La Tecla Fértil

Patria u olvido al presidente Maduro

Europa, aferrada a un fantasma que viene de occidente, busca perfeccionar sus reformas bajo la mano fuerte de Ángela Meckel, dándole gracias a su antecesor Gerhard Schroeder porque fue el artificie de un plan de empleo para los dirigentes políticos de su cofradía y los amigos de Ángela a través del diálogo. En años anteriores, éste país confrontaba una economía enfermiza, con altos gastos sociales y costos de carácter laboral, se hizo un cambio de estructura y el salario abrió una brecha que desato un compromiso con el pueblo alemán.

Un Estado, no puede ser flexible, cuando trata de proyectar su Legado y niveles de producción, la fortaleza alemana tuvo su éxito en las cooperativas y en la participación activa de sus sindicatos en la realidad social como laboral. Tenemos que aprovechar a China como mercado emergente e ir a una globalización de nuestro mercado para darle una reorientación a nuestras negociaciones con el exterior y disciplinar las estrategias de nuestro capital humano, no podemos seguir dando ayuda a quién no se lo merece. Existe, un proyecto de Estado y un Legado que cumplir por la inversión dada a la electrónica, tecnología médica, aparatos ópticos y protección del medio ambiente. Fue una de las mayores preocupaciones del Comandante Hugo Chávez Frías.

La tasa de inflación nos viene arropando con un gran costo industrial. No somos los únicos, pero, hay que corregir. España se emborrachó en una burbuja con dinero fácil, Francia se acordona en una guerra en tierras lejanas, donde el desierto es su contexto e Italia se hunde en su religiosidad. A la gente que hace cola en los mercados hay que invitarlos a la productividad y crecimiento industrial, llevarle los alimentos a sus puestos de trabajo y descontarle de sus sueldos, el precio justo. Los grandes proveedores de alimentos en cada parroquia tienen una pérdida de 15.000 a 20.000 bs. Diarios por el consumo interno de sus productos comestibles.

Simplificando, nos movemos en una economía con altos costos para las familias de nivel medio, quienes deben enfrentar distintos niveles de inseguridad que, se desborda por efectos jurídicos a favor del Estado Delictivo y que en su accionar aniquila a muchos jóvenes valores de nuestra patria y símbolos de trabajo de nuestra tierra, como Sabino y Serra.

Nos estamos acostumbrando a un contertulio habitual sobre la violencia, con una estética subversiva y rebelde en detrimento de economías locales. Es una vida en crónicas, desde la cola a un supermercado hasta el vil asesinato de alguien en plena calle. Mientras esto sucede, los cuerpos policiales creen ver el delito en algún chofer honesto que va a su puesto de trabajo, es la manera de delinquir más fácil, pedirle sus documentos y una colaboración para proseguir. Mientras, que la realidad es que deben estar en los centros comerciales, puestos de busetas y camiones de pasajeros. Mientras los gerentes de producción y mercadeo deben estar vigilantes en sus unidades laborales para no ser arremetidos por antisociales.

No es la primera vez que observo este fenómeno. La ultraderecha sabe que es difícil que determinadas personas descontentas con la situación económica y social del país se acerquen a publicaciones y autores marcadamente conservadores. Pero sí sabe que determinadas ideas que defienden sí empiezan a tener eco en un sector de la población. Entre otros revelan la penetración de ideas de la ultraderecha bajo diversos camuflajes, el nivel escasamente crítico de muchos lectores y su incapacidad para utilizar internet como una herramienta de validación informativa-, motivando el Estado Delictivo.

Muchas personas hablan de la crisis, pero, no saben lo que dicen. Ni una opinión a favor del Presidente Nicolás Maduro Moros, una matriz de opinión fuerte que concluye, ¿ Tenemos Patria?. Somos un Estado dadivoso e ignoramos nuestra población electoral, quienes le garantizan el triunfo al PSUV, hagamos como Alemania.

Hay que darle vuelta a la tuerca, es un fenómeno del concepto de casta pública, es un lavado a una ideología que decimos predicar. El militarismo nos ha ocasiones desniveles, no han sabido controlar el poder del delito, la antigua Digepol y los ministerios de interior y defensa son dirigidos por militares, no civiles, cuando es una tradición ser regidos esos cuerpos por civiles. ¿ Qué sucede en el alto gobierno?. Es para reflexionar.

Existe un torpe lavado de cara al Legado de Chávez por terceros que desgraciadamente está arraigando, que muchos se tragan sin pensar y no hablan, guardan silencio. No es casual el esfuerzo de ocultación de fuentes, la presentación bajo una estética diferente.

Claramente, regresando a Europa, la joven democracia española tiene todavía muchos déficits de representatividad y de democracia que deberían interesar a la canciller Merkel y también a Europa, si quiere evitar una Grecia multiplicada por cinco y salvar el euro. Esto es lo que ha hecho posible el despilfarro masivo de las ayudas europeas, con una asignación disparatada de las mismas, a pesar de que estas ayudas han supuesto una cifra mayor que la del Plan Marshall para toda Europa. Es frustrante que a causa de este sistema oligárquico nepotista y corrupto se destroce talento y creatividad y que ahora muchos jóvenes se vean forzados a trabajar fuera, muchos en Alemania. Esa situación los ha llevado a una distribución de riqueza que es de las más injustas de la OECD. La antaño fuerte clase media española está siendo literalmente aniquilada.

Y nosotros, seguiremos. ¿Tenemos patria? Enfrentemos la realidad y pongamos todo en su lugar. Enfrentemos las falsas realidades.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1533 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a196543.htmlCd0NV CAC = Y co = US