Como están la Oposición (MUD) y la Revolución (Gobierno-PSUV)

Comencemos con la oposición, constituida por los partidos políticos que hacen vida en la MUD. AD, Copei, Pj, VP, UNT, ABP, BR entre otros. La crisis por la cual atraviesan se debe mayoritariamente a la falta de una visión de país. Los partidos políticos que adversan al proceso revolucionario aun no tienen definido un proyecto político, económico y social que exprese el consenso de todos quienes los apoyan. Podemos decir que la oposición esta acéfala de ideas, que no puede por ahora concretar un movimiento que irrumpa en las masas populares y se convierta en alternativa viable. En estos largos 16 años la derecha venezolana solo se ha dedicado a un oposicionismo estéril, sin nombrar a los radicales que buscan atajos fuera del marco constitucional y del estado de derecho.

Aquel parapeto de “programa político” en el cual basaron la candidatura de Capriles Radonski fue un fracaso. Volver al pasado cuarto republicano como se planteaba no es alternativa atrayente para el país, inclusive los seguidores de la oposición no quieren nada con la IV república o algo que se le parezca. He aquí unos de los graves problemas de la oposición. Otra de los grandes errores cometidos, es la no comprensión del cambio de época que estamos viviendo. La oposición ha menospreciado el proceso histórico iniciado por el presidente Hugo Chávez. Nuestra oposición no se ha hecho participe del cambio de paradigmas ocurridos en el país desde 1998. Solo ha tratado de entorpecer, no ha sumado. Todo proceso democrático de cambios de estructuras, de modelos, necesita de la participación de un sector que, aunque difiera en lo ideológico, participe de manera activa sin dejar de buscar el poder político. Podemos afirmar que la Revolución Bolivariana ha estado huérfana de una verdadera oposición que sea, proactiva, coadyuvante en los cambios de paradigmas de este nuevo siglo.

Los “lideres” también han tenido su responsabilidad en el curso desviado que ha tenido últimamente la oposición. Apoyar la violencia no es un signo democrático. Capriles Radonski, Leopoldo López y María Machado lo han hecho reiteradas veces. Lo sucedido recientemente con el terrorismo de la guarimba demuestra que no hay capacidad para aislar a los grupos violentos que hacen vida en la MUD. La guarimba se les fue de las manos a los alcaldes de Sandiego, San Cristóbal, Chacao, Baruta. Si bien es cierto que son grupos minoritarios, que han recibido logística (dinero, comida, ropa, armamento) de algunos alcaldes, no deja de ser un problema para toda la oposición, que no ha podido deslastrarse de estos acontecimientos, y lleva sobre su espalda el bacalao de la conjura y del golpe de estado

La mesa de dialogo abierta recientemente con diferentes sectores de oposición, no ha tenido la fortuna de marchar rápido para estabilizar al país, en lo económico y en lo político Esperemos que ha cortísimo tiempo, se pueda lograr humo blanco. Es muy importante que la oposición de una vez por todas entienda el proceso que vive Venezuela desde 1998. De no ser así, seguirá dando bandazos y cabezazos contra la pared.. Amanecerá y Veremos¡¡.

En el lado del gobierno revolucionario y del PSUV no todo ha sido color de rosa. Han existido omisiones y errores. No podemos escudarnos de que todo proceso político reviste errores. Dentro del gobierno y del PSUV se ha tropezado con la misma piedra dos veces. Existe un grave problema económico, achacarlo todo a una guerra económica no debe ser la actitud de como asumir el problema. El Presidente Hugo Chávez logro grandes avances en la política interna y en la geopolítica. Nicolás Maduro con tan solo un año ejerciendo la primera magistratura debe de una vez por toda asumir los problemas económicos que afectan a la gran mayoría de los venezolanos sobre todo a las clases más desposeídas. La cantaleta perenne de que, Venezuela es un país mono productor dependiente de la renta petrolera, debemos dejarla a un lado. Eso lo estamos repitiendo desde que se descubrió el primer yacimiento de oro negro. Lo hemos repetido tantas veces, que ya lo aceptamos, ese concepto forma parte de nuestras vidas, y lo asumimos como inevitable. El Gobierno de Maduro, debe revertir ese concepto. Primero borrarlo del cerebro de quienes manejan la economía y luego de nuestro espacio y tiempo. Es con trabajo arduo, como la expansión de la economía, con la inversión permanente y sostenida, la creación de pequeñas y medianas empresas, una educación de avanzada, es como podemos lograr el desarrollo y el crecimiento económico, sustentable y ecológico.

Venezuela no está para inventos. La economía es una ciencia social, donde el dos más dos son cuatro, Si no tenemos inversiones, no podemos desarrollar nuestra fuerza de trabajo, sino desarrollamos nuestra fuerza de trabajo, el desempleo nos cae encima, y la calidad de vida de nuestros compatriotas se derrumba como un castillo de naipes. Eso en lo económico. En lo político, nos encontramos con la falta de ética de algunos funcionarios del gobierno. La corrupción está en casi todos los niveles, donde el amiguismo, el nepotismo está a la orden del día. La burocracia hace estragos en la administración pública, la prueba más fehaciente son los hospitales. La fuga de capitales desde el mismo gobierno ha sido elevadísima, aun esperamos por los nombres de las empresas de maletín que desfalcaron a la nación. Lo construido con las manos por el Presidente Chávez lo están desbaratando con los pies desde algunos ministerios. La burocratización de las misiones ha sido otro ejemplo de mal manejo político. La fatal distribución de rublos alimenticios, del Gas, Medicinas, donde encontramos zonas donde llega de todo, pero otras con desabastecimiento total. Han sido errores por falta de una buena coordinación desde el estado. La no participación o la negación absoluta de la empresa privada, también ha hecho un gran daño al gobierno. El problema ha sido de parte y parte. Ojala y las mesas de dialogo económico ofrezca sus frutos en corto plazo, porque nuestra economía está en mírame pero no me toques.

El PSUV, pronto tendrá otro congreso ideológico. Quizás allí no se tocaran de los miles de entuertos que afloran en esa organización, a la cual pertenecemos pero no hacemos activismo político de calle. Nuestro aporte será por esta vía. Ya hace algunos años enviamos unos tips, no sé si se tomaron en cuenta. Nunca nos cansaremos de repetirlo; el PSUV, debe ser, la correa de transmisión entre el gobierno y el pueblo llano. Más allá de lo ideológico que es importante, más allá del marco teórico, que también es importante, están las verdaderas necesidades del pueblo. Un pueblo acogotado por la inflación, por la escasez, por la burocracia, es un pueblo que camina por la cuerda floja. Ojala que este congreso libere las ideas, las propias, no el dogmatismo que cada uno lleva por dentro, porque una cosa es el dogma y otro el dogmatismo, pero de eso hablaremos en próximo artículo.

Saludos Cordiales, RAS, SXXI

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2197 veces.



Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a186735.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO