Vigencia de Bolívar

El Arco Minero y el Revocatorio, respetemos La Constitución Bolivariana

Nos encontramos en un mundo histórico, que, busca confrontar argumentos manidos de cualquier interpretación jurídica y evitar explicaciones que resultan antiéticas, ante cualquier explicación purista del conocimiento científico,

Somos en Venezuela, una sociedad en democracia y el pueblo, no puede seguir siendo espectador para darle fuerza a grupos tribales, hasta llegar a la propia filantropía. Las posibilidades de un referéndum revocatorio están dados y, solamente tenemos que ceder hacia las negociaciones y construir al nuevo país que se nos avecina, el cual viene siendo devastado, nadie es superior moralmente de otro, así lo refleja nuestra Constitución Bolivariana. El pueblo y los colectivos bolivarianos tienen que ser optimistas para no llegar al punto de una hecatombe atroz, donde el hambre mire la racionalidad y se sigan afectando los niños en su visión sanitaria.

El temor moderno, viene signado por diversas señales y, el misterio se encuentra encerrado en un contexto histórico que data de pocos años. Solamente la participación del pueblo nos permitirá asumir los contenidos der una doctrina que tiene nombre: Plan de La Patria y el Legado de Hugo Rafael Chávez Frías.

Lo principal es que la comunidad venezolana ha experimentado una lección y un precedente, solo la conciencia está relacionada con una realidad.

Las verdades son difíciles de entender y en Venezuela existen colonias de europeos, que, vinieron con un pensamiento único o común de perpetuarse, pero, sus hijos desean regresar al viejo continente, dejando las maquinarias en las viejas fábricas, como sabiduría técnica. Las consecuencias deben escucharse y debatir con seriedad para asentar una voz crítica en un mundo totalizante que necesita de la homogeneidad para lograr banalizar el mal y sacar de la estructura del gobierno a quienes se odian por sí mismos. Dañaron el Ideario Bolivariano. Son traidores al pensamiento patriótico de Miranda Sebastián Francisco, Antonio José de Sucre, Simón Bolívar y Hugo Rafael Chávez Frías.

Las campañas mediáticas televisivas, vienen asumiendo una posición militarista y de integración discriminatoria a la unidad nacional de los pueblos. Nadie, tiene que ser manipulado y hacer silencio ante preguntas y respuestas. Existe para ello, una agenda económica y académica, A la vez una Constitución Bolivariana refrendada por el pueblo.

Somos extraños a un socialismo que se desea implementar. En las comunidades se fomentan las pandillas y las escuelas no cumplen con su rol, el maestro esta sujeto a los criterios de autoridad dados  por la opinión pública, mientras aumentan las causas de abolición inmediata de su autoridad. La historia, en éstos dos últimos años se desenvuelve frente a éstos hechos, haciendo que la población más vulnerable sufran los embates delictivos y de la gendarmería, que se toma atributos que no son sus competencias y exigen dinero en los puntos de control, no colocando la correspondiente multa por falta a la ley. La población, cada día está más vulnerable.

Para Paulo Freire, estamos de emergencia moral como educativa. Es la regla convivir bajo las leyes. La historia actual de mi patria carece ya de vigencia y, el modelo económico y político se encuentra folclorizado, su colorido dado por mi presidente Chávez ya oscurece sus montes, solamente se vive por una necesidad vital y, solo se vive para pervivir. Lo que acontece en Venezuela, en éste Siglo XXI, no es nada filosófico y académico. Necesitamos un presidente que éste al servicio de una estructura social de poder civil y de acumulación de fuerzas y no desgastados por componentes adversos a la democracia socialista. Es un nuevo protagonismo, donde los indígenas son indispensables para enseñarnos el camino de la naturaleza. Son políticas públicas, pero, estamos pendientes de la circulación de mercancías y nuestra identidad, solo esta protegida en el campo cultural y religioso.

Ojala, que las palabras reflejen un paisaje caluroso de montañas y valles de esos territorios indígenas ancestrales, por eso, debemos evitar el arco minero. Allí conviven quienes explotan y despojan a los indígenas de sus tierras para alimentar sus codicias, crean infraestructuras como empresas para dañar el ecosistema, dándose en poco tiempo, un criterio de arrogantes y poderosos.

Debemos darle una expresión de gratitud a Hugo Chávez Frías, Elisa Osorio, Gonzalo, Elías Jaua, Héctor Navarro, Vanessa Davies y Mario Silva, por recuperar su voz y con coherencia y sabiduría ponernos en armonía con la tierra, garantizando ver el futuro, aún y cuando todo se oscurece por las fuerzas enemigas que, de una manera provocadora nos llevan a ese tiempo de oscuridad real, dos Imperios nos atacan con voracidad y, quieren seguir sometiendo al mundo a una destrucción, como a una codicia insaciable.

La unificación cambiaria es fundamental para acabar con las distorsiones en nuestra economía y avanzar en un solo norte para lograr captar el mercado a un mejor precio unitario en el sistema globalizado.

Las colas son más largas. Las motivaciones dadas por Miguel Pérez Abad fueron absurdas en un camino socialista, los bajos niveles de producción dañaron el mercado y estamos en una encerrona al mismo estilo de Allende y nadie define el tránsito para salir del foso, porque las empresas del Estado lucen improductivas y los militares bajo la dirección de la misma, descapitalizaron sus reservas y ahora, con mayor poder en el Estado a nivel administrativo veremos consecuencias, los civiles están a un lado  del sistema productivo y con bajos salarios que no cumplen las expectativas de la canasta básica.

Heidegger, un filósofo clásico, expresaba su relación con la oscuridad política que:” todo lo que es real o autentico se ve asaltado por el poder aplastante del puro palabreo, que surge irresistiblemente en el ámbito público, determinando cualquier aspecto de la existencia cotidiana, aniquilando y criticando el sentido o el sin sentido de todo lo que puede traer el futuro.

La primera mitad del Siglo XXI para América Latina se levanta ante nuestra mirada múltiple, aterrada, distraída, entretenida y confusa. La Catástrofe, sin duda, está sucediendo ahora mismo y Chávez lo anunció, sí se irrespetaba su programa de lucha social y pública. El país está siendo asaltado desde sus entrañas y nadie se da cuenta que sucede, siguen iconos mediáticos. Los países globalizados preparan su discurso para intervenir en el Sur, algo, no precedente en la historia. El militarismo acabó con Argentina y Chile, no seamos incrédulos, no despreciemos la vida, seamos socialistas y democráticos. El llanto, el dolor nos aterra cuando vemos niños caminando por nuestras aceras, haciendo colas y encerrados en sus casas. Hemos perdido la autoridad legítima de la libertad.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1660 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Pachamama



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a232412.htmlCd0NV CAC = Y co = US