El socialismo no es solo marxismo, pero socialismo sin marxismo no es nada

¿Qué es socialismo? ¿Qué no es socialismo?

El termino socialista es sin la menor duda uno de lo mas utilizados en el mundo contemporáneo, fueron los socialistas utópicos (término acuñado por Engels para referirse al pensadores como Owen, Saint Simon, Fourier, entre otros) los que por primera vez utilizan ese concepto en la forma como lo entendemos hoy. Hay quienes han visto al socialismo realizado desde las primeras etapas de la humanidad, así lo describe Carlos Marx cuando analiza las comunidades primitivas y otros como el presidente Chávez quien ve desde el principio del cristianismo una similitud con el socialismo. En nuestros días vemos movimientos, organizaciones políticas, personajes absolutamente diversos y muchas veces contradictorios denominándose socialistas. Naciones como la China, Vietnam, Corea del Norte, Cuba y Venezuela entre otras, se auto denominan estados socialistas. Existe un socialismos europeo y en América latina, Asia y África hay partidos y organizaciones políticas socialistas y comunistas.

A diferencia del socialismo utópico, el socialismo científico le va a dar las características propias de lo que en los últimos 160 años se ha llamado socialismo. Pero tampoco el socialismo marxista ha sido uno solo, hasta en el propio pensamiento de Marx observamos notables cambios en su visión, entre él y Engels también hubieron diferencias, ya desde las primera experiencias, como lo fue la comuna de Paris de 1871, pero más aún, con la primera experiencia real en una nación como lo fue la revolución Rusa de 1917, encabezada por Lenin, observamos también transformaciones y hasta cuestionamientos entre lo que había sido la teoría y la practica del poder socialista.

Recordemos que Marx no dedicó ni pudo elaborar una teoría ni planificación de lo que sería el socialismo, sus aportes fundamentales se encuentran en: 1.- Romper con la visión idealista propia de la edad moderna que hacia creer que en los ideales humanos estaba la transformación del hombre, su propuesta fue entender que el hombre esta determinado por las bases materiales, por las condiciones objetivas de vida de los seres humanos. 2.- Es el primero que hace un estudio científico de la economía capitalista. 3.- Es el primero que propone una filosofía no metafísica del socialismo. 4.- Quien reivindica por primera vez el papel del trabajador como motor de la historia y el único con capacidad para transformar la realidad.

Básicamente Marx sintetiza al socialismo como la inexistencia de la explotación económica y la alienación política cultural, es decir, en el socialismo no puede haber explotados ni hombres sumergidos bajo el dominio del estado, sectores dominantes, entre otros. Más allá de eso Marx no logra desarrollar con plenitud los elementos o procesos que conforman al socialismo. Es a Lenin a quien le corresponde cabalgar en la primera experiencia socialista y construir su teoría, desde los debates sobre la existencia del mercado, la sobrevivencia de la propiedad privada, la pertinencia de los conceptos de eficiencia y administración, de la dirección política, el papel del estado y el partido político, entre muchos otros temas.

Paralelo a esta experiencia, surge dentro del socialismo sectores críticos a la teoría marxista y a la experiencia Soviética, desde pensadores alemanes, rusos, de Europa Oriental, comienzan advertir sobre las desviaciones del socialismo, de las limitaciones y las imposibilidades del socialismo de responder a un tipo de sociedad distinta. Ya no se trata del capitalismo liberar del siglo XIX, sino del capitalismo monopólico e imperial del siglo XX, esto no lo abordó Marx, no fue su tiempo. Se hicieron críticas al burocratismo, al papel hegemónico del partido, a utilizar las mismas herramientas, técnicas y fuerzas productivas del capitalismo, se critica el centralismo y el estatismo, la represión e intolerancia, entre otras desviaciones. Todas estas críticas ya centenarias nos dan pie para intentar responder a la segunda pregunta que conforma el titulo de este artículo: ¿Qué no es socialismo?.

El socialismo no es reformismo, no es cambiar algunas cosas para que todo siga igual, no es una farsa, un engaño. El socialismo es transformación de todas las instancias societales: la economía de explotación, la primacía de la propiedad privada, las relaciones sociales de explotación, el latifundio, deben dar paso a el cooperativismo, la cogestión empresarial, la propiedad comunal, la distribución equitativa, transformación radical de las estructuras políticas, deben desaparecer los medios de alienación, el estado burgués, los partidos reformistas y dar paso al Poder Popular, donde el pueblo organizado se autogobierne, la cultura del consumismo y la competencia debe dar paso a la cultura solidaria, al humanismo militante, a la educación transformadora y comprometida. El socialismo no es solo cooperativismo, no es darle cierto poder a los pobres mientras que los grupos de poder siguen intactos, el socialismo es un modelo societal que persigue su imposición a escala mundial.

El socialismo no es social democracia, no es un partido u organización política con una cierta inclinación social. No propone el policlasismo, es la representación de la clase trabajadora, del Pueblo Llano, de los históricamente excluidos. No es democracia representativa, donde el pueblo solo elije y otros deciden por él. El socialismo es democracia protagónica y directa, el pueblo organizado y formado gobierna.

El socialismo no es anarquismo, donde cada quien hace lo que le venga en gana. Desde las comunas, núcleo fundamental de las sociedades socialista, hasta el estado –en su etapa transitoria al comunismo- son siempre planificados, existe una gerencia y se tiene que responder a niveles de eficiencia y eficacia, no bajo parámetros capitalista de explotación, sino que partiendo de lo humano se debe garantizar el mejor provecho y distribución de los bienes entre los seres humanos, cada uno según sus necesidades y a cada cual según sus capacidades.

El socialismo no es igualitarismo infantil, existen condiciones y necesidades distintas: mujer y hombre, trabajo manual e intelectual, experiencias, formación académica. Ni tampoco un igualitarismo hacia abajo, un igualitarismo religiosos donde seamos pobres y la pobreza sea un elogio, en vez de una deformación y desgracia a la que hay que eliminar.

El socialismo no es populismo, no es simplemente colocar precios más económicos y distribuir bienes. El socialismo parte por valorar el trabajo como condición orgánica del ser humano, no es dádiva ni asistencialismo, no hay socialismo donde no hay auto sostenimiento, las comunas deben auto sostenerse.

El socialismo no es estatismo aunque una primera etapa el papel del estado es fundamental, el estado no puede absorber a la sociedad ni convertirse en el protagonista, el protagonista es el trabajador. No puede el estado permanentemente subsidiar y dirigir a la comunidad, sino no habrá poder popular, este será solo una organización política pero sin auto sostenimiento económico no tiene fuerza y será controlado desde el Estado Nacional.

Socialismo no es chauvinismo, si bien el socialismo rescata el concepto de nación, nacionalismo, de identidad cultural, de soberanía, no es chauvinismo. El mundo hoy exige una política internacional de integración, no puede haber socialismo en un solo país, es un proyecto o una utopía mundial. El enemigo capitalista es mundial, las condiciones de miseria, alienación y destrucción son planetarias, igual planetaria debe ser la organización y la propuesta de un mundo distinto, aunque esto suene y sea utópico

El socialismo no es solo humanismo, no se trata de una visión altruista, ni religiosa. El socialismo no es capitalismo de estado, ni tercera vía, ni capitalismo humano o capitalismo social. El socialismo es una confrontación a la sociedad capitalista, persigue la destrucción del modelo de explotación, de las relaciones sociales, del proceso de alienación, de la hegemonía política y militar de unas naciones sobre otras. Así como existe un mundo donde prima el capitalismo que amenaza la perdurabilidad de la vida sobre el planeta, debe existir una propuesta planetaria que proponga y luche por la destrucción total de este sistema y su sustitución por otro modelo societal radicalmente distinto, así esto parezca y sea utópico

El socialismo no es dogmatico, no es una religión es una construcción histórica y una teoría científica y por lo tanto dinámica dialéctica. Por mas referencias teorías, padres intelectuales, pensadores y lideres, el socialismo es siempre una construcción, no esta construido ni terminado, responde a las condiciones históricas, geográficas y culturales del tiempo y espacio en que se desarrolla. Son muchas las experiencias, naciones, organizaciones, postulados los que se han generado en estos 200 años de existencia, y aun falta mucho más. Como construcción humana debe ser crítico, por mas respecto y disciplina partidista que se tenga, por mas admiración a unos teóricos o al líder del momento, esto fueron y son humanos, se equivocan, cometen errores, no se la saben todas, deben ser sometidos a la critica y autocritica permanente, sin temor a ser castigados o tratados de traidores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7066 veces.



Pedro Rodríguez Rojas


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: