La lucha no es ideológica

La motivación para escribir el siguiente artículo es el resultado de un proceso de análisis cuyo punto culminante o gota que rebasó el vaso han sido las escandalosas revelaciones de los ministros Giordani, Ramírez, Rodríguez Torres y Edmee Betancourt, en las cuales denunciaban que CADIVI entregó más de 20.000 millones de dólares a empresas de maletín para realizar importaciones fantasmas, sin que hasta la fecha haya ni una sola persona imputada, ni natural ni jurídica, ni que nadie en el alto gobierno asuma su responsabilidad por este asalto a nuestras reservas internacionales. (http://www.aporrea.org/contraloria/a166612.html), (http://www.aporrea.org/contraloria/n229466.html), 

Con la venia de los apreciados lectores, me permito transcribirle la siguiente fábula esperando que la moraleja de la misma pueda contribuir a que tengamos una visión más exacta de la realidad política actual y que nos señale el camino que debemos seguir los venezolanos, seamos chavistas, opositores o ni-nis.

La fábula del “Amo de los Monos”

Una parábola china del siglo XIV, atribuida a Liu Ji, por ejemplo, destaca muy bien esta interpretación descuidada acerca del poder político:

En el estado feudal de Chu, un viejo vivía de tener monos a su servicio. Las gentes lo llamaban “Ju Gong”: el Amo de los Monos. Todas las mañanas el viejo reunía a todos los monos en su patio y ordenaba al más viejo que condujera a los demás a la montaña a recoger fruta de los árboles y matas. La regla era que cada mono tenía que darle al viejo la décima parte de lo que recogiera. Los que no lo hacían eran brutalmente azotados. Todos los monos sufrían amargamente, pero no se atrevían a protestar.

Un día, un monito les preguntó a los otros; “¿Fue el viejo quien sembró los árboles y las matas?” Los otros le respondieron: “No; brotaron solos.” El monito les dirigió otra pregunta: “¿No podemos nosotros coger la fruta sin permiso del viejo?” Los otros replicaron: “Sí, todos podemos hacerlo.” El monito siguió: “¿Entonces por qué tenemos que depender del viejo? ¿Por qué tenemos que servirlo?” Antes que el monito hubiera terminado su discurso todos los monos de pronto se sintieron iluminados, y despertaron. Esa misma noche, al observar que el viejo se había quedado dormido, los monos rompieron las barreras del vallado donde se hallaban encerrados, y destruyeron el recinto por completo. También se apropiaron de cuanta fruta el viejo tenía guardada y se la llevaron al bosque, y nunca más volvieron. Al fin el viejo murió de inanición.

Yu-Li-Zi dice: Algunos hombres en el mundo gobiernan a su pueblo mediante tretas y no por principios rectos. ¿No son éstos iguales al amo de los monos? La gente no se ha dado cuenta de su embrutecimiento. Apenas se les ilumine el conocimiento, las tretas dejarán de funcionar.” Fin de la fábula.

En Venezuela se necesita una revolución urgente y la toma del poder político y económico por la gente y para la gente. Eso está claro, al menos para este escribidor.

Aquí en Venezuela se supone que ya esa revolución se hizo y que lleva en el poder ya casi 15 años. Pero ninguno de los problemas heredados de la cuarta república se ha solucionado sino por el contrario se han exacerbado todos y surgido otros no menos graves.

El otro problema que no deja que muchos venezolanos se aproximen a la verdad verdadera es que ven la realidad política de Venezuela en blanco o negro  y no cree en terceras opciones. Para esos venezolanos todo es blanco o negro, sin otras tonalidades. Por ello cualquier salida que se sugiera que no sea ni Madurismo ni MUDismo les parece inverosímil e inaceptable, porque piensan además que el problema es ideológico. A continuación trataré de demostrar el problema de Venezuela no es ideológico. El problema principal de Venezuela es que los dos grupos políticos dominantes se disputan el poder para ponerle la mano en exclusividad a la torta petrolera, es decir, a 250 millones de dólares diarios, o 91.250 millones de dólares al año y para lograr ese objetivo, un grupo enarbola como coartada la bandera del socialismo del siglo 21, mientras que el otro grupo enarbola la bandera de la libertad y la democracia

A mis estimados lectores formulo ahora esta pregunta: ¿Qué tendrán en común personajes como Gustavo Cisneros, Lorenzo Mendoza, Diosdado Cabello, Rafael Ramírez y Walid Makled? Respuesta: Presuntamente muchos millones de dólares.

Otra pregunta, ¿Ustedes creen que a esos personajes les interesaría que se revaluara el bolívar y se eliminara el Control de Cambio? Respuesta: Presuntamente no, porque al parecer la base de su riqueza y/o poder se sustenta mayormente en la existencia de ese Control de Cambio, del Mercado Negro  y de que el bolívar cada vez valga menos.

Una tercera pregunta: ¿A ustedes les parece correcto y revolucionario que las grandes decisiones de carácter económico como el endeudamiento externo, la devaluación del bolívar y la administración de PDVSA sea de la competencia exclusiva de 4 personas (Jorge Giordani, Nelson Merentes, Rafael Ramírez y Nicolás Madura, decisiones de las que han sido marginados los ciudadanos que solo son tomados en cuenta a la hora de elecciones?

¿Cuál es la solución, entonces? La Tercera Vía, caracterizada por las siguientes propuestas las cuales no oirás jamás de parte de Maduristas ni de MUDistas:

1.  1.  Toma directa del poder político por parte del pueblo, organizado en Consejos Comunales, Gremios Profesionales, Sindicatos y Universidades, sin injerencia de partidos políticos, con el objeto de instalar el Poder Popular, bajo un liderazgo horizontal y colectivo para la toma de las grandes decisiones
 
2.    Administración y entrega de la riqueza petrolera, minera y gasífera directamente y en dólares a todos y cada uno de los venezolanos, en razón inversa a los ingresos de cada quien, es decir, quien más ingresos tiene actualmente recibirá menos y viceversa. Ventajas evidentes de esta propuesta es que se lograría el objetivo Hambre Cero, amén de la bancarización de  toda la población adulta que sería  dotada de  tarjetas de crédito y de débito. Además todo el mundo tendría acceso a los dólares, no habría control de cambio y sería posible eventualmente que 1 Bolívar sea igual a 1 dólar y hasta más. Es decir, las reservas internacionales estarían en manos de todo el pueblo y no en las de un grupito de vivianes

3.    El gobierno de turno se sostendría exclusivamente con el Impuesto sobre la Renta y todo el mundo lo pagaría en razón inversa a sus ingresos: Quien gana más paga más ISLR

 4.    Referendo Revocatorio Automático a la mitad del período para todos los funcionarios electos, de Presidente para abajo, sin necesidad de recolectar firmas
 
5.    Declaración Obligatoria Jurada y Anual del Patrimonio para todos y cada uno de los ciudadanos adultos, con confiscación de bienes y cárcel para aquellos que no puedan justificar el origen de su patrimonio o mientan al respecto
 
6.    Desarme general y absoluto de la población civil, sin excepción alguna y con 8 años de cárcel para cualquier civil que porte o posea armas de fuego
 
7.    Prueba Obligatoria de Dopaje (Drogas) y Test Psiquiátrico para todos y cada uno de los funcionarios públicos desde policías hasta el Presidente, con destitución inmediata y de por vida de los que resulten positivos o a los que se les demuestre estar incursos en corrupción
 
8.    Elección por voto universal, directo y secreto de todos los magistrados del Poder Judicial, del Poder Moral (Contraloría, Fiscalía y Defensoría del Pueblo) y de lo Rectores del CNE
 
9.    Reforma de la Constitución, prohibiendo al gobernante de turno el endeudamiento del país o la devaluación de la moneda. Estas medidas sólo podrán llevarse a cabo previo referendo consultivo aprobatorio

 Para no fastidiar demasiado, dejo hasta aquí estas propuestas, pero hay muchas más. Como ven ninguna de ellas las haría jamás el Madurismo en el poder ni la oposición agrupada en la MUD. Solo una tercera vía u opción las puede formular y llevar a cabo. ¿No creen ustedes? 

La lucha de los cogollos del PSUV y la MUD no es ideológica. Esa lucha es por el botín petrolero. Démosle un parao definitivo a esa inmoralidad. Hagamos como los monos de la fábula y no pidamos permiso al cacique de turno para tomar los frutos, empoderar al pueblo y acabar con la corrupción.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2398 veces.



Eudes Vera

Ingeniero Electricista, UDO, 1969. Jubilado UDO como Profesor Titular en 1994. Maestrías y Ph.D.en Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Pennsylvania (EEUU), Aston y Hatfield, Reino Unido.

 eudesvera3@gmail.com      @eudesve

Visite el perfil de Eudes Vera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a182954.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO