El bolívar oro podría ser la solución. Peor es no actuar

"La revolución, nuestra Revolución, necesita de confianza en una palabra dada, en una palabra empeñada, como dice nuestro pueblo en las calles, en una palabra dicha. Y tiene que ir convenciendo y demostrando al mismo tiempo. Convenciendo y demostrando, obras son amores. Solución de los problemas cotidianos de nuestro pueblo, es tarea suprema de nuestra Revolución,"

Palabras del Comandante Hugo Chávez el 11 de Enero de 2008

En Sesión Solemne de la Asamblea Nacional

Recientemente un grupo de valiosos camaradas elaboraron un documento que fue entregado al Presidente Nicolás Maduro, en respuesta a la solicitud de éste de Propuestas para enfrentar la grave crisis que vive el país y que él ofreció resolver en esta nueva etapa de gobierno. Desconozco el texto íntegro del documento y parcialmente supe del mismo, a través del programa "La Hojilla", donde la Economista y Profesora Universitaria, Dra. Pascualina Curcio hizo explicación de los aspectos más relevantes del mismo. Ella y Mario Silva, junto a Julio Escalona, Tony Boza, Valdez, Vladimir Adrianza, Francisco Cedeño, entre otros, suscriben el documento.

Ya el mencionado papel del trabajo ha sido objeto de consideraciones varias. Algunos con planteamientos serios y propuestas alternativas muestran sus diferencias. Otros y otras la descalifican sin mayores fundamentos, con un sarcasmo y ligereza que cualquier comentario sería un desperdicio. La pretendida ridiculez ajena es la suya propia.

En mi opinión, la sola calificación de la práctica, trayectoria y autenticidad de la vida profesional, política y de lucha social, de buena parte de quienes suscriben el documento, merecería una consideración respetuosa de quienes no la comparten. Prestarle atención a sus propuestas y refutarlas con seriedad si es el caso, es lo mínimo que podría exigirse.

Como ya dije. Desconozco la totalidad del documento. Mal podría, entonces, referirme a él en forma integral. Quiero centrar las presentes líneas en el Bolívar Oro. Admito de entrada que no es mi especialidad un tema tan complejo como el monetario. No soy economista, aunque siempre he pensado, como otros, que la economía es tan determinante en la vida de un país, del continente y del mundo, que no puede dejarse ella sólo a los economistas. Me decía un amigo japonés, que no siempre el profesional especialista en una rama del saber es el de mejor desempeño al frente de un proceso industrial relacionado con su especialidad. En lo particular he visto más de un ejemplo práctico que confirma tal aseveración. También en el plano de la confrontación teórica tiene eso validez.

En la compleja y multifactorial crisis por la que vive nuestro país, hay un aspecto que está presente en todas las manifestaciones de ella. Como gusta decir a muchos analistas, transversaliza todas sus expresiones. Pareciera ser el nodo o nudo gordiano de todas ellas. Me estoy refiriendo al efecto perverso del dólar paralelo en la artificial o, mejor dicho , inducida debilidad de nuestra moneda. Nuestro bolívar no vale nada, dice la gente. Y en efecto, ante el exponencial alza de precios, el poder adquisitivo de todos se reduce a su mínima expresión.

Veamos algunos aspectos que son severamente afectados por esta criminal manipulación. El principal de ellos es, por supuesto, el aumento diario, desproporcionado e irracional de los alimentos y de todos los productos que forman la llamada cesta básica y también de los que no formando parte de ella son de consumo obligado de una familia que aspire a un mediano "buen vivir". El contrabando de extracción tiene su origen en la manipulación de la paridad cambiaria que se hace a través de Dólar Today y otras páginas web, cuyo principal fin es desestabilizar nuestra economía. ¡Y vaya sí lo han logrado! . La escasez de efectivo y el "atraco" con los puntos de venta son consecuencia también del mismo. La escasez y alto precio de los medicamentos, tienen una decisiva influencia en el agravamiento de la crisis en el Sector Salud y ha sido causante de no pocas muertes. El alza de repuestos, cauchos y otros insumos son un factor determinante en la agudización del servicio de transporte público, y por demás es sabido que el dólar paralelo es el referencial que comerciantes del ramo esgrimen como causa de esos aumentos diarios desmedidos. Pudiéramos seguir enumerando y seguramente el que esto lee, ya tiene en mente algunos otros que le ha tocado vivir en esta cotidianidad asfixiante. Puede intentar cualquiera hacer un ejercicio de las cosas que hoy le son privativas o ha tenido que disminuir su uso o consumo y que "ayer" nomás podía adquirirlas. Si jugáramos con el tiempo en un período alrededor del año podríamos encontrarnos con panoramas desoladores que invitan a un "no sé qué" . Un economista amigo, Andrés Giusepe, escribió en este portal y hace una comparación interesante a precios de enero de 2017. Los invito a leerlo, si no lo han hecho. https://www.aporrea.org/economia/a264860.html .

Esto del Bolívar Oro no es un tema o planteamiento nuevo. Pueden hurgar en este portal y desde mucho antes este tema ha sido abordado en forma directa o indirecta, explícita e implícitamente. Incluso el Comandante Chávez, en vida física, hizo referencia al Petro Oro. Pero quién más insistió en este tema y dedicó decenas de artículos a argumentar la conveniencia de implantar el Bolívar Oro, fue el compatriota JAIRO LAROTTA, prematuramente fallecido en abril de este año. Jairo Larotta era Ingeniero Civil, pero sin dudas, un estudioso de los asuntos económicos, finacieros y monetarios. Ello se desprende de sus artículos, conferencias, foros, etc relacionados con esos temas. Incluso, ya en el 2011, cuando aún el tema de la inflación, escasez y especulación no alcanzaba ni remotamente los niveles alcanzados hoy, ya alertaba sobre la debilidad de nuestro signo monetario y hacía propuestas al respecto https://www.aporrea.org/actualidad/a121796.html.

Muy pocos, hasta donde he investigado, se refirieron al tema antes de fallecer Larotta. Hubo honrosas excepciones, entre ellos el camarada Sant Roz, quien incluso aportó en su escrito detalles de cómo podría hacerse la implantación del Bolívar Oro. Considero que el uso del Patrón Oro para darle fortaleza a nuestro debilitado bolívar debe seriamente ser tomado en cuenta. Hoy, ya no es la solitaria voz de Jairo Larotta quien aboga por el fortalecimiento de nuestra debilitada moneda, a través de su respaldo en nuestras reservas de oro. Además de quienes suscriben el documento referido al inicio de este escrito, otras opiniones se han sumado al respaldo de esta medida. Economistas y no economistas. Académicos y personas con la experiencia práctica en ejercicio de la Gerencia Pública y Privada. Constituyentes y No Constituyentes. Militantes de Partidos y No Militantes. Pero, eso sí, todos ellos animados por la sana intención de que el país supere esta desesperante situación y se encamine en un proceso de gradual y sostenida recuperación de nuestra maltrecha economía.

Si nuestras certificadas reservas petroleras sirvieron de respaldo y apalancamiento del Petro, para intentar sortear el Bloqueo Financiero Internacional, ¿Por qué? Pregunto ¿Por qué nuestras reservas certificadas de oro, no han de servir para respaldar un Bolívar sólido, verdaderamente Fuerte y Soberano, que no dependa nunca más del Dólar Estadounidense?. El derrumbe del dólar como moneda de intercambio internacional es una "muerte anunciada" por expertos internacionales de distintas ideologías. Algunos lo predicen muy cerca, otros no tanto, pero ninguno de ellos afirma que esté muy lejos. El déficit fiscal y el endeudamiento creciente del imperio norteño son una realidad que apuntan inexorablemente en esa dirección. No es, por tanto, algo que se va dar por generación espontánea. Sus propias leyes económicas, las del capitalismo, hacen el trabajo silencioso. Ellos tienen en su seno el "chacumbele" enterrador. Pero no sólo eso, China y Rusia y otros países, pero principalmente ellos dos hacen su trabajo de catalizador positivo acelerando esa reacción o, mejor sea dicho, ese entierro.

Son pocos los que se oponen a este planteamiento, por lo demás complejo y de cuidado. Ellos también deben ser escuchados. Entre las opiniones adversas que he leído se dice que esta sería una medida de corte "neoliberal" sin abundar en mayor fundamentación y que produciría un efecto de "shock" en nuestra economía. ¿Será posible imaginar un "shock" más devastador que el que estamos viviendo?. Otros argumentan que esta medida sería insostenible en el tiempo, ya que ante un eventual crecimiento de nuestra economía, la demanda de circulante monetario requeriría un creciente respaldo en oro "imposible" de satisfacer. En mi modesta opinión y ya expresada limitación de saberes en la materia, considero que tienen mayor peso las argumentaciones a favor de la implantación del Bolívar Oro. Que dicha materia, por su complejidad, debe ser tratada con extremada rigurosidad. Sin dudas. Que esta medida debe ser acompañada de otras decisiones que las complementen y contribuyan a potenciar el maltrecho aparato productivo. Que debemos atender con urgencia la delicada situación operativa y financiera de PDVSA, como nuestra principal industria y mayor generadora de divisas. También. Son muchos, pues, los aspectos a ser considerados y las acciones a tomar. PARA ESO SE ES GOBIERNO. PARA ACTUAR. Y, YA LO HE DICHO, Y LO DICE LA GENTE, EL TIEMPO APREMIA. CADA MINUTO, CADA HORA Y CADA DIA QUE PASAN SIN ACTUAR SON DE PELIGRO IMPREDECIBLE.

Somos reiterativos en señalar, que el pueblo clama en la calle, solución a sus problemas, en particular el más sentido de ellos. Esa especulación criminal que impunemente no es restregada en el rostro y otras partes innombrables, no puede ser atacada con paliativos, que si bien necesarios, no atacan el problema de fondo. Como decía una hermana, chavista ella, al pedirle su opinión sobre los últimos aumentos: "más de lo mismo, no soluciona nada". Y una ama de casa, cristiana evangélica, que por molestia nos negó el voto en esta oportunidad, dijo molesta: "a mí que no me aumenten nada, que paren los aumentos de precios". Es esa la realidad, apreciados camaradas. No basta que lo reconozcamos. El pueblo bastante paciencia ha tenido y nadie sabe hasta cuándo aguanta. Sólo Dios sabe.

Y DIJO EL LIBERTADOR E INMORTAL SIMON BOLIVAR: •Me vería como un hombre indigno, si fuere capaz de asegurar lo que no estoy cierto de cumplir. (Carta a su tío Juan Ribas, 8 de octubre de 1812)

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1411 veces.



Hugo Márquez

Ingeniero Electricista (UNIVERSIDAD DE ORIENTE),Especialización en Gerencia Pública, Diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Anzoátegui (20062011)

 huramar1@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Márquez

Hugo Márquez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ideologia/a265339.htmlCd0NV CAC = Y co = US