¿Elecciones ya?

Pareciera y así lo interpretamos, al igual que el presidente Nicolás Maduro, que las condiciones objetivas y subjetivas, para que el chavismo gane las venideras elecciones regionales de gobernadores y diputados legislativos, pudieran mejorar cada día que pasa; situación muy diferente cuando perdió la Asamblea Nacional el 6-D de 2015. Recordemos que en esa oportunidad, la oposición no creció en votación; sólo el chavismo duro acudió y el chavismo simpatizante se abstuvo, molesto al no tener respuesta a la grave situación económica que le embargaba. Veamos que pasa ahora:

  1. La oposición se encuentra totalmente disminuida, producto de la derrota infringida por el presidente Maduro; actuando el primer mandatario en forma legal, judicial y contundente, junto a los cuerpos de seguridad bajo su mando y los poderes ciudadano y judicial.

  2. La movilización convocada por el chavismo este 19-A, alcanzó dimensiones semejantes a las enormes multitudes que en varias ocasiones reunió el comandante eterno Hugo Chávez; mientras la movilización convocada por la MUD con toda su fuerza, representó su muerte política anunciada, al acudir una masa poco significativa de escuálidos que ya ni la sigue. Lo mismo ha ocurrido con anterioridad, en otras ciudades del país.

  3. Las encuestas que refiere el presidente Maduro en su discurso de la Av. Bolívar, muestran actualmente un 35 % de aceptación partidista al PSUV + Polo Patriótico y un 29 % a los que conforman la MUD, disminuyendo significativamente el sector ni-ni (Hinterlaces); mientras un 53,2 % valora positivamente al presidente Maduro (International Consulting Services).

  4. Los CLAP están dando la batalla económica, alcanzando varios millones de hogares que reciben la bolsa de alimentación; próximos a recibir la maternal, la de medicinas, la de artículos de limpieza y la de proteínas. Bolsa que por ahora mitiga de alguna manera, la escasez de algunos productos alimenticios de primera necesidad.

  5. La importación de diversos rubros se incrementa, debido a la disponibilidad de mayor número de divisas y mayor ingreso fiscal al obtener cifras record en la recaudación de impuestos; y por ende, una baja en el nivel de escasez de todos los productos.

  6. Un clima benigno que favorece la cosecha de millones de hectáreas sembradas de maíz, arroz y yuca, entre otros rubros, resultado del Plan de Cultivo Zamora 200 y el ciclo de invierno pasado; a lo cual se suma el buen arranque del Plan de Siembra y Cosecha Venezuela Cultiva 2017.

Sin embargo, todavía el pueblo venezolano sufre los efectos de una inflación inducida por la especulación y la usura, viendo disminuido su poder adquisitivo; a lo que se agrega, la aún escasez de ciertos alimentos de primera necesidad y medicinas. Por lo cual, me parece que las condiciones ya mencionadas sólo mejorarán si los CLAP alcanzaran a la brevedad, cubrir la demanda de alimentos en mayor número de hogares y su distribución fuera más efectiva, continua y constante. Haciendo realidad en lo inmediato, la dotación de medicinas y demás rubros.

Sólo así podemos hablar de un chavismo ganando la mayoría de las gobernaciones, en las próximas elecciones regionales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 795 veces.




Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor