Oportunidades siglo 21

Es indispensable que todos los actores políticos y ciudadanos armonicemos nuestro accionar para construir la Venezuela Siglo 21 que nos debemos, explotando las enormes potencialidades que nos ha regalado Dios, tanto desde sus valiosísimos recursos naturales, como con su gran talento humano, todavía en muchos casos subutilizado.

Ha calado nuestra prédica de que necesitamos mejorar la productividad para que la cadena de valor crezca y tengamos mejores resultados económicos y sociales generales. Lo hemos venido ofreciendo desde hace tiempo. Muchos lo han entendido y están dispuestos a trabajar siguiendo ese norte. Lo que vale ahora es rectificar, reaccionar de verdad y hacer.

Tuvimos la suerte de liderar la recuperación del SAIME, SAREN e INTT, y allí, demostramos que con la cultura del Trabajo Feliz, capacitando, entrenando, dotando y motivando se alcanzan resultados de excelencia antes nunca imaginados.

Eficiencia es la óptima utilización de los recursos disponibles para la obtención de resultados deseados. Significa aprovechar inteligentemente los medios financieros, infraestructuras y capital humano. Mientras que eficacia es hacer lo necesario para alcanzar o lograr los objetivos deseados o propuestos.

En la medida en la que los sectores público y privado transiten caminos complementarios, con un mismo verbo en positivo, el despegue de la patria hacia alturas maravillosas será más rápido y contundente.

Cuba y China lo están consiguiendo inclusive en alianza con empresas norteamericanas. Hay un tiempo nuevo que no debemos ignorar. El Siglo 21 nos sigue esperando con miles de oportunidades al alcance de la mano. No las dejemos pasar.

Ya hace casi 200 años Simón Bolívar reclamaba y advertía a la vez: “¡Unión! ¡Unión! ¡O la anarquía os devorará!”. Como siempre, un avanzado con pensamientos que tienen vigencia plena dos siglos después. Por algo es sin ninguna duda el intelectual y militar más fuerte del Siglo 19 en el continente.

La historia bolivariana y este presente con desencuentros crónicos activan un concepto indiscutible: A Venezuela la construimos todos. Nosotros hemos sido, y siempre seremos, una Nación inspirada en Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos.

Demostremos con inteligencia emocional tricolor que somos más fuertes que los problemas que tenemos. Seamos puentes de entendimiento y diálogo extendido para que los sueños de millones se sigan haciendo realidad. Así, seguro no fallaremos.

Un abrazo a todos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1401 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social