Volver a Chávez es hablar con la verdad y decir: esto no es socialismo

El plan de la patria fue falsificado, hay que decirlo siempre para no olvidarlo. Chávez legó a Maduro el socialismo, también hay que decirlo, para no olvidarlo. La “guerra económica” es una excusa para no hacer los cambios en la propiedad de los medios de producción, también hay que decirlo para no olvidarlo ¿Por qué se sigue financiando la llamada “guerra económica” desde el gobierno? ¿Por qué no terminan de arrancar los motores productivos? Porque detrás están los mismos estafadores disfrazados de “empresarios honestos”, no lo olvidemos. ¿Por qué tantos controles para los “empresarios honestos”, si son honestos? Porque son honestos pero dentro de la lógica del capitalismo, pero frente a la sociedad son unos bandidos. Siempre consiguen violar los controles y la ley porque en el capitalismo gobierna el dinero, no los controles ni la ley, y nuestro sistema cada vez es más capitalista y nuestra sociedad, cada vez es más pequeñoburguesa, individualista y aspirante, el caldo de cultivo para el primero.

¿Por qué se habla de socialismo estimulando a la empresa privada en la conciencia de los llamados “emprendedores”, instalando en la conciencia el egoísmo? ¿Por qué no dicen que esto no es socialismo, para bien del socialismo y de toda la sociedad? Esto nos lo deben, por haber torcido el rumbo al socialismo... Hay una idea base para la construcción del socialismo, y esta es que no se puede construir el socialismo con capitalismo, con “las armas melladas del capitalismo” como diría el Che. No se puede sembrar socialismo con “emprendedores” en la conciencia, construir la base económica del socialismo con intereses privados, con la empresa privada, con exportadores roba dólares, con importadores y mercachifles especuladores que también roban dólares.

El peor daño no es implantar un modelo capitalista socialdemócrata, es engañar a la población chavista diciéndoles que esta es una revolución socialista; hacer promesas y no cumplirlas, por no poder o por no querer, para luego culpar a la “Guerra económica”, que ellos financian con la excusa de desarrollar las fuerzas productivas, asociándose con pequeños y medianos “empresarios honestos” que luego deben ser controlados mediante “seguimientos”, “regulaciones”, “normativas”, que más adelante tienen que ser “flexibilizadas”, para poder captar inversionistas, o para repatriar los capitales que los mismo “empresario honestos” se robaron, y que luego se volverán a robar, porque lo primero para el “capitalismo honesto” es la ganancia, a pesar de tener las mejores intenciones.

Se ha dicho hasta la saciedad que la inflación es un fenómeno, más que objetivo, subjetivo. Se da sobre las expectativas de la ganancia, de los precios, y los niveles de consumo; y además que es un fenómeno propiamente capitalista, asociado al consumismo, a las necesidades creadas, a la publicidad, a la competencia, al libre mercado, y a la indiferencia y el desprecio por la suerte de los que no tienen nada ¿Por qué estimular el mercado, liberando los precios, estimulando las agallas del capitalismo, y a la vez estimulando el consumismo clase media dentro de toda la población y el “fetiche” de la mercancía, cultivando una violencia social donde todos somos víctimas y victimarios? ¿Dónde está el socialismo en todo esto?

La inflación, la especulación, la trampa del Dólar today, la escasez, la técnica del acaparamiento para producirla, el contrabando, botar los alimentos para controlar los precios, todos son variantes del mismo carácter capitalista que busaca en los recovecos la máxima ganancia. Lo único capaz de detener esta anarquía es el socialismo verdadero, la conciencia del deber social, comenzar a luchar en contra de la fragmentación de la sociedad y del individualismo mezquino, pero también en contra de los valores del lujo, del estatus social pequeñoburgués, de la estratificación de la sociedad, de los privilegios; en contra de la explotación del trabajo humano, del “empleo” a cambio de una vida y cuatro luchas; hay que rescatar el concepto del trabajo creador y hacer del trabajo social un esfuerzo colectivo puesto al servicio de la sociedad, generando más riqueza espiritual que material, salud, educación, tiempo libre, gente saludable mental y físicamente. Frenar al capitalismo es detener la destrucción de la naturaleza.

Tenemos la obligación de recordarles a la gente y al gobierno que el enemigo a vencer es el sistema capitalista y el espíritu pequeñoburgués que lo impulsa, ahora que el gobierno quiere olvidarlo en su absurda mixtura de capitalismo (en lo económico) con eso que llama Maduro “socialismo en lo social”.

Volver a Chávez es poner cada cosa en su lugar. Si el socialismo es un ideal realizable e intentamos probar ese camino, que sea ese y no otro el camino. Para esto debe haber convicciones fuertes. Pero si no las hay, también debemos, por la salud mental de toda la sociedad, confesar que tomamos otro camino distinto, por ejemplo, el de la socialdemocracia, la cual es suplementaria del capitalismo (el cual es uno solo).

Ahora el presidente, en vez de aclarar el panorama poniendo cada cosa en su lugar, insiste en confundir a la gente con sus trampas lingüísticas habla de la “paz económica”. Bueno, dirá Maduro que, si existe una “Guerra económica” existe una “paz económica”, esa suele ser su lógica, la lógica de los antónimos. Sin embargo en el capitalismo solo existe una perenne “guerra económica”, “guerra social”, una guerra perpetua y “redundante”; si hay algo inexistente en el capitalismo es la Paz. En el capitalismo hierven las contradicciones como la lava en los volcanes, en el capitalismo jamás hay ni habrá paz. Esa “paz económica” es solo el deseo vano del presidente de ablandar el frío corazón de una lógica, de una definición, del Capitalismo, el mayor de todos los mecanismos de destrucción, el cual corazón, si lo tuviera, sería como un hielo cósmico, imposible de derretir y de alcanzar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 649 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a252000.htmlCd0NV CAC = Y co = US