¿Por qué se habla de Socialismo y no se habla de Socialismo del Siglo XXI?

Del Socialismo del siglo XX al Socialismo del siglo XXI... o de cómo una verdad termina siendo una burda mentira...

 

No hace falta hurgar nuestro inmediato pasado político para saber quién propuso e impulsó aún a costa de su propia vida un socialismo nuevo, diferente, a la medida de un siglo XXI que apenas comenzaba, ese es el legado supremo de nuestro eterno comandante. Esa es la verdad más allá de toda duda. Pero, (el bendito pero como diría Perucho) todo el mundo hoy día habla de socialismo, tiros y troyanos, revolucionarios y sociedad civil, estudiantes? y pata en el suelo... como si estuviéramos aún a principios del siglo XX, algunos llegan a la barbaridad histórica de igualar socialismo y comunismo como una misma cosa política.

¿Por qué se habla de socialismo y no se habla de socialismo del siglo XXI?  

Misterios de la ciencia dirán algunos. Perversión goebbeliana diría yo. Cuando escuché al dinosaurio Ramos Allup despotricar por mampuesto contra la constitución pensé que la combativa camarada Blanca Eckhaut le iba a ripostar con contundencia que no es socialismo a secas, es socialismo del siglo XXI..!!! Por ahí dicen infinidad de blogueros y muchos sitios en Internet que un Rotschild financió a Marx para que escribiera “El Capital” y de paso le dio una ayudadita a Stalin para que instaurara “el comunismo” en la antigua URSS. Comunismo perverso que luego la misma familia de banqueros “trató” de extinguir financiando al inefable Hitler, amiguito del alma del abuelo de Bush padre por cierto. Asumo que es a este socialismo-comunismo al que se refieren los disociados de la derecha venezolana a los que Hugo Rafael volvió locos y Nicolás también. Pero ojo avizor, los revolucionarios no podemos morder el peine y hablar como loros de socialismo a secas, a ultranza, el socialismo que queremos y defendemos tiene nombre y apellido, se lo puso nuestro amado comandante y es a la venezolana, es Socialismo del Siglo XXI, que los confundidos estén del otro lado no me preocupa, pero los que estamos en las trincheras de la revolución no podemos dejar que nos lleven al escenario de la anonimia política, porque ese socialismo-comunismo del cual ellos hablan no existe. Socialista es Francia, Ramos Allup, socialista es Alemania, Chile y otros más. Pero nuestro socialismo no tiene nada que ver con lo que en eso países se practica a nivel político, por cierto Henry, en las constituciones de esos países que nombré no se menciona la palabra socialismo.

Y como nuestro Socialismo del siglo XXI es a la venezolana, tenemos el sagrado deber de construirlo a nuestra medida, nadie va a darnos una “receta” de cómo es la  cosa, en lo político, en lo económico, en lo social, en lo cultural. La crítica tiene necesariamente que ser constructiva, sin lamentos ni lloriqueos, firme y clara como la luna llena, por ejemplo, el gobierno del camarada presidente obrero Nicolás Maduro y su tren ejecutivo no pueden seguir hablando de igualdad social si no existe igualdad económica ni de oportunidades para las masas que apoyan este proyecto político. No digan que no hay escasez de alimentos y bienes en el país porque tengo días buscando azúcar en los supermercados y PDVALes y no se consigue, la construcción de mi casa está paralizada porque no hay cemento ni cabillas en las ferreterías y los consejos comunales distribuyen? sólo 4 sacos por personas una vez a la semana, ¿Debo perder un día de trabajo a la semana para comprarlo? ¿Saben por qué los vendedores informales especulan pertinazmente con los productos de la cesta básica? Porque ven en la venta de esos productos una forma fácil de obtener dinero sin trabajar honradamente. ¿Cómo vamos a construir el Socialismo del Siglo XXI que nos legó en el discurso y la práctica nuestro amado comandante eterno, si el sector construcción, metalmecánico y agroindustrial trabajan a un 25 %? Estas cifras no se plasman en un cuadro de estadísticas, es la vivencia de un venezolano de a pie que exige una verdadera igualdad social.

Más allá de lo ideológico está lo socio-político, le digo al camarada Miguel Ángel Pérez Pirela que suelte el micrófono y baje de ese pedestal en el que se siente en el canal 8 y le hable de socio-política a las masas, que para eso tiene bastante material y público que lo escuche. Camaradas revolucionarios, no sigan hablando de socialismo a secas, eso suena a hipocresía, hablemos de SOCIALISMO DEL SIGLO XXI y construyámoslo ladrillo a ladrillo, abrazados como hermanos y hermanas, sin mezquindad, que el corazón de los venezolanos es grandote y hay cabe todo el amor que nos dio nuestro amado comandante eterno para repartirlo a manos llenas, solo así podremos acabar de raíz con la confrontación política, con las guarimbas, con las conspiraciones golpistas, camarada presidente Nicolás Maduro Moros, la paz que usted necesita para gobernar sólo el pueblo se la puede brindar, no se decreta, se construye, deje de apagar “candelitas” y que los organismos competentes apliquen las leyes al pie de la letra para que haya justicia, y recuerde una cosa siempre: no es con propaganda que un líder gana apoyo, es con hechos concretos, las carreteras, autopistas, avenidas y calles de la patria están llenas de enormes vallas anunciando obras ejecutadas o por ejecutar, decrete que las eliminen y reinviertan ese dinero en obras sociales y bienes tangibles para el pueblo, una valla sale más cara que una canaimita, saque la cuenta por ahí nada más...

 

CHAVÉZ VIVE Y LA LUCHA SIGUE...!!!

VIVIREMOS Y VENCEREMOS...!!!

 

galrodriguez55@gmail.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1830 veces.



Gualberto A. Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: