La fortaleza de cualquier país reside en el actuar de su pueblo

Actualmente numerosas son las críticas en contra de la situación socioeconómica del país, muchas de las mismas se basan en las medidas implementadas por los sectores políticos, la inseguridad y su tratamiento, la escasez y su combate gubernamental, pero no nos hemos dado cuenta de que gran parte de esa problemática es generada por un actitud de desidia y dejadez que se ha afianzado últimamente en muchos venezolanos.

Es cierto que hay problemas a nivel nacional, en todos los países del mundo los hay, aunque tengan distintas características, pues es bien sabido que la crisis forma parte de la interacción interpersonal y por tanto es componente recurrente de la vida social en las naciones. Lo que muchas personas ignoran es que la crisis en vez de ser un factor negativo en nuestras vidas, nos brinda un aspecto positivo que viene dado por ese impulso a querer cambiar esa circunstancia que nos daña o afecta emocional, económica o socialmente.

En estos tiempos, debemos tomar una consciencia más motivadora que nos lleve a ver el sol que se encuentra oculto detrás de las nubes, partiendo desde este punto, nuestra óptica cambiará y hará que nuestra vida interpersonal sea mejor, destacándonos en nuestras familias, empleos y por consiguiente en nuestro grupos social, lo cual producirá si de uno en uno cambiamos nuestra perspectiva, que nuestro país sea mucho mejor, pues hay que recordar que Venezuela no es fea, insegura, o un país de pocas oportunidades. Venezuela es una tierra que parió hombres y mujeres de gran valor como nuestro Libertador Simón Bolívar, de gran intelecto como Jacinto Convit y virtuosos como el gran Simón Díaz y Gustavo Dudamel, venezolanos que han dejado en alto nuestra nacionalidad y un ejemplo de que a pesar de las adversidades se puede construir un país mejor.

Así que debe estar prohibido despotricar de un país tan bondadoso cuando no somos capaces de contribuir con él sin siquiera con una actitud mejoradora y adecuada. Debemos grabarnos en la mente todos los días que nada podrá cambiar si nosotros mismos somos capaces de hacerlo, y que mucho hace un gesto cordial, una idea innovadora y el amar a su patria con el corazón, pues esos detalles demuestran quiénes somos por dentro y qué somos capaces de dar a los demás.

Este es un mensaje de fortaleza no de crítica, espero fervientemente sea del agrado de mis hermanos venezolanos.


jhenesis.rodriguez@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1583 veces.



Jhenesis Rodríguez Pacheco


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: