¿Lo estamos haciendo bien?... o Venezuela vista de afuera

Como he dicho varias veces: “Estoy lejos de la patria, y a veces pierdo la perspectiva”… Las noticias que llegan a la vieja Europa llegan “adobadas” por la mala intensión… Y las que me llegan de las fuentes revolucionarias vienen a su vez “adobadas” por la más pura adulación… Para los unos todo es malo, para los otros todo es bueno… Son blancos o negros, sin ningún tono de gris… Ni los unos, ni los otros dan su brazo a torcer… Las voces de diálogo están basadas en una sola línea: “Yo dialogo si tú haces todo lo que yo quiero y nada de lo que no quiero”; si no, yo jodo (o yo te jodo)… Todo se vuelve un eterno diálogo de sordos.

Así camaradas, debemos convencernos que no hay diálogo posible con la “oposición” venezolana tal como está conformada hoy en día… De una vez por todas deberemos comenzar a entender que con la burguesía venezolana NO HAY diálogo posible, ellos no quieren dialogar, no les interesa… Su único interés en el de mantener sus monopolios, sus oligopolios y los fabulosos márgenes de ganancias (muchas veces superiores al 2.000 % anual)… Ellos saben que esa ganancia viene del hambre del pueblo, más poco le interesa… Los cerros son la fuente de mano de obra barata, y consumidores a juro con lo poco que pueden conseguir.

La burguesía solo entiende un idioma, y éste es el idioma de la imposición,”o te expropio o produces”, y “el 90% de tu producción debe ser para el pueblo”… “Además tienes que pagar tus impuestos (y pagar un impuesto escalatorio sobre tus ganancias brutas)”… Si no te gusta, pues lárgate a donde mejor les plazca. Pero eso sí, deja las fábricas, maquinarias, instalaciones para la producción cooperativa de tus actuales empleados. De una vez por todas deberemos entender que el dinero lo tiene la República Bolivariana de Venezuela (de su renta petrolera) lo que quiere la burguesía es quedarse con él a toda costa.

Por otro lado, es obligatorio fomentar el diálogo con aquellos grupos que no siendo totalmente “chavistas” dicen tener pensamientos de izquierda, o de aquellos que por lo menos dicen tenerlo “democrático”, un grupo sensato de oposición es necesario para el buen funcionamiento de la Revolución tal como la hemos planteado… A la burguesía criolla hay que ignorarla; si es necesario hay que traer inversores extranjeros para que se encarguen de las áreas que dejen libre.

Recuerden que quienes planteamos hacer una revolución, sin un paredón de por medio, fuimos nosotros (yo siempre he considerado esto como un error, pero así fue por voluntad de Chávez y así se hizo), y por ello una oposición hace falta… hace falta aquellos que nos hagan ver nuestros errores -y no llamar a quien lo haga “traidor” ni “divisionista”- Camaradas, no todo puede ser una letanía de adulaciones, y jaladera de bolas, a los integrantes del gobierno, el cual -desde la muerte del Comandante- no lo ha hecho todo lo eficiente que era de esperarse… Están fallando y lo que es peor, están cayendo en los peores vicios de la Cuarta República…

O hacemos una Revolución dentro de la Revolución o ésta se nos escurrirá entre los dedos…

Nos vemos en las teclas…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2204 veces.



J.W. De Wekker Vegas

Activista venezolano-holandés. Alias Jota Dobleve.

 jotadobleve@gmail.com      @JWekker

Visite el perfil de J.W. De Wekker Vegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: