El mayo venezolano

el 20 de mayo se decide el destino de Venezuela

para los próximos 30 años"

Nicolás Maduro. Guarenas, 5 de mayo del 2018

Sin perder ripio, lo dicho por el presidente Maduro en los días culminantes de su campaña releccionista a perpetuidad, es para preocuparnos y estar alertas. Preocuparnos por lo ingenuo y pendenciero a sabiendas que el mundo se le vino encima. Venezuela no es Cuba ni nada que se le parezca. Ni sus aliados están en condiciones de mantenerle el flotador a su régimen que desde hace mucho agonizó y se hundió en la corrupción y la desfachatez, ya veremos a sus altos panas del Alba y de Petrocaribe retirarle progresivamente el apoyo y abandonarlo a su mejor suerte, como ya ha venido ocurriendo. O estar alertas por la dramática situación del país sin comida, sin medicinas, sin insumos agrícolas, sin chequera viajera y con acreencias por cancelar en lo inmediato y no precisamente en petros; además de un pueblo en aparente calma pero en latente rebeldía que seguramente antes del 20M redefinirá el derrotero del país y no precisamente como lo proclama el presidente, entre: "…si queremos ser patria o colonia de los gringos (...) prosperidad o guerra económica, paz o guarimba", ya desde los tiempos de Chávez somos una colonia repartida entre los chinos, rusos y cubanos, sin bienestar ni paz duradera; por eso antes del 20M se inscribirá con letras sagradas un nuevo hito en la historia política venezolana. Es ahora o nunca y en eso tiene razón el presidente Maduro, pues democráticamente tiene sus días contados con la decisión del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio que acordó su antejuicio de méritos, separación del cargo y ostracismo a pesar que ni la ANC legalmente electa por el pueblo ni los dirigentes de la MUD se pronuncian a favor de la medida. Maduro no es CAP II quien prefirió su muerte política al bienestar del país. Maduro es un ignorante que sin poder y al sentirse acorralado puede convertirse en un carnicero sin volante, ni metro y con pocos petros.

Mayo tradicionalmente ha sido "…el mes de las flores por excelencia" según don Tulio Febres Cordero, el de las madres y de la libertad como lo fue en 1813, ahora es el mes decisorio del futuro del país y de la esperanza de los venezolanos. Sin lugar a dudas, ¿El mayo venezolano reeditará al mayo francés en su cincuentenario?, en 1968 la consigna fue política y cultural con una huelga general a lo largo de toda Francia, que desestabilizó al país económicamente y obligó al presidente Charles de Gaulle a convocar elecciones parlamentarias y su posterior dimisión al año siguiente. En 2018 el lema es la salida de Maduro sin treguas, la escogencia de un gobierno de transición y la convocatoria inmediata a unas elecciones generales, el presidente Maduro no va a salir con votos ni mucho menos va a renunciar, saldrá a patadas del mismo pueblo que aclamó a Chávez y en su momento lo apoyo en su locura de imponerlo de sucesor. Como nota curiosa ya esto ocurrió en dos años terminados en 8, en 1848 cuando el presidente Páez fue expulsado del país y a su paso por Puerto Cabello la gente de tiraba excrementos y orina, ni siquiera su esposa lo quiso acompañar en su exilio y en 1908 cuando los mismos que lo entronizaron después empujaban a Cipriano Castro rumbo a la Guaira y a su destierro, para luego felicitar a su compadre, ahora la historia seguramente se repetirá por tercera vez y quizás sean sus mismos incondicionales y hasta su padrino preferido quienes lo abandonen con tal de salvar el pellejo.

En Venezuela ya no existe el menor espacio para el dialogo, el presidente Maduro se va o lo vamos, aunque es muy probable que primero decida vivir su exilio dorado en Cuba, Nicaragua, China o Rusia malgastando el dinero expoliado a los venezonalos, sin tan siquiera Cilia que lo consuele al igual que lo hizo Doña Dominga Ortiz con Páez, aunque esta si tenía sus razones, o declararse prófugo de la justicia que más temprano que tarde le dará su dosis de patria por traidor, crímenes de lesa humanidad, narco pendenciero y corrupto de marca mayor.

En Venezuela actualmente ni siquiera está en discusión el tema de votar o no votar, la gente lo que quiere es botar, con b alta, a Maduro y punto, acabar de una vez por todas con esta pesadilla de socialismo sin siglo, considero que lo último que le conviene al país es la elección del 20M convalidada por Falsón y las viudas de la política que lo secundan.

El 21 de mayo se impone el renacer de una nueva Venezuela con Maduro tomando las de Villadiego con volante en mano y el casco que usaba como reposero del metro, porque lo que le viene no son precisamente las flores de mayo.

 

nesabad@hotmail.com

@nesabad



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2367 veces.



Néstor Abad Sánchez


Visite el perfil de Néstor Abad Sanchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: