A Roland Denis por su "Adiós al chavismo" y el amor de un continente hacia el Comandante

No me resulta nada fácil debatir con un entendido en los avatares de la política y las ideologías, en laberintos de Izquierda y Derecha, a veces incomprendidos, por este simple bachiburro...

Te diré algo, jamás me intereso la política.

Solo me interese que mi persona y mis dos simples manos, saliéramos a pelear con el mundo de ser necesario, para sobrevivir de la vorágine de la vida misma…

Y sabes una cosa compañero, hoy en el atardecer de mi vida, todos mis madrugadas al despertarme para salir a chambear, mirando a esas mismas manos, desgastadas, arrugadas y viejas, medito en un monologo de intentar pedirles perdón…

A mis 15 años un compañero de estudios, me invito a una reunión del partido comunista, y por respeto a él, lo acompañe a dicha asamblea.

Sabes una cosa compañero, a la quinta reunión, deje de asistir a dichas asambleas, hastiado de ver un poco de personas que nunca se ponían de acuerdo, donde  cada uno trataba de salir airoso en unas cansonas disputas donde todos pretendían ser los dueños de la verdad  y nunca adelantaban ni medio paso en lo que realmente se trataba.

Siempre pensé que la política es la cloaca nauseabunda de los seres humanos del mundo entero…

Todo es una farsa…

Como lo es el mandamás de Francia que se hace llamar socialista y después llamó desdentados a los pobres del mundo…

Como lo es Iglesias de España convertido por sus palabras en otra farsa, el de Grecia es otra de ellas…

En un mundo al revés del otro soñador de Galeano, donde un Silvio Rodríguez le dijo al mundo en estos días:

“Antes era ¡Cuba si EEUU no!, hoy digo: ¡Cuba sí y EEUU sí!”

Un Raúl que vuelve añicos en solo unos días, 60 años de la historia cubana…

Una Europa que comienza nuevamente a desquebrajarse poco a poco, por la misma culpa de siempre, de que las grandes riquezas son de unos pocos y matando de hambre a las mayorías, en una repetida historia de esclavos sin cadenas de la era moderna donde no hace falta llevar grilletes como en el pasado, pero que seguimos siendo esclavos por toda la eternidad, una economía mundial que ya da signos de una salida irremediable de una nueva guerra mundial, para matarnos unos a otros para la conveniencia de un solo 2% de la humanidad…

Chávez no era eso amigo mío…

Chávez fue el más grande humanista que haya parido la humanidad…

Un líder mundial, que solo se preocupo de pagar la gigantesca deuda social hacia su pueblo, los patas en el suelo, como él bien los llamaba…

Un loco soñador que tuvo la locura de gritarle al mundo que iba a construir 2 millones de viviendas para los Miserables de Víctor Hugo…

Y tu como yo compañero, sabemos que no existe en el mundo entero una economía que pudiera resistir tamaña locura…

Un líder que mientras en Europa se desvivían por eliminar o recortar pensiones y jubilaciones, él le regalo a nuestros viejitos, pensiones a todo el mundo…

No me hables de política muchacho…

Háblame de seres humanos que les duela su gente…

Háblame de hombres que no duermen en las noches buscando soluciones para nuestra América Latina…

Háblame de corazones hermano, que suplanten nuestras cabezas, porque ya se demostró que con solo nuestro cerebro el mundo está muy mal…

Háblame de los que lloran a escondidas…

De los que se sienten traicionados…

De los que por las noches a escondidas piensan que la humanidad no tiene remedio, pero que no se rinden y siguen luchando…

Dime algo compañero Denis, será que tú piensas que nuestro libertador murió de tuberculosis…

O tal vez piensas como mi persona…

Que murió de tristeza al saberse traicionado…

Ni tú mismo compañero, te puedes decir “adiós al chavismo”, seguramente es tu otro yo, que ya no cree en nada…

Yo tampoco, ya no creo en nada…

Pero en Chávez sí amigo mío…

Y te diré algo…

Tal vez un día (como dices tú) nos encontremos en un club de barajas en Cumana y hablaremos de nuestro pueblo y de Chávez, con la condición que me acompañes a Carúpano (el amor de mi vida) para irnos a un puerto olvidado de pescadores artesanales, para deleitarnos de la idiosincrasia de nuestro amado pueblo, de sus vivencias, de sus anécdotas…

Tal vez allí, si te acepte un trago, en nombre de nuestro pueblo y del comandante…

No creo que tú seas de esas personas que piensan que pierden su tiempo charlando con un bachiburro…

Y no lo olvides compañero: ¡¡CHÁVEZ VIVE!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3373 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a215016.htmlCd0NV CAC = Y co = US