Cuando las críticas al gobierno de Maduro coinciden con las de la derecha, ¿no deberíamos entrar en sospecha?

La ceguera y la arrogancia no debe llevarnos ni a los críticos ni a los criticados a olvidar que el enemigo de la Revolución está en la acera del frente.

Leemos algunos análisis y sorprende ver cómo, en muchos casos, desde nuestras filas se puede estar coincidiendo con la derecha en la valoración de la Revolución y sus alcances.

Algunos hemos pedido a gritos “radicalizar” el proceso y nos contentamos con los amagos iniciales que le hiciera el Presidente Maduro a Lorenzo Mendoza, por jugar al desabastecimiento, escasez e inflación como vías para debilitar al gobierno, aunque él declare que “no tiene interés en participar en la política”. Al pensar la cosa más en frío, concluimos que, como bien lo señala el acucioso analista  W. Acosta, “hay que recordar que la política no es una suerte de autopista” que avanza hacia los objetivos en línea recta y mucho menos la política revolucionaria.

Parece que en estos meses, en la ausencia física del Comandante Chávez, olvidamos que la Revolución hoy enfrenta la misma contradicción que ha enfrentado en los 14 años en los que hábilmente la condujo el Comandante.

Leemos montones de críticas al equipo económico y a las medidas que el Gobierno de Nicolás, ante la emergencia golpista ha debido tomar, recordemos que ese golpismo está activado desde diciembre 2012 y se ha traducido en una guerra económica declarada contra el gobierno.

En algunos casos, los más osados, se ha acusado de “inocente político y/o de ignorante teórico” al propio Comandante Chávez.

Sí, está claro que la revolución donde más ha podido avanzar es en desplazar del poder político a la burguesía; el propio Comandante Chávez así lo reconoce en el Plan de la Patria y plantea que el Socialismo avanzará en la medida en que se cambien las relaciones económicas que después de 14 años aún prevalecen en la sociedad. Nadie está descubriendo el agua tibia cuando concluye que la tarea es cambiar las relaciones económicas capitalistas (de capitalismo rentístico) en nuestro país. Lo que pasa es que eso es muy fácil señalarlo desde la cómoda posición de quien critica desde el plano meramente teórico y filosófico, sería bueno leer el artículo Mis primeros días en el gobierno del nuevo Ministro para las Comunas R. Iturriza (http://www.aporrea.org/actualidad/a165957.html ), en el que inteligentemente se plantea éste asunto. 

Cerramos con una cita del profesor Acosta “hay que saber leer las críticas y tomar en cuenta lo que hay de válido en esa crítica”. Por cierto, y a propósito de la cita, valga la crítica a RNV por la salida del aire del programa del profesor Acosta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2240 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: