El “desenroque” no se vale, esta pifia es una mala señal

A Tarek El Aissami se lo “asciende” a ministro de industria y producción nacional por sus méritos en “la lucha contra la guerra económica”, ¡Uyyy!  Si Maduro deja a El Aisami y a Delcy Rodríguez en el gobierno está confirmando todo lo que hasta ahora ha hecho, es decir, hacer el parapeto. ¿Qué tendrá (o qué sabrá) El Aissami que no sale del gobierno? Tiene “algo”, un “no sé qué” que lo ata a Maduro, que no se le nota en su cara y en  “obra” de gobierno (de eso sí estamos seguros),.

El presidente anunció varios cambios para bien de los sectores más críticos del país. Como es el de la Mujer (quizás están pariendo sin control, o no las están explotando lo suficiente, porque necesitamos muchas divisas convertibles); ¡Turismo!: no estaba produciendo suficientes dólares; de Ecosocialismo (si no fuera porque este cargo es una especie de muñeco, substituto del presidente, seguiríamos con el sarcasmo); de agricultura urbana: la producción de zanahorias y cebollín no  alcanzan aún, la de papas se quedó corta, como para que produzcan las divisas que nos hacen falta; y de comercio exterior ¡Por fin, alguien se dio cuenta que el ministro anterior no servía! ¡”Nosotros súper produciendo computadoras, mármol, camarones, Cucuy,  y teléfonos celulares, como locos, y nada que pudimos invadir los mercados del mundo”!, por supuesto, había que cambiarlo…  

A Maduro se le deshizo el cerebro pensando cómo hacer estos cambios fundamentales, porque, luego de pensarlo bien, dolor de cabeza incluido, entendió que en los demás aspectos andamos bien. Por ejemplo, en educación (fíjense, en Venezuela no hay deserción escolar), salud (para qué hablar de lo que está a la vista), energía y petróleo: Manuel Quevedo desarmó a PDVSA, ahora le sobraron tornillos y la máquina no anda, pero ¡ya habrá tiempo para que arranque!; banco central (¡Tenemos nuevo cono monetario!); y finanzas (Este… ¡Bueno, tenemos un ministerio de finanzas! ¿Qué más quieren?), “si aquí todo marcha a la perfección”…

Pero, ¡qué carajo!, los nombres no importan, lo importante son los planes maravillosos del gobierno: el Plan de la Patria (el falso o el número II, cualquiera de los dos). ¿Qué importa que El Aissami esté dando vuelta por todos los ministerios?, después que Aristóbulo y Jaua lo hicieron primero ¿Qué importa uno más?...  Y siguiendo con esta lógica,  puso en la vicepresidencia ejecutiva a Delcy Rodríguez, que no es que ella ande de cargo en cargo, como una utility,  más bien los acumula (solo le falta presidenta del Tribunal Supremo y la presidencia de la república.), como una verdadera Wonder Woman.

Para ser serio, no creo que estos “cambios” ameriten un comentario serio. Estos anuncios son síntoma de descomposición; pareciera que en el gobierno estuvieran entregando el autobús. Pareciera que no les importara nada, como la famosa orquesta del Titanic.  Pero antes se van a llevar al país por el medio.

¿Cuánto puede soportar el país en general y la población pobre para que las exportaciones generen divisas convertibles (estamos cerca del “salto mágico” dice el presidente, pero del salto al vacío) y volvamos a ser, por lo menos, los mismos pobres pendejos con mentalidad de nuevo ricos de antes; cuanto tiempo debe pasar para que se estabilicen los precios, se calmen los codiciosos y los ladrones, para que los aprovechadores de lo público trabajen con eficiencia y sin robar, hasta dónde puede llegar la pobreza, la miseria y la muerte…, antes de que se puedan estabilizar los precios y arranquen los 15 motores de la Venezuela Potencia?.

 “Con el poderoso ministerio de pesca y acuicultura, creado en el 2016, hoy (2018) podemos dar un gran salto”, dice Maduro, con toda la desvergüenza de Jaua cuando dice que no hay deserción escolar ¿Por qué no dio ese paso antes? ¿Qué hizo el gobierno en esos dos años con ese ministerio, con esos dólares? ¿Dónde están las inversiones?... La impunidad: cuando se es dueño y señor del poder nunca se es culpable… De dónde sacaría Nicolás Maduro que El Aissami o Delcy Rodríguez han hecho las cosas bien?  ¿Cuáles son las razones secretas por las cuales conserva a Manuel Quevedo y el directorio de PDVSA en sus cargos?, porque es evidente que el general no sabe lo que está haciendo. Lo mismo se aplica a Lobo en el Banco Central… en conjunto son los reyes de la improvisación y la irresponsabilidad ¿Qué se trae este gobierno, que no lo podemos ver claro? No somos expertos en petróleo o en economía, pero sí somos medio psicólogos de ver a tanta gente mintiendo y disimulando tantas veces.

Pensemos en los destinos. Cuando se agote el gobierno y caiga por su terquedad ¿Hacia dónde irá cada uno? Por ejemplo, ¿hacia dónde irá Elías Jaua? ¿A la universidad? ¿A enseñar qué? ¿A la calle… a decir qué?; Nicolás Maduro ¿A dónde irá? ¿A qué país? ¿Quién va a cargar con su soberbia pero sin la envestidura de presidente y sin los edecanes y guardias de seguridad? Seguro que lo ha pensado alguna vez. Y si no, debería pensarlo en serio. Es distinto tener el poder para ser un necio malcriado y estar rodeado de aduladores y subalternos a ser el “estudiante brillante” que dicen que fue, o ser un “mano cualquiera” como dice Héctor Lavoe.

¿A dónde vamos a parar todos luego de esta claudicación vestida como de novia? Los chavistas, los que ahora somos críticos del gobierno desde nuestra humilde condición, los dirigentes políticos que no comen con dólares y chicas prepagos, exiliados y atrincherados, debemos reaccionar, en el congreso del PSUV, dentro de los distintas organizaciones y partidos socialistas; debemos comenzar a liderar la gran resistencia anti fascista o el gran estallido social que se avecina, el cual, en este país puede ser impredecible pero cierto; hay que hacerlo antes de que sea demasiado tarde y sea manipulado por la derecha “espiritual”, en contra de los más desvalidos, como aquel febrero de 89, cuando hasta la izquierda más come flor y pacífica, pero clase media pequeñoburguesa, se cuadró con las medidas represivas de Carlos Andrés Pérez. Hay que evitar que estos pendejos confundan a la población y nos entreguen en bandeja de plata, sin querer queriendo, a nuestros verdugos. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1204 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a264976.htmlCd0NV CAC = Y co = US