¿Será que el destino de Venezuela vale solamente un dólar?

Se me ocurrió algo, no sé si pudiera ser verdad, pero me imagino que pudiera ser.

Todo es posible.

Bueno, para empezar, creo que la mayoría de las personas que tienen los ojos abiertos sabe que el mundo occidental y sus países cómplices o socios, como por ejemplo Singapur, Arabia Saudita, Egipto, Turquía, Colombia, Perú, Chile, México, etc. son dirigidos por un pequeño grupo de familias que forman parte de la elite mundial occidental, la cual controla, entre otras cosas, la banca privada y pública, la bolsa de Nueva York, Toronto, Londres, etc., las grandes empresas de seguros, la fabricación y distribución de armas, la propiedad intelectual, los códigos para la telemetría, las empresas farmacéuticas --- y ahora también las empresas de producción y control de semillas como Monsanto --- los grandes medios de comunicación, Hollywood, y el narcotráfico.

Históricamente, en el occidente, esta elite se fue formando poco a poco, cuando las tribus nómadas europeas empezaron a asentarse, así creando pequeñas comunidades, las cuales con el tiempo fueron reinadas por las bandas criminales las “más fuertes” de cada territorio.

De allí surgieron los reinos, y de allí se crearon las guerras entre los reinos, entre las bandas criminales las más poderosas de cada lugar, como por ejemplo las guerras entre los reinos de los territorios españoles, franceses, ingleses, alemanes, y portugueses. La idea siempre ha sido de saquearse entre ellos mismos durante tiempos o circunstancias de desacuerdos para así debilitar a las otras bandas criminales, y de colaborar y casarse entre ellos en tiempos de acuerdos e de intereses en común, como durante algunos periodos de las conquistas e invasiones de los países del sur del mundo, donde se pusieron de acuerdo en algunos casos sobre le división del botín.

Históricamente, hoy, estas bandas de criminales --- es decir la elite mundial occidental --- tienen muy serios competidores a nivel mundial en términos del acceso y control de los recursos naturales y las riquezas del mundo, principalmente Rusia y China, y sus socios y colaboradores.

La elite mundial occidental se ha visto forzada a colaborara y negociar entre sí misma y en las últimas décadas ha creado la FMI, la ONU, la OEA, la Unión Europea, la OTAN, etc., con el fin de no perder el control sobre lo que ocurre en el mundo.

Entonces, a veces me he hecho la siguiente pregunta:

Si esta elite controla casi todo lo que ocurre en los territorios que son controlados por esta elite, es decir, alrededor de la mitad del mundo, y las leyes, los bancos, las riquezas, los recursos naturales, etc., y ya que esta elite es muy pequeña, es decir, debe formarse de posiblemente unas 5.000 personas, o familias, las cuales son los dueños de casi todo, esto significa que esa elite tiene muchísimo dinero.

Pero, ¿Qué hace una persona, particularmente un hijo de esta elite, un vago al estilo Capriles Radonski o Leopoldo López, con tanto dinero y poder y control?

Uno se puede imaginar que estos vagos gastarían el dinero en sexo, casinos, yates, carros, drogas, aviones privados, viajes y estadías en los “mejores” lugares del mundo, o safaris en África para satisfacer sus instintos de psicópatas que cargan en su genética siendo descendientes de los más violentos y “fuertes” criminales de la historia del occidente.

Pero me imagino que cualquier persona, después de varios años gastando dinero en estas cosas, se cansaría, y buscaría otras actividades para satisfacer su vagabundería, pero actividades donde cumpliría con dos cosas:

1) un aumento en el riesgo, con el fin de aumentar el nivel de emoción, y

2) que tenga simultáneamente un alto nivel de posibilidad de ganancia, más alto que lo que pudiera ofrecerse en un casino.

Bueno, entonces, ¿Qué tipo de actividad seria la que pudiera satisfacer los dos criterios, alto riesgo, y alta posibilidad de ganancia?

Yo diría que sería alguna tipo de juego, como en los casinos, pero con un factor de perversión mucho más elevado. No sé si han visto la película De Mendigo a Millonario, con Eddie Murphy, pero aquí la pueden ver:

https://www.youtube.com/watch?v=6pfTO4rRxDQ&list=PLuBhB9hIJ3x54tQ1di5ahxzId3MCKnIwM

Los dos hermanos súper ricos de la elite occidental en la película, cansados de la misma rutina, y aburridos de tener tanta plata y poder, deciden de apostar sobre un pobre Negro (Eddie Murphy), uno apostando que Murphy nunca podrá aprender a ser rico como ellos, y el otro apostando que sí podrá aprender.

¿Pero, por cuanto era la apuesta?

Solamente por un dólar, es decir, estaban dispuestos a jugar con la vida de un pobre Negro, y posiblemente arruinarle la vida, por solamente un dólar. Este concepto es un ejemplo, digo yo, del nivel de psicopatía genética de la elite occidental en general, y por esta razón se me ocurrió lo siguiente.

¿Será que Venezuela, y el destino de nuestras vidas, no son nada más que chips en una mesa de juegos en algún casino clandestino privado de la elite occidental?

¿Será que hay un grupito de la elite occidental que está jugando con nuestro país, y nuestras vidas, apostando sobre las cosas que ocurren y que ocurrirán, por mucho dinero, o por un dólar, o solamente para satisfacer sus bajos instintos?

Imagínense a uno de esos vagos de la elite occidental, un tipo como Capriles Radonski, con tanto dinero que nunca podrá gastarlo, que apueste contra otro vago del mismo calibre, por ejemplo, apuestan sobre el número de chavistas u opositores que pudieran matar, o degollar, en un cierto periodo de tiempo, en un cierto lugar, como por ejemplo lo que ocurrió en el Puente Llaguno el 11 de abril del 2002.

Cada uno de los apostadores pudiera gastar millones de dólares financiando cualquier tipo de publicidad que les dé la ventaja en la apuesta, y pagar a bandas de francotiradores, mercenarios, paramilitares, y jóvenes opositores violentos, como los del partido político opositor Voluntad Popular, para tratar de mandar a asesinar a más chavistas y/u opositores, que el otro apostador, dependiendo lo que hayan apostado.

A este tipo de vago con muchísimo dinero, genéticamente psicópata, hijo de la elite occidental, no le importa si mata a un chavista o un opositor, para él es todo lo mismo, es como matar a cualquier animal por el deporte.

Entonces, pienso, ¿Será esto lo que nos está ocurriendo en Venezuela desde la muerte de Chávez, que un grupito de vagos de la elite occidental está jugando con chips que representan el contrabando, el acaparamiento, la inflación, la masiva devaluación de nuestra moneda, los asesinatos selectivos, el aumento significativo en la delincuencia, la corrupción institucional, los ataques paramilitares desde Colombia, el saboteo eléctrico, etc.?

Sabemos que a esta elite no les importa si somos Negros, o blancos, o Indios, o pobres, o de la clase media, o media alta, o si somos chavistas, u opositores, o apolíticos, o religiosos, o ateos --- nada --- a ellos la única cosa que les importa es su propio entretenimiento y satisfacción personal, algo que vaya más allá de lo que ya tienen, más allá de lo ordinario, algo que les dé el sentimiento de potencia u omnipotencia, de ser los dioses del mundo, de decidir quiénes viven y quiénes mueren, quienes sufren, y quienes ganan, pero siempre por dinero, aunque sea por un solo dólar, así como en la película.

Ahora, el 6 de diciembre, vienen las elecciones para la Asamblea Nacional --- seguro que están apostando, tal vez millones de dólares, o tal vez solamente un dólar.

¿Será que el destino de Venezuela vale solamente un dólar?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1851 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a218101.htmlCd0NV CAC = Y co = US