Chávez siempre se ha dado cuenta pero… Los precandidatos mudos

¡Qué tal, camaradas! Dispuestos a la opinión crítica, dentro del amplio concepto del término, como hacemos la mayoría de los venezolanos revolucionarios que amamos este proceso de cambios en democracia dentro de un capitalismo voraz, y que tenemos la decisión de expresarnos y la oportunidad de ser publicados.

Vamos a iniciar, brevemente, la referencia a Chávez, que para muchos de nosotros es el eje de todo. Recientemente declaró: "tras doce años, hace falta un relanzamiento para reimpulsar la Revolución Bolivariana y socialista, como única defensa de la garantía de seguir teniendo una Patria"

Durante estos años de los cuales han sido efectivos 8 o 9, ya que descontamos el inicio muy accidentado, tanto por el inicio en sí de una concepción democrática totalmente diferente; como por unos años de violenta agresión mediática para la desestabilización extrema que condujo al golpe que lo sacó del poder político y por poco lo conduce a la muerte; y por el imborrable, increíble, absurdo e imperdonable golpe petrolero.

Los venezolanos, menos los escuálidos de corazón (de corazón partío), no borraremos la angustia que nos causaron los peligrosos pitiyanquis que manejaban a nuestra industria petrolera vaticanamente, léase como para un grupo con intereses apátridas.

Apátridas del alma, aunque fueran “venezolanos” y que, teniendo ideologizados a un calificado equipo de profesionales, venían entregando al País a los intereses económicos de las trasnacionales imperialistas y al propio imperio del norte.

Y fue tan nefasta la ideologización extra gobiernos, extra país, que los motivaron a dañar a la industria, corazón de Venezuela -arrastrando a los solidarios con ellos y con la idea de sacar a Chávez-, sólo por no aceptar los cambios que los ubicarían como funcionarios públicos y no como de una empresa privada que hacían sentir.

Todavía están en deuda con cada uno de los venezolanos hasta que hagan un reconocimiento abierto, público, de la gran cagada que pusieron. Lástima que laten en su vileza sólo porque el presidente, magnánimamente, los perdonó, los indultó. Y por doquiera están conspirando con los militares también apátridas y todos los demás opositores súper apátridas.

Hasta los meritócratas que se quedaron en Pdvsa que no se atrevieron a unirse al paro-golpe.

Bien. El Líder ha tratado de fortalecer la estructura revolucionaria, siempre en crecimiento, por diversas vías, con diversos métodos, ensayando varios esquemas (desde los populares, activos y demonizados Círculos Bolivarianos hasta el Gran Polo Patriótico)

Opinamos que esa estructura revolucionaria requiere de mucha coordinación. Se han formado cuadros, equipos, patrullas, pero ha fallado la coordinación. La supervisión local, regional y nacional.

El PSUV, por lo menos en el área metropolitana de la zona norte de Anzoátegui, es un cascarón vacío. No es el centro de reuniones, ni el epicentro revolucionario. No existe.

En ese deseo de integración del presidente Chávez, que es indudablemente si no el único, el más visionario de lo que requiere nuestra Patria y la gran Patria americana, debe converger en cuerpos coordinadores, revisores, evaluadores de todos y cada uno de los pasos de nuestras organizaciones, especialmente en las bases y en las clases medias.

No es que exista un coordinador por zona o región, estimo que debe haberlos por municipios. Más cercanos a sus áreas de influencias. Algo muy sencillo, como ubicar a los camaradas. Bastaría con censarlos e indicarlos en planos de cada sector que se pueden conseguir en las Alcaldías. Los venden. Y si no los facilitan los escuálidos se ubicarán por Google.

Con esa ubicación se precisarán sus acciones. Supervisadas, repito. Entregarles elementos para la defensa de la revolución. Hablamos de gráficos sencillos que comparen situaciones de la IV con la V. En especial a la clase media envenenada mediáticamente.

Listados con todas las acciones revolucionarias y con las ejecuciones de proyectos especialmente los productivos, las EPS, etc.

Miren, camaradas, si no estamos al día con el accionar revolucionario no somos capaces de rebatir argumentos escuálidos.

Les aseguro, me perdonan la generalización, pero pocos estamos en condiciones de mencionar todos los logros, incluso los más importantes, por áreas productivas, construcciones, misiones, etc. Y a la hora en que nos topamos con escuálido, o un independiente mediatizado, y nos dice ¿qué ha hecho Chávez? comenzamos a divagar con algunos recuerdos.

En estos días, nuevamente en un taller por los huecos, el mecánico y el ayudante hablaban que desde que el gobierno tomó el CADA del Centro Comercial de Puerto La Cruz, había desmejorado. Que desde hace un tiempo el aire acondicionado no funciona y el calor es arrechísimo. Yo pataleé un poco pero dije que pasaría a ver.

Dijeron que era culpa de Chávez y pusieron un ejemplo de mala gerencia. Les dije que en ese caso correspondería al gobernador, o al alcalde. Entendieron un poco mejor. Aunque acordamos que era responsabilidad del gerente del supermercado, o de sus supervisores estadales, o regionales.

Uno mencionó que igual ocurría con un bicentenario y le dije que no me parecía, que yo había estado allí; ah entonces, me dijeron, el aire funciona pero no bien porque hace calor. Expuse que a lo mejor es por la cantidad de usuarios, dije. Me replicaron que siempre asistió mucha gente allí. Y que ni siquiera se me ocurriera entrar a los baños: una porquería.

Escuché en la radio, y lo viví, la apreciación del enredado funcionamiento del Banco de Venezuela, por lo menos en unas sucursales.

Y caímos en el deplorable estado de las calles de Puerto La Cruz y Barcelona y callé, porque me reparaban tricetas, huesitos y rótulas.

No todos los compatriotas que aprecian malos tratos, deficiencias en mantenimiento, lo cotidiano, pues, se encuentran con alguien que les pueda rebatir. Y quedan con lo negativo y lo riegan.

Por eso las comparaciones y una política urgente y agresiva hacia la eficiencia.

Presidente, ordene acciones de supervisión urgente. No debe haber malestar por espacios de uso colectivo. Es un masivo deterioro de nuestra imagen. Y no es culpa suya, culpechávez, pero se la endilgan.

El Polo Patriótico, sugiero, que como parte de la campaña electoral hacia 2012 y 13, deberá estar abocado a que todo funcione bien. A que haya buena atención por parte de los servidores públicos. Y todas esas cosas cotidianas que alteran nuestro devenir “socialista”

Mientras los precandidatos “mudos”, que ojalá lo fueran para no escuchar tantas pendejadas, todavía, con el esquema cuartarrepublicano en los tuétanos, como la corrupción, creen que esta es una campaña tradicional de esa época, donde habían unos candidatos menos majunches que los de ahora, sin dudas.

No se han dado cuenta de los cambios, o no quieren verlos, y cómo será que están súper mojoneados que hasta se consideran como Chávez, o superiores ¡qué bolas!

Se creen a la par de Lula, de Kirchner, de Correa, de Evo, de Cristina o de Dilma que son líderes importantes en el Mundo. Y a todos nos daría risa, o mejor dicho, vergüenza, en cualquier reunión de trabajo o en una cumbre junto a estos señores líderes.

¡Qué pena con esos mandatarios!


edopasev@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1334 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor