Los efectos y consecuencias del Sacudón

l “sacudón” produjo grandes expectativas en la población, por los inminentes cambios estructurales en el proceso de transformación de la economía y del Estado mismo que está llevando a cabo el Presidente Nicolas Maduro con su equipo de trabajo y sus instrumentos básicos fundamentales: el Libro Azul y El Plan de la Patria.

El conjunto de Misiones socialistas que fueron creadas paulatinamente por el presidente Hugo Chávez, juega un papel muy determinante en el proceso de transformación de la economía porque se les da a la población las herramientas mínimas necesarias para incorporarlos al proceso productivo del país.

Durante el gobierno de Nicolás Maduro se plantea darle carácter institucional a las Misiones Sociales y se crean Las Grandes Misiones, con el fin de fortalecer las vías que nos conducen al socialismo bolivariano, cristiano y chavista y diseñar un sistema nacional estructurado para constituir el pilar que va a sostener sistemáticamente los conceptos fundamentales del socialismo del siglo XXl.

Es necesario y fundamental encaminar el sistema educativo con base en las necesidades reales del país y así, trazar el camino hacia la industrialización, la relación entre la industria pesada, la ligera y la agricultura y buscar los mecanismos organizativos de la población para incorporarlos en empresas de producción social a través de la Gran Misión Saber y Trabajo y la Gran Misión Agro de Venezuela.

Para llevar a cabo el proceso de transformación económico y social y llevar a la práctica la industrialización del país, debemos pensar y estudiar a conciencia la experiencia de China. Tenemos que aprender de la experiencia de otros países, como se encaminaron por la via del desarrollo a través de redirigir la educación. Es necesario enfatizar en los buenos resultados que ofrecía la Escuela Técnica Industrial, donde los muchachos ya salían con una herramienta para incorporarse al trabajo productivo y luego continuar con sus estudios universitarios.

Mao Tse Tung decía: “Hay dos maneras de aprender de otros: la primera la dogmática, es decir copiarlo todo y la otra, poner a funcionar nuestras cabeza y aprender lo que se adapte a nuestras condiciones es decir, asimilar cuanta experiencia sea útil”. El mismo decía que “El verdadero conocimiento viene del trabajo practico”, de tal manera que solo falta la voluntad política y del pueblo para llevar a cabo el proceso de industrialización del país.

Estos nuevos Ministros que fueron incorporados para llevar a cabo tareas que se fundamentan en profundizar las transformaciones económicas, gozan del más amplio apoyo popular y de recursos para elaborar programas de crecimiento económico, porque eso se transforma en un enorme beneficio para el pueblo y al beneficiarse el pueblo, se benefician todos los sectores de la economía nacional. Es un beneficio compartido, nadie se queda afuera, nadie lo puede negar ni dejar de apoyar, nadie puede ir en contra de esta corriente revolucionaria, innovadora, desarrollista constructivista. Es un huracán que va arrancar de raíz lo improductivo, lo vicioso y la corruptela malsana.

El otro planteamiento de redirigir la economía se basa en que tenemos un país con grades recursos naturales (renovables y no renovables), tenemos el sector agrícola, pecuario, el sector minero, el petrolero, el turístico, el industrial, comercio exterior y con base en cada uno de esos sectores, ir construyendo la infraestructura para desarrollar de una manera sistémica y sostenida, cada uno de ellos a través de la Misión Saber y Trabajo. Por eso es fundamental redirigir el sistema educativo basado en esos sectores e ir creando los nuevos empresarios con conciencia social que puedan llevar a cabo esta labor con eficiencia y conocimiento de que su proyecto también puede convertirse en un modelo de desarrollo social.

Cada región, cada estado sabe las potencialidades que posee y es allí donde se van a dinamizar las transformaciones de ser un estado estático a uno dinámico, en un estado improductivo a uno productivo, de un estado parasitario a uno que genera sus propios recursos y que más bien aportan al fisco.

La política fiscal es necesario vigilarla. Muchos comercios ni siquiera poseen las maquinas del SENIAT. Es necesario crear un sistema de fiscalización, con ayuda de los fiscales de las diferentes Alcaldías, para meter por el ojal a todos esos evasores de impuestos. Es necesario hacer esta campaña para engrosar las entradas al fisco y poder llevar a cabo las inversiones que tanto necesita el país para su desarrollo.


marlamer278@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1332 veces.



Marlene Mercado Gómez


Visite el perfil de Marlene Mercado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: