Materia y Fidel

Fidel no es eterno, es materia; de la misma materia que está hecha la humanidad para ser libre definitivamente frente al modo de producción capitalista, y su imperialismo.

Fidel probó, al frente del movimiento 26 de Julio, del ejército rebelde y del heroico pueblo cubano, en todo momento a riesgo de perder su vida, que la construcción del socialismo científico "no es una necesidad coyuntural", sino que por el contrario, "es una necesidad histórica" como el mismo lo expresara en uno de sus memorables discursos.

Fidel es un adelantado del comunismo, como sociedad perfecta; libre de todo signo de egoísmo, de sentimientos privatizadores de la vida, y de los valores de la conciencia futura, que nos libera de la explotación de una sociedad por otra.

Es imposible nombrar a Fidel en pasado; su entrañable figura; el relampagueo de su pensamiento vivo, antiimperialista, comunista, es un faro de los pueblos que luchan indeclinablemente por su independencia, su libertad definitiva del modo de producción capitalista.

Como un torbellino de sentimientos encontrados nos vienen a la mente las incomparables cualidades revolucionarias del fundador y conductor de la Revolución cubana; Fidel brillando en la mirada y la palabra dirigida a la clase obrera, padres, madres, soldados, jóvenes y niños de Cuba, y de las regiones más empobrecidas, por el capitalismo, en el mundo, llamando siempre a la lucha por la victoria del socialismo y el comunismo en el mundo.

Ese grado de elevación de la conciencia de clase que Fidel magistralmente supo transmitir a su heroico Pueblo, lleva a Cuba a participar directamente en la lucha por la independencia de los hermanos Pueblos africanos sometidos por el neocolonialismo y el apartheid. En Sudáfrica y Namibia, Zaire, Guinea Bissau, y Angola principalmente. Fidel dirige desde su distante Isla, la última batalla en Cuito Cuanavale; Cuba contribuye decididamente junto al pueblo angolano a la victoria frente al imperialismo.

El internacionalismo proletario, una de las características, más hermosas y extraordinarias del socialismo y el comunismo, ha quedado suficientemente probado por la Revolución Cubana, bajo la conducción de Fidel, como siempre sin pedir nada a cambio; recordamos que en Angola quedó cumplida la palabra de no traerse nada más que los restos de los héroes cubanos caídos en combate por la liberación de ese hermano Pueblo.

A partir del triunfo de la revolución cubana Fidel, junto al Che, llena los espacios de pensamiento donde se concibe la lucha armada como forma efectiva para enfrentar al capitalismo y derrotarlo; pero Fidel no descarta las otras formas que la teoría del marxismo leninismo señalan; entonces se hace maestro de la persuasión; recordamos aquella extensa gira por el territorio chileno para conversar con el pueblo trabajador austral, la necesidad de apuntalar la Unidad popular, y a su líder Salvador Allende, para alcanzar la victoria del socialismo en Chile.

Fidel es el primer martiano de Cuba y el mundo, uno de los más destacados bolivarianos, de ellos extrajo la convicción de luchar siempre en contra del imperialismo "donde quiera que esté" como dijera el Che

Con Fidel recordaremos siempre que el heroísmo es una cualidad indispensable para enfrentar la dictadura y la tiranía de la historia capitalista, con posibilidades de victoria. Ese heroísmo, es el heroísmo de Cuba para no entregar jamás su Revolución, siempre defendida por Fidel, hecho materia en cada uno de los cubanos y en cada una de las cubanas; heroísmo que se replica en América Latina, el Caribe, y en el mundo.

Aprendemos con Fidel, que demás del heroísmo, hay otras armas indispensables para enfrentar al capitalismo: la constancia, la organización, la identidad y la conciencia de clase, el estudio, el dominio y la aplicación del materialismo dialéctico e histórico como ciencia del proletariado en su lucha inclaudicable en contra del modo de producción capitalista para la edificación del socialismo y el comunismo.

Los revolucionarios de hoy, son los que enfrentan a la historia capitalista para derrotarla, y para edificar el socialismo y el comunismo

Fidel, vivo como siempre, está impregnado en cada revolucionario de cualquier parte del orbe, que unidos como clase obrera, lucha por la victoria definitiva del proletariado mundial.

Afirmamos con Fidel: construiremos, como proletariado, nuestra historia socialista, hacia la sociedad comunista



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1012 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a237691.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO