El Nuevo pensamiento Económico está en los Planes de Desarrollo

La modificación de la estructura socio-territorial de Venezuela persigue la articulación interna del modelo productivo, a través de un desarrollo territorial desconcentrado, definido por ejes integradores, regiones-programa, un sistema de ciudades interconectadas y un ambiente sustentable.

Plan de Desarrollo "Simón Bolívar", Primer Plan Socialista – Nueva Geopolítica Nacional-

 

Urge repensar la política económica, necesitamos reimpulsar la producción y el rediseño de la distribución y la comercialización para abatir la inflación, el fenómeno especulativo y por ende la grave escasez alimentaria. Son, entre otras, las reflexiones, a veces empíricas, que en voz alta (en charlas, tertulias y aulas de clase reflexionamos a nuestros educandos) hacemos quienes consideramos, eso sí, de muy buena fe, sobre cuál es el rumbo a tomar para salir de esta grave situación económica, que sin duda es crítica y para lo cual la sinceración económica es vital.

Esta inquietud en mi es vieja; me la reforzó con mucha mejor claridad Raúl Pacheco en enero de 2006, para entonces Viceministro de Planificación Regional, quien exponía en un seminario sobre el Plan de Desarrollo 2001-2007 (los Cinco Equilibrios) y la articulación de los planes de desarrollo social y económico de la nación (tema efectivamente contenido, en una fase superior, en el Plan Simón Bolívar (2007-2013).

Creo muy conveniente, sobre el tema de la producción, la soberanía alimentaria y por ende del desarrollo económico repasar rápidamente lo escrito y determinado como leyes de la Republica.

Primer Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación en la Revolución Bolivariana:

"…el cambio estructural de una economía rentista a otra de tipo productivo permitirá mejorar la calidad de vida de la mayoría de los venezolanos, en tanto se consideran los aspectos políticos, territoriales, sociales e internacionales vinculados. Este cambio se logrará a través de un gran impulso a la agricultura, la industria, el comercio, el turismo y la construcción de infraestructura".

"La industrialización constituirá el eje de la diversificación productiva, principalmente por ser portadora de la incorporación y difusión de las nuevas tecnologías y su capacidad para enlazarse con la producción primaria (agricultura y minería) y el área de los servicios (comercio), de manera de integrar cadenas productivas eficientes y competitivas. La diversificación industrial y el impulso de crecimiento que ella desarrolle, pasarán a ser los factores fundamentales de la sostenibilidad fiscal, al producir un incremento significativo de la recaudación tributaria de origen no petrolero."

Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación "Simón Bolívar", Primer Plan Socialista:

"La estructura socio-territorial actual se ancla sobre cargas históricas inerciales, rugosidades estructurales y funcionales que definen el marco de potencialidades y restricciones históricas para los agentes de desarrollo, actores políticos y fuerzas sociales. La modificación de la estructura territorial se inscribe en un horizonte temporal de mediano y largo plazo requiriéndose esfuerzos sostenidos y coherentes de gestión pública, planificación estratégica y movilización de actores políticos y fuerzas sociales con una visión geoestratégica compartida en función de lograr un nuevo sistema económico-productivo, diversificado e integrado, tanto funcionalmente como territorialmente, así como la inclusión social a través de la incorporación de espacios y actividades productivas bajo regímenes de producción social, cooperativos, asociativos y solidarios donde la participación protagónica y corresponsable signe las nuevas relaciones de producción cuyos resultados sean acumulables y favorezcan la modificación de los patrones de asentamiento."

"El Eje Norte Llanero por su potencialidad de articulador socio-territorial endógeno se constituye en una verdadera bisagra estratégica del desarrollo regional contribuyendo a romper la dinámica dependiente y rentista, heredada base de gran parte de las causas que obstaculizaron históricamente el despliegue de nuestras potencialidades para alcanzar mayores niveles de satisfacción y justicia social para los venezolanos".

Plan de la Patria. Segundo Plan Socialista:

"Se debe construir e impulsar el modelo económico productivo eco-socialista, basado en una relación armónica entre el hombre y la naturaleza, que garantice el uso y aprovechamiento racional, óptimo y sostenible de los recursos naturales, respetando los procesos y ciclos de la naturaleza, así como propulsar la transformación del sistema económico, en función de la transición al socialismo bolivariano, trascendiendo el modelo rentista petrolero capitalista hacia el modelo económico productivo socialista, basado en el desarrollo de las fuerzas productivas."

Creo conveniente aderezar estas fabulosas propuestas con lo expresado en la Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular (Gaceta Oficial Nº 6.011 Extraordinario del 21 de diciembre de 2010):

"La presente Ley tiene por objeto, desarrollar y fortalecer el Poder Popular mediante el establecimiento de los principios y normas que sobre la planificación rigen a las ramas del Poder Público y las instancias del Poder Popular, así como la organización y funcionamiento de los órganos encargados de la planificación y coordinación de las políticas públicas, a fin de garantizar un sistema de planificación, que tenga como propósito el empleo de los recursos públicos dirigidos a la consecución, coordinación y armonización de los planes, programas y proyectos para la transformación del país, a través de una justa distribución de la riqueza mediante una planificación estratégica, democrática, participativa y de consulta abierta, para la construcción de la sociedad socialista de justicia y equidad."

Sobre el Sistema Nacional de Planificación Pública y Participativa:

"Entendido como el órgano de Coordinación y articulación de las instancias de planificación participativa de los distintos niveles de gobierno para definir, formular, priorizar, direccionar y armonizar las políticas públicas, en concordancia con lo establecido en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación, de conformidad con la Constitución de la República."

Igualmente, cabe mencionar la Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socio-Productivo de la Patria (Gaceta Oficial Extraordinaria Nº 6.151 de fecha 18 de noviembre del 2014, publicada en el Decreto Nº 1.425 con Rango, Valor y Fuerza de Ley), frente a lo cual reflexionamos en una anterior entrega:

"El Desarrollo Territorial Desconcentrado en su enfoque geoestratégico debe impulsarse con ímpetu para modificar la estructura socio-territorial de Venezuela a través de la identificación practica de sus ejes: el eje Norte-Costero, el eje Orinoco-Apure, el eje Occidental, el eje Oriental y el eje Norte-Llanero, este último constituido como la bisagra estratégica entre los anteriores. Consecuentemente, la prospectiva transformadora en función de un diseño económico en el marco de la Constitución, los planes estratégicos y las leyes que la sustentan, parte de la confección de una política territorial dirigida a disminuir los desequilibrios territoriales, para ello se debe tomar en cuenta: (…)

• El patrón de poblamiento, consolidando y diversificando la actividad económica a lo largo del país en armonía con la vocación específica y ventajas comparativas de cada región, es decir la naturaleza y tipología de cada región partiendo de su tradición cultural.

• La racionalización de los criterios de inversión, distribución y recaudación de recursos públicos, e incentivando la inversión privada.

• La ocupación y consolidación del territorio, debe tener como asidero las áreas del territorio, con vocación y potencialidades naturales, aprovechadas para localizar, de manera sustentable, aquellas actividades productivas, asentamientos humanos e infraestructura física y social, con lo cual se favorece acertadamente la mejora de la calidad de vida de la población y el logro del tan anhelado equilibrio territorial."

Desde mi apreciación personal considero estos aspectos de trascendencia singular para superar los desequilibrios económicos existentes, sin dejar de considerar el grave daño de aquellos factores reaccionarios (nacionales y foráneos que no bajaran la guardia para fortalecer la guerra económica. Que no se pierda en la perspectiva el recuerdo de aquella inmortal y tristemente célebre frase de Kissinger para acertar en la conspiración contra el Presidente Heroico Salvador Allende: "Desestabilizarlo al extremo que la economía chilena aúlle de dolor") que a través de la Guerra Económica conspiran para vulnerar el proceso revolucionario.

Señaló Carlos Marx en 1878: "Si resulta claro que la producción ofrece exteriormente el objeto del consumo, también lo es que el consumo ofrece idealmente el objeto de la producción, como imagen interior, como necesidad, como instinto o como fin"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5867 veces.



Victor Barraez


Visite el perfil de Victor Barraez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: