Urracas, gobiernan a Caracas y Buenos Aires

Hay que aprender a sobrevivir, ante las circunstancias. Desde el veterano de guerra hasta el proveedor de servicios, tienen que comprender que, estamos expuestos a la muerte y las agonías, debemos apartarlas de nuestra conciencia y avanzar, debe ser nuestro único interés ante los pormenores de la actual situación política. He aprendido, quitarme los sufrimientos de encima y no ser muy sensible, es el momento de tomar decisiones.

El asunto, es de ideología, no de actitudes. Ante la militancia política.

Latinoamérica, esta siendo sacudida por una serie de actos que nos lleva a una corrupción latente. Así que, debemos llenarnos de patriotismo democrático y aprender a combatir, primeramente, con los cuerpos policiales, gendarmería y Bachaquero, Es que, deseamos, es menester    asumir cuotas de responsabilidad en la provincia, donde tienes registrados, tu documentación legal.

Debemos, estar unidos ante las emergencias públicas.   Y buscar la manera de arbitrar de una manera concisa, el problema inflacionismo que rigüe nuestro continente y apelar a la Carta Magna,

Suramérica. Es militarista y sus presidentes, ignorantes a las teorías filosóficas se abrazan al neofascismo para crear incertidumbre a la población civil, al lado de una gendarmería criminal, Por eso, no hay que sufragar a dedo. Necesitamos consultas al sistema electoral para su reformulación, son reformas que no pueden trazarse para el otro año, hay que arbitrar una Carta Magna oficiosa, donde, nuestros vecinos tengan la autoridad de conectarse al nuevo mundo geopolítico y presentar proyectos viables para sus urbanismos.

Así que debemos ir a un encaje medular para reflejar un verdadero federalismo y, no tolerar a los traidores, que deseen pensar lo contrario a los beneficios del pueblo, lo fundamental es aspirar a la igualdad latinoamericana.

Los jubilados y los recortes, llaman la atención del mundo de hoy, como hacer con las pensiones del futuro, cuando se desbarata el dinero en tanta regaladora, sin ningún beneficio al Estado,

Los gastos en defensa y vejez es solo un botón de nuestra problemática actual y los simuladores destacan grandes deficiencias.

En Defensa, ya vimos, la resultante en el caso del submarino, todo resulto en una falsedad y hay mucha información oculta y siniestra, los muertos no hablan, más si es la capa memorística de Las Malvinas, Mauricio Macri, se presta a cualquier juego atroz.

Lo cierto, es que se debe cambiar patrones y darle un parado a la banca por parte del Estado., concienciar el resguardo del país y lo del ser anciano, es para un análisis de alcance mayor.

El Estado Venezolano, por ineficiente somete a la población a un temporal de experiencias negativas que ya lucen a enfermedades patológicas y los momentos de alegría son muy cortos y representan un buen caudal de dinero. La gente, prefiere usar dinero real que el plástico, porque su capacidad es muy abstracta y dependen de robot. La tarjeta de débito se sitúa en un lugar intermedio y con la de crédito gastamos, de nuevo, con más alegría. Por eso también el efectivo disminuye las compras compulsivas.

Una sociedad sin efectivo sin duda presenta ventajas: habrá menos economía sumergida. Pero si gastamos de forma menos reflexiva, ya no hablamos de meros comportamientos del consumidor, sino de nuestra relación con el dinero y nuestra seguridad económica. Se trata de asuntos persuasivos y la banca en vez de estar sola, cada día, dichas colas se alargan porque crean inseguridad económica.

Los comunistas y la derecha, quieren tomarse Latinoamérica para sí. La nostalgia se pasea por sus calles entre una ciudad moderna, donde conviven todas las manifestaciones de un mundo en transformación y un mundo para anarquistas y militares.

.Una ciudad donde conviven todas las manifestaciones del arte, la música, el teatro, donde la prostitución se confunde con  libertad sexual  y, una ciudad de lujo y miseria; todos comparten horas de cabaret bailando y bebiendo sin parar  -porque en Buenos Aires y Caracas todo es posible- , pero por la mañana unos marchan a confortables casas burguesas y  otras a insalubres agujeros donde viven hacinadas familias enteras : abuelos, padres, hijos y nietos. Y durante el día, en la calle, se mezclan la represión policial de las manifestaciones de obreros y los trapicheos -muchos de cuello blanco- de todo tipo de mafia y corrupción económica o sexual.

O un presidente Macri que esconde sus verdades en su compromiso con los británicos y judíos o una Caracas, que desea soñarse con La Habana, pero, sin principios éticos, ambas capitales regidas por gobernantes corruptos que deforman el sistema electoral.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 415 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a255957.htmlCd0NV CAC = Y co = US