Como lo veo lo escribo CLXXX

¡Ves pueblo, que si se puede! - ¿Qué pasa compatriotas?

Muchos revolucionarios de a pie, venían desde varios años alertando sobre los errores de los conductores del proceso bolivariano, pero el liderazgo del Comandante Chávez, arropaba sin saberlo ni reconocerlo, a los ineptos y corruptos en los cargos de dirección y mando. Durante ese tiempo, y ahora en este, se apela a la deslealtad para acallar la crítica constructiva; no puedo olvidar aquel momento cuando poco después del golpe del 11-A, el Comandante Chávez delante de una asamblea quiso leer una carta de Arias Cárdenas, no se sabe si de arrepentimiento porque los asistentes se opusieron y el Presidente, les respondió, que no le importaba lo que pensaran, pero se guardó la carta sin leerla, en ese momento el pueblo mando y el servidor obedeció a regañadientes pero lo hizo.
 
Bueno esta acción se repite de nuevo gracias a la valentía del camarada Giordani, que me imagino todo lo que tuvo que tragarse por su lealtad a Chávez, hasta que no aguantó y le reveló al pueblo la desviación que estaba ocurriendo con la Revolución Bolivariana. Como siempre salieron los más altos dirigentes a descalificarlo e insultarlo y a ellos se le agregaron los defensores de las prebendas, los jala mecates y los verdaderos ineptos que no son capaces de reconocer su fracaso después de 15 años, algunos cargados de muy buenas intenciones, otros que en realidad se creen revolucionarios y socialistas pero si se les analiza objetivamente a profundidad se les vería notablemente la costura, que encierra la ignorancia a estos ideales; la injertada individualidad y el desamor por sus compatriotas.
 
El pueblo de nuevo, contestatario como debe serlo, en manos de sus voceros bolivarianos, logró que el presidente modificara la postura, que estaba poniendo en peligro el proceso al confundir el llamado a rectificar las políticas reformistas con traición a la patria, cuando es todo lo contrario, ahora debemos esperar que la palabra se haga praxis y se concrete lo que expreso públicamente:
 
 “También llamé a pasar la página de las peleas que se han presentado, con cartas pa’cá, cartas pa’llá. ¡Ya, está bien! Ya nos dijimos todo lo que nos teníamos que decir. Listo. Ahora, la mano está extendida y el abrazo listo para dárselo a todos los compañeros que hicieron esto, que hicieron aquello. Y seguir el rumbo, el camino, la unificación de las fuerzas revolucionarias es lo más importante que hay que cuidar.”
 
También agrego lo siguiente: “….la crítica y la autocrítica no puede ser para autoflagelarse y autodestruirse, sino para agarrar más fuerza, más impulso para superar los problemas, los obstáculos y para ver el camino hacia adelante. ¡Esa es la escuela del Comandante Chávez!”. Lo mismo he mantenido yo, desde que me gradué en la escuela de Simón Bolívar.
 
¿Qué pasa compatriotas?
 
No puedo describir lo que siento al ver cantidades de venezolanos y latinoamericanos sin identidad nacional pero más duro ese sentir como el resto no se cuenta de esto y no busca de enderezar ese entuerto; situación que no puede revertirse por la fuerza, ni con insultos y mucho menos con descalificaciones. La mayoría del pueblo espera que se lleven a cabo todos los esfuerzos comunicacionales para que nos enteremos de las políticas y ejecuciones de los entes públicos  que administran los recursos del estado, es decir, que los elegidos en los puestos de dirección y mando, entreguen el avance de sus gestiones para poder:
 
1.-  Colaborar en los casos de minusvalía legal, con el apoyo moral y razonado.
 
2.-  Tener argumentos para salir en su defensa y orientar el esfuerzo.
 
3.-  De no cumplirse los parámetros de eficiencia, creatividad y máxima productividad; evaluar la gestión y llevar a cabo la sustitución de los que no han podido cumplir la meta. Estas sustituciones deben llevarse de manera que la persona sustituida comprenda que por alguna circunstancia no han salido bien las cosas y debe, como revolucionario y bolivariano, entregar esa bandera y seguir adelante con más bríos en otras misiones si su vida es la política para beneficio de la Patria y su Pueblo.
 
Por otro lado, como duele ver, leer y escuchar a un sin número de compatriotas hablar de otras naciones en detrimento de la propia, tomar ideologías y costumbres foráneas desdeñando las nuestras, poner por encima a un sin conocerlos verdaderamente al extranjero, denigrando de sus compatriotas. Prejuicio que he combatido desde joven en todos los espacios donde se presenta esta situación por ejemplo; en el juego Ecuador vs Francia, lo que me golpeo el alma fue escuchar a los narradores, supuestos latinoamericanos como alababan al contrario, proliferando para toda Latinoamérica, la injertada noción de que lo de afuera es lo mejor; y para rematar, las declaraciones del entrenador de Ecuador, al decir que Francia fue superior, cuando no pudo ser capaz de anotar un gol teniendo Ecuador, un jugador menos; todo esto demuestra la baja autoestima de muchos latinoamericanos que dicen tener patria pero denigran y desconfían del talento de sus compatriotas. ¡Cuidado Presidente Correa, con esta gente!, busque y apoye a todos aquellos que demuestren querer a su Patria. A los otros, hágale ver su indigno comportamiento, de esta manera, será el pueblo quien los haga reflexionar o desconocerlos como compatriotas.
 
Bueno, algo parecido pasa en Venezuela desde hace muchos años, recuerdo a un compañero de la universidad que no dudaba en señalar que los yanquis eran todos poderosos y que podían barrernos cuando quisieran y este pensamiento realmente me enardecía, yo le aseguraba que la dignidad de un pueblo era un arma invencible contra cualquiera que pretenda someter a su patria, claro, su ponencia solo se basaba en la masacre que provocarían con sus letales armas y sus soldados asesinos; yo me basaba en la victoria moral, que aun desapareciendo la totalidad de sus defensores quedaría inscritas para la eternidad por su heroísmo, en las páginas de la historia.
 
Por eso en varias oportunidades critique en mis “como lo veo lo escribo”, al Comandante Chávez cuando hablaba de traer rusos, chinos o cualquiera entidad foránea  para que se encargara de las misiones que nos correspondía a los venezolanos, despreciando muchas veces los talentos nacionales por el solo hecho de no estar de acuerdo con la forma de ejecutarlos. Ahora se está llamando a los detractores y depredadores de la patria para que solucione la crisis económica; porque dentro del proceso, hay quien piensa que la empresa privada es la que crea más empleo y más riqueza.
 
¡Compatriotas hasta cuando dejaremos de pagar por lo que a nosotros nos corresponde hacer y producir; no dejemos que la patria se pierda. Contentemos a  Bolívar  que “trae Furia y coraje por dentro, Al ver que nos han quitado, Lo que él dejó siendo nuestro.” Como canta el Comandante Ali”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1229 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a190713.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO