La columna de Dante Rivas

La política debe ser financiada por la militancia

Uno de los grandes logros políticos de la Revolución fue transparentar, con respaldo de Ley, el origen de los fondos que financian los Partidos Políticos y las campañas proselitistas.

Le corresponde a la militancia asumir con responsabilidad cívica generar los recursos básicos para la enorme tarea preparatoria y de logística que implica un acto comicial nacional, como el venidero presidencial del 7-O.

Por eso la donación voluntaria del salario de un día para nuestra organización, es un episodio de altísimo contenido revolucionario y posibilita miles de actos personalísimos de adhesión honesta al proceso al que desean continúe.

Esta modalidad, que por otra parte se está también aplicando ahora en otros países hermanos de la UNASUR, acaba con la absurda obligación que tenían todos los ciudadanos en la Cuarta República, vía Tesoro Nacional, de financiar a las cúpulas de COPEI y AD, con sumas mil millonarias a valores de hoy, que en un 75 % desviaban para uso personal o de las camarillas que tenían acceso a esas fortunas.

Entonces había dirigentes ricos con militantes pobres. Vivillos de oficio que perduraban por décadas en las conducciones partidarias rentadas, con muy buenos salarios, malversando el dinero que el Estado generosa e irresponsablemente ponía en sus manos.

Ahora hay una verdadera democracia financiera partidista, que elimina de raíz escándalos como los que vivió Colombia recientemente con la para-política, en donde los paramilitares financiaron campañas de alcaldes, gobernadores y parlamentarios de la derecha. Descubiertos, muchos están presos o exonerados de la vida pública colombiana. Excelente.

El blindaje legal venezolano acabó también con la vieja y dolosa práctica de los partidos políticos de aceptar donaciones de las compañías extranjeras, de empresas concesionarias del Estado y de organizaciones extranjeras, incluyendo gobiernos.

Esta democratización y nacionalización del financiamiento de las campañas evita que los ricos y poderosos actúen como dueños de los Partidos, poniendo y quitando candidatos, como lo sufrimos por décadas, enterrando los sueños de los auténticos lideres barriales que no tenían medios para defender sus propuestas y competir en igualdad de condiciones.

Ahora todos tenemos igualdad de oportunidades, sin que mande la billetera de cada uno.

¡Un fuerte abrazo y sigamos haciendo Democracia de verdad!

NE.DANTERIVAS@GMAIL.COM 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1905 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor