Derrotemos la impericia, busquemos a Chávez

La política petrolera debe adecuarse a una nueva realidad con sus modalidades. En años recientes,  pusieron en juego la integridad del país a través de concesiones no reguladas del vital líquido a países que pertenecen a otro circuito de lucha política e ideológica, hemos estado alimentando al enemigo opositor desde  otra perspectiva económica y, por eso no estamos avanzando como deseamos en el mundo financiero.

El pueblo venezolano, desea saber del programa de gobierno bolivariano adecuado al Legado presidencial de Hugo Chávez Frías y sus variantes financieras.  Tenemos que ir más allá de la expresión verbal y enfrentarnos a la ingenuidad de quienes apoyan desde hace años las importaciones agrícolas y de materia prima, donde están los balances como registros de las fincas expropiadas y el beneficio que ellas producen a las comunidades urbanas.

Del campo, las industrias se trajeron a campesinos que lo convirtieron en obreros y luego, fueron sindicalizados. Ahora de nuevo, la socialdemocracia reinstalada en la Asamblea Nacional e Instituciones del Estado capitaliza individualidades para motivar su estabilidad gubernamental junto al ala militar para alimentarse a sí mismo y poco a poco, mediante fases ir abandonando al pueblo y su esperanza hacia el Comandante Hugo Chávez Frías, nos encontramos en una nueva etapa del gobierno bolivariano.

La situación es alarmante en los Estados de la media luna, (Mérida, Trujillo, Táchira y Zulia), donde el caos en las colas y de insumos capitalizan el nerviosismo de los urbanismos, cuando eran regiones de estabilidad y equidad ideológica, por ser los centros de instrucción política, a su vez académica. La Universidad del Zulia y Los Andes, eran los epicentros de formación de las bases, muy superior al Distrito Capital.

El pueblo está agotado, cualquier dirigente que fue ministro o viceministro del gobierno bolivariano durante el período del Comandante Chávez Frías al emitir una opinión pública sobre una realidad geopolítica actual, es atacado sin misericordia, cuando los escritores, periodistas y filósofos sabemos que los medios y emisoras comunitarias trabajan sin presupuesto y en colaboración para mantener los costosos equipos de radiodifusión. Los ataques hacia columnistas y periodistas de opinión deben ser respetada, reflejan la inquietud y angustia del pueblo de una manera realista al ver el valor de los productos  con una hiperinflación alta y en las entidades bancarias no hay dinero para cancelar honorarios a pensionados y jubilados, pero si existen recursos para legalizar, registrar y darle viviendas a extranjeros que nunca han amado a la nuestra tierra, pero la utilizan para conformar actos fuera de la percepción que diariamente conocemos.

El petróleo jamás ha sido la solución del país. Queremos una zafra de caraotas nuestras, no importadas, que los centrales azucareros no le echen tantos químicos al azúcar negra para blanquearla y degenerar enfermedades cancerígenas, queremos ver producción nacional.

Las especificaciones históricas de las viejas generaciones, deben estar presente en éstas gestas históricas, hay que dejar descubrir la historia política del país y disfrutar de sus espacios, dejemos atrás los textos canónicos,  bíblicos, políticos y ecológicos para avanzar  y descubrir la textura de nuestra tierra, naturaleza y fauna. Alimentarnos de lo que ella, produce.

Hay que releer a Chávez, sus pensamientos e historiografía, vincularlo con el mundo bipolar y determinar causalidades del porqué, hoy estamos así. Donde está la producción de las tierras expropiadas.

Existen ideas que no producen frutos.  Vayamos a las grandes verdades y dejemos éste callejón sin salida, los pensamientos políticos son una mirada curiosa al mundo y se describen en pautas ya establecidas para generalizar el conocimiento y obligarnos a saltar el ritmo del tiempo para ejecutar el recorrido inverso de la historia. Regresemos al Legado, La Reforma del Estado y la transición política, los militares deben regresar a los cuarteles, es su oficio ser vigilantes de la patria y no de colas en mercados.

Recordemos a Irak, Siria, Afganistán, Libia, Argentina, Chile, el Perú. Revueltas y más revueltas sin paradero fijo, los militares las dañaron mucho. Busquemos  nuestra gesta histórica y cuidado, no ataquemos a las matrices de opinión generadas por la situación del país, vamos a una recesión financiera, un default, una hiperinflación provocada por obviar los requerimientos y defensa de la patria.  La operación Tenaza sobre Venezuela tiene veinte, (20), años en ejecución, un programa de ataque que nadie detuvo y que nuestro presidente Nicolás Maduro Moros tenía conocimiento de ello, era Canciller. Chávez organizaba el país y luchaba contra éstos monstruos de la economía mundial, solo una enfermedad lo silenció, dejemos los ataques contra objetivos no definidos. La ministra Osorio, Navarro y otros dirigentes saben de ésta polvareda junto a Toby  como a  Denis, la historia  dará una razón, que ya conozco.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 780 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a214776.htmlCd0NV CAC = Y co = US