos. A ello es obligante exponer la importancia de las influencias que tuvieron los escritos de Vladimir Lilich Ulianov,Lenin, que fueron traducidos y publicados en prensa china que marcarían una fundamental referencia, referencia más política que ideológica pero de alta importancia en lo referente, por su impacto, en el sector de los liderazgos provinciales juveniles en la necesaria toma de una conciencia nacionalista, patriótica y social comprometida.

A lo inmediato anterior se le deben adicionar los escenarios internacionales en curso en Europa como consecuencia del triunfo de la Revolución Bolchevique que significaba, objetivamente, una profunda alteración del necesario proceso sistémico capitalista aún en fase temprana de su estadio imperialista. Es evidente que Joseph Stalin supo leer en esos escenarios internacionales percibiendo la "debilidad fundamental" de ese proceso imperialista en desarrollo cual era, esa debilidad, la realidad de semi-colonia que significaba para el sistema capitalista en ese preciso desarrollo sistémico el país asiático, China.

Dejando en el tintero la obvia confrontación entre Stalin y Trotsky, la Internacional Comunista impuso la conformación del Frente Unido Nacional más en su sustento como proyecto militar nacional-sureño-chino que de lo significado que implicaba un proceso revolucionario socialista tipo bolchevique sí se nos permite expresarlo en esos términos conceptuales e ideológicos.

Dejando los errores a causa de las decisiones políticas, una variable fundamental en la derrota de dicho frente unido por causa del carácter e importancia militar sobre la obligante dialéctica significada en la globalidad que se expresa en un proceso revolucionario, es decir, por ejemplo, no considerar al sector campesino como factor fundamental sociológico dentro de dicho frente y del propio proceso revolucionario frentista, llevaría a la objetividad del análisis de la composición nacional-social china cual realizara Mao Zedong como su propuesta político-teórica en aquel su texto producido en el año de 1928.

Los errores cometidos por el sector revolucionario tanto en el seno como durante el proceso del desarrollo del Frente Unido Nacional así como los fracasos del proceso putchista que se desarrolló durante el segundo semestre del año 1927, objetivaron la necesidad de llevar al proceso revolucionario al campo, a las zonas campesinas, concretamente, en su primera etapa, a las zonas montañosas de los límites geográficos de la provincia de Fujian escenario que el Comandante Fidel Castro Ruz siempre mencionaría cuasi en insistencia.

La objetivad obligante de esa realidad revolucionaria tanto en Mao Zedong como en Zhu De los llevaría a tener que confrontarse con el Comité Central del Partido Comunista Chino, PCCh, que tenía su sede en la ciudad de Shanghai, estando dirigido, en aquellas temporalidades, por Zhou Enlai.

Vista en objetividad todas las variables que confrontaron in situ Mao y Zhu se vieron en la obligante necesidad del desarrollo social que significó la "Larga Marcha" que sustentó su propia supervivencia sobre los sectores campesinos por donde transitó tamaña muestra de perseverancia revolucionaria. Aquel movimiento político-militar y social-campesino, tal como lo había diseñado Mao, se vió en directa confrontación político-ideológica con las decisiones y directrices de la Internacional Comunista como con las pautas de Stalin quien, posteriormente, se vería en la imperativa necesidad de tener que objetivar aquellas realidades estructurales de y en China.

La importancia de la base revolucionaria militar en la provincia de Shanxi le permitió a Mao y al PPCh desarrollar todo un programa global político, ideológico, a través de la cultura tradicional china, la preparación militar y desarrollar un sistema de producción alimentario fundamental que le permitiera el desarrollo del proceso revolucionario conjuntamente como una obligante respuesta a la política militar de cerco que desarrollaría el Generalísimo Chiang Kaishek como conductor contra-revolucionario en su búsqueda de la destrucción de lo significaba, objetivamente, su contradicción fundamental, como eran Mao Zedong y lo que representaba el PCCh.

Es decir, en lo militar, se enfrentaban un ejército de base social campesina, fundamentalmente, dirigido por el Comité Central del PCCh, liderado por Mao, frente a un ejército profesional de academia dirigido desde el Gobierno nacionalista por Chiang Kaishek con los necesarios apoyos de los países imperialistas presentes en todo el territorio chino. Es decir, ello significa que el sector sociológico que se representaba lo nacional-urbano, en lo fundamental, no estuviera presente en la zona liberada de Shanxi sino que obligadas circunstancias revolucionarias favorecían más la presencia de lo rural sobre lo urbano en esa etapa del proceso revolucionario.

En ese orden de ideas, el haber objetivado la realidad geo-social china, lo histórico-tradicional de los procesos políticos que se vieron en el transcurso de la Historia de China, como referencia, nos permitimos mencionar a la importante e interesante Rebelión de los Taiping, donde la cultura y el pensamiento tradicional del sector campesino cual podríamos calificar de confuciano-nacionalista-revolucionario y anti-extranjero, le permitieron a Mao y al partido poder definir el carácter fundamental del proceso revolucionario socialista en China. Es decir, objetivaron al propio proceso revolucionario socialista, nacionalista e histórico.

En ese orden de ideas, a título de comparación, Rómulo Betancourt, en su proceso formativo hacia ejercer el Poder más que el Gobierno, previamente, al triunfo de 1958, recorrió el país, Venezuela, en tres diferente oportunidades que lo llevaron a proponer e impulsar, durante su gobierno de la Cuarta República, la Ley de la Reforma Agraria (Carrero y Fuenmayor). Uno de las variables en importancia, en debilidad y fortaleza, durante el proceso militar de los años 60, sería el sector rural venezolano. La Historia.

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 392 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a267217.htmlCd0NV CAC = Y co = US