(Lo que Chávez Dijo)

Chávez y las Notas de Retaguardia

Los que diariamente compramos el Correo del Orinoco, este miércoles nos encontramos con el primer artículo de las “Notas de la Retaguardia” y en ellas pudo observarse con mucha nitidez; el Chávez de hoy, que es un poco la suma de los momentos del Chávez que ha venido siendo en todo es complejo proceso.

Para los exquisitos gustos de la oligarquía y de una parte de la clase media, que copia o trata de imitar estos gustos para vivirlo después en ilusiones y caer sentado con un desengaño; el punto uno de estas notas de retaguardia, pudo haberle sonado ridículo: Chávez oyendo cantos de gallos muy temprano en la mañana y comiendo fororo, cuando ese mundo equisito de la oligarquia y calse media que sueña está hecho para comer cosas peores pero con nombre rimbombantes. Hasta en el comer y apreciar la hermosura de la mañana, se filtra también formas de asumir, querer y sentir la vida.

Pero no es el punto de “los gallos y el desayuno”, el aspecto relevante de esta primera “Notas de Retaguardia”. Los más importante de esta reflexión que nos hizo llegar Chávez a través del Correo del Orinoco, es precisamente el punto 2, que lo tituló como “El Poder Popular”. Está claro Chávez y una vez más, nos hace llegar su apreciación sobre un tema que debemos y tenemos que asumir como estratégico. Muy recientemente escribí varias notas en tres partes por este medio (APORREA)[1] y en otros momentos, también he tratado el asunto, porque se entiende que Chávez tiene una idea clara sobre el tema, pero la idea o propuesta no perece concretarse tal y como uno la percibe.

En este caso particular del Poder Popular, pienso que no es mucha la confianza que actores importantes del proceso tienen sobre la política de la participación y el protagonismo. No la asumen como suyas porque entienden su sentido  y  alcance. El Poder Popular es la opción de revolcar todos los “principios” propios del socialismo del siglo XXI y de marcar definitivamente una frontera entre el socialismo de ayer y la nueva propuesta que Chávez  ha estado impulsando. Ayer y aún hoy, el Poder está concentrado en el Estado que tenemos y el partido con sus ocupantes actuales (¿temporales?) concentran parte importante de ese poder reproduciendo los vicios que hemos estado cuestionando pero que los vemos asomarse con frecuencia.

El remedio definitivo contra los planes desestabilizadores, golpes y guarimbas está en un definitivo impulso al Poder Popular. Leamos la idea que Chávez nos comunicó en esta primera entrega de Notas de la Retaguardia para que los que tienen poder de desarrollar este proceso hagan lo suyo. El Poder Popular es definitivamente el salvavidas y objetivo estratégico de este proceso de cambio y no debe esperarse un último momento para entender esto y desarrollarlo plenamente sin timidez.

Leamos y pensemos  el sentido de lo escrito por Chávez:

“El destino de la revolución esta en la organización y movilización Popular. Pero esta organización-movilización tienen necesariamente que producir el nacimiento de una nueva legalidad, la cual genere a su vez una institucionalidad popular-revolucionaria, que permita el crecimiento y la consolidación del Poder Popular” (Subrayado es nuestro)

Está clara la línea, sin embargo, se hace grandes esfuerzos para no entenderla o asumirla de una manera distorsionada. El Poder Pular lo vimos (hasta ahora) el 13 de abril después del golpe.; después lo hemos visto indeciso e indefinido buscando su concreción. Lo que vimos el 13-A, es el Poder Popular. No pidió permiso a nadie para reclamar su derecho a una esperanza y sacar a los golpistas. No esperó por una transferencia  porque los otros elementos del otro Poder (Poder Público) estaban en la retaguardia y desconcertado porque el partido no tenía raíces o sus raíces eran muy débiles.

La Organización es clave y ORGANIZACIÓN no es simplemente tener registrado muchos concejos comunales. Organización es movilización política de las personas para luchar por sus intereses. No es ir a una concentración, es capacidad y PODER para tomar decisiones. La propuesta de nueva legalidad que nos sugiere Chávez en esta entrega, nos advierte que la actual no es suficiente aunque hayas instrumentos novedosos. La nueva legalidad debe surgir pues, de un nuevo proceso constituyente en donde no quepa la opción de transferirle poder al pueblo. El Pueblo debe tener efectivamente Poder y capacidad de tomar decisiones. Ese es el reto y la manera de erradicar definitivamente a la IV republica y una parte de la IV.

Hace falta una buena propuesta de reforma constitucional o de constituyente. Hace falta también, saber restar y sumar. Restarle capacidad de decisión al Poder Municipal y Estadal y darle rango constitucional al Poder Popular con sus respectivas funciones y competencias. Menos Poder para los Municipios y Gobernaciones (operación de resta) y darle poder a las organizaciones comunitarias.

evaristomarcano@cantv.net



[1] Las tres Parte de esta reflexión están disponible en: http://www.aporrea.org/poderpopular/a127855.html  http://www.aporrea.org/actualidad/a127952.html. http://www.aporrea.org/poderpopular/a128146.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1848 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a128617.htmlCd0NV CAC = Y co = US