En defensa del Presidente obrero Nicolás Maduro contra los ataques del Colectivo Grano de Maíz

Es realmente indignante que el colectivo Grano de Maiz, basándose en el apoyo que diera el Comandante Chávez en su momento, emita artículos que se publican a diario contra el Presidente Nicolás Maduro. Han salido personas que intentan reducir el asunto a una supuesta alteración del Plan de la Patria cuando fue convertido en Ley de la República haciendo uso de la Ley Habilitante que el pueblo respalda para luchar contra la burguesía parasitaria.

Basta con leer los escritos de este colectivo para ver con asombro acusaciones y epítetos contra el Presidente Obrero donde lo descalifican personalmente, golpean al Partido Socialista Unido de Venezuela y critican sin piedad al movimiento obrero sindicalizado y no sindicalizado. Como clase trabajadora sentimos realmente indignación que estas personas que dicen ser camaradas y socialistas pretendan ofender el legado de Chávez haciendo referencia a que sólamente ellos son sus defensores, olvidando que la revolución social es un acto de las masas oprimidas por el capitalismo y en nuestro país es el resultado de la unidad cívico-militar. Si estos compatriotas son revolucionarios deben disculparse y venir luchar diariamente en las calles para defender el socialismo de carne y hueso como única manera de demostrar su compromiso con la Patria Socialista.

Como trabajadores y trabajadoras socialistas, bolivarianos y chavistas repudiamos ese maltrato a nuestro Presidente Maduro y sentimos que estos ataques guardan prejuicios antisindicales y antiobreros revestidos de críticas teóricas. Como clase social revolucionaria hacemos un llamado al pueblo en general a seguir en la batalla y a contribuir en el desarrollo del Plan de la Patria para que pueda aplicarse en las instituciones, empresas y en la vida cotidiana, con el fin de superar las lacras del capitalismo como el desempleo, inflación, inseguridad, la corrupción, el brocratismo, la falta de vivienda y el irrespeto a la condición del ser humano. Nuestro deber como trabajadores y trabajadoras es luchar, trabajar, estudiar, criticar y mantener la unidad e integridad del legado del Camarada Chávez como polo de atracción de los pueblo del mundo.

Nuestra resonsabilidad como pueblo trabajador es construir el socialismo como única forma de salvar la esperanza de vida en el planeta. Tal y como decía el Camarada Maduro al referirse a esa gran revolucionaria Rosa Luxemburgo: Socialismo o barbarie.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2927 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: