A tres meses de tu partida...Chávez, hasta la victoria siempre comandante

Tres meses de tu partida y tu recuerdo está muy vivo Chávez, es increíble e inefable que no estés aquí; retumba tu voz grave, clara y precisa en toda Venezuela con tus discursos, instrucciones y cantos que alegraban y recreaban tu pueblo querido.

Tu pueblo te extraña Chávez, eras tan directo y espontáneo en tu manera de ser, no tenías que falsear lo que no eras; esa fue tu tarjeta de presentación: aquel “por ahora” que dejó a todos impactados, el país vio el coraje que tuviste en asumir la responsabilidad de ese hecho histórico que sacudió al pueblo venezolano, para nacer una nueva Patria.

Tu valentía fue infinita: en el ´92 te iniciaste públicamente con ese heroísmo que te caracterizó enfrentándote a un gobierno tirano como el de Carlos Andrés Pérez; al ganar la presidencia juraste sobre la “moribunda” Constitución que refundarías la República, así lo hiciste; seguidamente te toco la tragedia de Vargas, allí demostraste tu arrojo para las adversidades más cruentas; le pusiste fin a la Oficina Antidrogas de Estados Unidos DEA en nuestro país, toda una decisión soberana.

Todos estos ataques de la oposición fascista te hicieron de hierro para las adversidades, la creación de las Leyes habilitantes para el pueblo, decisión que dio pie a la oposición para crear escenarios de desestabilización en pro de un golpe de Estado; 2002 la oposición apátrida y ultraderechista te da un “Golpe de Estado” y el 13 de abril, pueblo y Fuerza Armada te regresan como Líder de la Revolución.

Superaste el nefasto paro petrolero empresarial que dejó sin gasolina y sin alimentos a la población venezolana; el referendo revocatorio convocado por los fascistas; sufriste amenazas del gobierno de Estados Unidos para invadirnos hasta el cansancio, entre otras aberraciones que te tocó vivir con esta masa de traidores y vende patria como la ultraderecha neoliberal venezolana.

Estas decisiones comprometidas con un pueblo que clamaba justicia y dignidad de gobiernos opresores de la cuarta república, te costo todo un odio mortal por esta gente inmoral, bastarda, manipuladora y desestabilizadora como la oposición fascista venezolana.

Tu amor a la Patria no tuvo comparación, ni límite, lo entregaste todo, hasta tu humanidad, día y noche, trasnochos no bastaban para trabajar por ella, no hubo descanso, no había tiempo que perder, tú presentías tu estadía por esta tierra, todo lo quisiste realizar sin pérdida de tiempo, apretabas la marcha, exigías en redoble para que las demandas del soberano estuvieran satisfechas con eficiencia revolucionaria, “mandando y obedeciendo al pueblo”, una de tus frases célebres que todavía sentimos con un eco en el horizonte.

El amor a tu familia fue inmenso y paterno, ellos giraban a tu alrededor, tú marcabas la pauta, cada momento lo aprovechabas al máximo para el abrazo tierno y cariñoso, el beso intenso y fervoroso de pasión familiar con Rosa Virginia, María Gabriela, “el gallito”, doña Elena, don Hugo de los Reyes y tus hermanos entre ellos, Adán, siempre unidos a pesar de las adversidades, como lo contó Adán y el morral de tus sueños y proyectos, y “si por cualquier infortunio uno se queda en el camino, él otro tiene que seguir”.

Así fuiste Chávez, gigante y sabio, no eras de este mundo, gracias, por enseñarnos todas las cosas que aprendimos de ti, ante todo el amor a la Patria Grande y Bonita que nos dejaste para nuestras generaciones.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1688 veces.



Nivia Montero


Visite el perfil de Nivia Montero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a167502.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO