Insistamos en el Plan de la Patria del Comandante (3-10)

En la presente entrega termino el primer objetivo histórico del Plan de la Patria del comandante eterno Hugo Chávez, concebido para defender, expandir y consolidar la independencia nacional; donde había sugerido aumentar la producción nacional de alimentos, mediante la conformación del Complejo Nacional Socialista Agroindustrial (CONASOAGRO), bajo el control del Estado y el Poder Popular, en coordinación conjunta conducida por el presidente Nicolás Maduro.

Complejo que comprendería diversos proyectos de desarrollo agrario a lo largo y ancho del territorio nacional como bien lo señala el comandante mediante la concreción de algunos objetivos generales con proyectos en diez y seis estados del país; agregando otros en los demás estados.

En cuanto a desarrollar nuestras capacidades científico-tecnológicas que redunden en consolidar la independencia nacional, ello lo considera acertadamente el comandante como un objetivo nacional, donde plantea la creación de la Red Nacional de Parques Tecnológicos (RENAPARTEC) para la aplicación de ciencia, tecnología e innovación en respuesta a la demanda de las necesidades del pueblo.

A lo cual sería muy pertinente promover ciertos mecanismos de articulación entre el CONASOAGRO y la RENAPARTEC a fin de accionar en forma paralela ambos organismos nacionales; de tal manera que el mutuo beneficio potencie lo agroindustrial y lo científico-tecnológico, y así acelerar con mayor fuerza la producción alimentaria. A lo cual sumaría la Red de Instituciones Universitarias y Centros de Investigación (REINUCI) para actualizar permanente los procesos de creación, transferencia y escalamiento agroindustrial; es decir, una triada perfecta (CONASOAGRO-RENAPARTEC-REINUCI) que impulse la soberanía alimentaria, la ciencia y la tecnología y la necesaria transformación universitaria en pro de nuestra plena independencia nacional.

Finalmente en este primer objetivo histórico, el poder defensivo territorial protegerá tal independencia y soberanía nacional, asegurando los recursos y riquezas del país para las futuras generaciones; un atinado objetivo nacional propuesto por el comandante con los siguientes objetivos estratégicos: aumentar la capacidad defensiva, fortalecer la inteligencia y contrainteligencia militar así como la Milicia Nacional Bolivariana, e incrementar y mantener el apresto operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). A lo cual agregaría, como sugerí en la primera entrega, convocar con mayor frecuencia el Consejo de Defensa de la Nación, donde participa la FANB de manera protagónica.

Ahora paso a considerar el segundo gran objetivo histórico, concebido por el comandante para construir el socialismo bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar “la mayor suma de seguridad social, la mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad para nuestro pueblo”.

La transición al socialismo implica para el comandante y así lo define como un objetivo nacional, trascender el modelo rentista petrolero capitalista mediante la transformación del sistema económico en un modelo productivo socialista; impulsando nuevas formas de organización de la producción, con los medios de producción al servicio del pueblo así como un tejido productivo provisto del nuevo metabolismo impulsado por dicha transición.

Es decir, desarrollar un conjunto de relaciones efectuadas constantemente por los medios de producción con el fin de sintetizar esas nuevas formas de organización que permitan concretar lo que llamo el CONASOAGRO; un emergente esquema productivo provisto de políticas de asociación solidaria e intercambio complementario bajo diversas formas de conglomerados para multiplicar su escala o tamaño.

Seguidamente, el comandante propone otro objetivo general: democratizar los medios de producción; con la intervención favorable de la clase trabajadora en sus gobiernos, así lo entiendo. Entonces, como primer paso para transitar al socialismo, resulta esencial nacionalizar los grandes medios estratégicos de producción, especialmente los dedicados a producir alimentos, a su distribución y comercialización; para luego entregar dichos medios a sus trabajadores debidamente organizados y capacitados.

Así se estaría fortaleciendo de manera indubitable, la soberanía alimentaria, la planificación centralizada y el sistema presupuestario para el desarrollo y direccionamiento de las cadenas correspondientes; otro objetivo general propuesto por el comandante para generar ese tejido productivo en materia agroalimentaria, más bien ideado como objetivo estratégico de la Nación, según mi modesta opinión con el CONASOAGRO; lo que se conectaría con la expansión e integración de dichas cadenas productivas, encaminadas a contribuir en la construcción de nuestro socialismo bolivariano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 971 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a239367.htmlCd0NV CAC = Y co = US