Nicolás Maduro ¿culpable de todo?

No cabe duda que la diabólica estrategia de Washington con y sus socios del mundo occidental, está a punto de concretar su intención de declararnos Estado forajido. Carestía inducida para castigar a la población consumidora, bajar precios del petróleo que disminuyan nuestros ingresos, sancionar a altos funcionarios de la revolución y bloquearnos financieramente para asfixiar la economía, son algunas de las burdas maniobras para hacernos creer que el culpable de todo es el inquilino de Miraflores, o sea, el mismito que calza y viste con la responsabilidad de hacer cumplir el legado que Chávez plasmo en su Plan de la Patria.

En verdad causa tristeza, por no decir grima, esa de tener que lidiar con una oposición que descaradamente hace fiesta con la caída en los precios del petróleo. Y conste que no es primera vez que en el mercado internacional de los hidrocarburos se presenta una baja en los precios. Si bien es cierto que en estos últimos meses se ha producido una significativa baja que alarma, también no es menos cierto que fue peor el declive de los precios del crudo cuando la primavera de1985 y el verano de 1986. Y si ahondáramos mas en el asunto, precisamos que fue mayor la calamidad para los países productores cuando la abrupta baja en 1980, solo comparable con la llamada “crisis del petróleo” de la década de 1970. A este corolario de dificultades que afectaba a los países exportadores, también habría que agregarle las causas inmediatas que determinaron el nacimiento de la OPEP en 1960, cuando ya no era posible resistir que se llevaran el petróleo a precios de gallina flaca.

Aunque suele decirse que lo económico determina lo político, sin embargo resulta curioso e interesante para el análisis el hecho de que en las anteriores crisis petroleras, la principal intención de las trasnacionales no estuvo dirigida especialmente a desestabilizar políticamente a los países que integraban Organización de Países Exportadores de Petróleo. De ahí, que acierta el Canciller Rafael Ramírez, cuando advierte que detrás de esa caída de los precios del petróleo, esta vez “se mueve un interés político relacionado con confrontaciones y con sanciones impuestas a Rusia”. De modo que no existen razones algunas para involucrar al Presidente Maduro en todo este complot imperialista, que busca afectar a los gobiernos que decidieron escoger el camino del ejercicio pleno de la soberanía. Y en cuanto a esos reductos de una oposición desesperada que tiende a desaparecer, allá ellos que ilusamente siguen creyendo que podrían pescar en rio revuelto. Por suelte para los venezolanos, está claro que por algo Dios no le dio cachos al burro.

Gumersindo Torres, dos veces derrotado por las trasnacionales cuando la dictadura gomecista; Juan Pablo Pérez Alfonso, visionario y estratega que no tardo en romper palito con los adecos que desfasaron el enfoque de una necesaria política nacionalista; y, por supuesto, Rafael Ramírez, el Canciller Petróleo que si sabe dónde nos aprieta el zapato en materia petrolera en esta hora de grandes conflictos internacionales, por ahora son tres digno ejemplos, para que sin bajas pasiones y descontaminados de la miseria humana, podamos estudiar y comprender mejor la defensa de nuestro principal rubro de exportación en más de un siglo de historia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3953 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: