¿Socialismo y/o supervivencia Patria?

Uno de los mayores sabios del siglo XIX, Charles Darwin, pasó a la historia eterna de la humanidad por demostrar que las especies  evolucionan, que las especies nacen, se desarrollan hasta que unas perecen, se adaptan o vencen al entorno, y otras sencillamente son exterminadas. Es simple, realmente es algo básicamente entendido hoy en día (salvo por algunos fundamentalistas cristianos en EE.UU, o Islámicos en algunas regiones del oriente cercano). El científico norteamericano Jared Diamond, analiza en sus libros (“Colapso” y “Armas, gérmenes y acero”) como sucede igual con las civilizaciones, algunas tienen éxito, permanecen y otras sencillamente desaparecen: no son sustentables, no se organizan adecuadamente, despilfarran sus recursos o no son capaces de mantener un consenso político, la paz… o sencillamente son exterminadas por sus vecinos, rivales territoriales o potencias superiores. El propósito de cada familia, de cada ser vivo es sobrevivir, heredar su carga genética a la siguiente generación; para eso nos reproducimos, para dejar un legado a la posteridad, es la verdadera inmortalidad. Igual sucede con las naciones, entendidas como una unidad cultural, política, económica, etc. Partiendo de que nuestra patria es una nación con “todas las de la ley”, una república bien constituida y “justificada”, nuestro propósito es preservarla, garantizar que tenga voz, que sea fuerte y reproduzca su ser (la venezolanidad), que se conozca su historia para herencia y acervo de toda la humanidad…ese es el plan mínimo, si reconocemos a este pedazo de tierra, donde vivimos, como a una nación (yo la reconozco como tal) ese debe ser el propósito político nacional, la misión estratégica.

Pero ¿a qué  viene este discurso? ¿Por qué está introducción tan pedante y catedrática?...porque me parece que algunos perdemos las perspectivas. Nuestro propósito fundamental es garantizar una herencia a las generaciones presentes y futuras de venezolanos. Los venezolanos, en éste planeta, solo tenemos este pedazo de tierra, es el nuestro por herencia de sangre y fuego, nos lo hemos ganado en batalla, nuestra prioridad es mantenerlo, que la venezolanidad permanezca en el tiempo, dentro de un mundo cada vez más homogenizado, más globalizado, contra eso no hay lucha posible… la lucha es por permanecer, por sobrevivir como nación. Para sobrevivir podemos utilizar unos u otros métodos de organización socio-económica, podemos optar por métodos socialdemócratas, socialistas, liberales o del tipo que sean, pero eso es lo que son, no son más que métodos!! No son fines. EL SOCIALISMO NO ES UN FIN, ES UN MEDIO para permanecer, el “alfa y omega” es y debe ser siempre el ser humano, en este contexto, el venezolano. Lo ideal es buscar cual es la opción que garantiza a esta patria querida permanecer dentro de un mundo cada vez más complejo, YO QUIERO QUE MI PATRIA SOBREVIVA A LA GLOBALIZACIÓN. Por lo tanto, con el tiempo me voy hartando de los fundamentalismos, de los pensamientos obtusos y de la mediocridad, a mí me importa mi tierra, mi país, la herencia de venezolanidad que somos todos. Me voy hartando de las mentiras de la burocracia y de que pretendan que sustituya en mis anhelos el deseo de una patria abundante y generosa para todos, por el deseo de permanencia de un partido, que en realidad ni es partido ni es nada (quizás es más como un club de mafiosos descarados). En lo personal, el socialismo no es para mí más que un método por medio del cual podríamos (o no) garantizar la supervivencia de la patria, acelerando su desarrollo industrial, científico, social y cultural, no es más que eso, no es religión, es un método científico que puede ser válido o no. Por lo tanto, el método científico me obliga a evaluar sus resultados y a hacer las modificaciones pertinentes para enmendar el rumbo si los resultados no son los más convenientes para la salud de la patria. Haciendo eso, está claro que se me puede acusar de “reformista”, “revisionista” o “traidor”. ¿Y cómo puedo medir el éxito del método? Es muy fácil, los indicadores son los que usamos todos, pero no es que los vamos a cambiar si los resultados no nos gustan y empezamos a buscar entonces tonterías como “la medida de la felicidad” (como el payaso rey de Bután) o estupideces por el estilo. Nuestro país ha declinado notablemente en su capacidad científica (la había, sí que la había!!). Hay costos que son excesivos, el costo de perder capital científico nacional es incosteable, NUESTRO MAYOR CAPITAL, NUESTRA MAYOR RIQUEZA ES NUESTRO CAPITAL CIENTIFICO-TECNICO, NUESTRA GENTE Y SU CULTURA!! Podemos tener las mayores riquezas del mundo, pero si nuestros ingenieros se largan del país por falta de los adecuados incentivos económicos esto no tiene ningún futuro!, hay costos que la “revolución” no puede darse el lujo de tener que pagar. 

La supervivencia patria solo se garantiza con el desarrollo industrial, no se garantiza con ideología, eso es un valor agregado… no se piensa si se tiene hambre, no se investiga científicamente sin electricidad, no se construyen centrales nucleares sin ingenieros nucleares, contentos y motivados a trabajar con buenos salarios y condiciones de trabajo. El país se está descapitalizando en conocimientos técnicos de forma alarmante y esto es extremadamente conveniente para los intereses trasnacionales, contrarios a los intereses patrios. Al poner por encima del interés patrio el interés ideológico y la terquedad de imponer una visión, aunque el descontento que genera en ciertos sectores los empuja a emigrar (equivocadamente o no, como “pitiyanquis” o como “escuálidos”  o como se quiera clasificar), se está haciendo un daño tremendísimo, y lo peor es que me parece que esto no se entiende. Lo principal es que la industria nacional funcione perfectamente, que sea técnicamente la mejor y el bienestar solo se garantiza con calificación técnica de calidad. Hasta ahora el proceso bolivariano solo ha repartido el pastel, no ha agregado valor al mix económico nacional, y eso no es congruente ni con el discurso socialista ni con el cacareado amor a la patria. Si hay que deslastrar del fundamentalismo hay que hacerlo, pero este país debe sobrevivir, debemos garantizar que este país sea manejado por venezolanos preparados para generar el máximo de riquezas para todos, explotando de forma eficiente, sostenible y óptima a los recursos y potencialidades nacionales. NO ES SIMPLEMENTE REPARTIR EL BOTIN PETROLERO, BASTA DE MEDIOCRIDAD!. 

Me temo que la descapitalización en conocimientos científicos e industriales conducirá a una dependencia cada vez mayor del conocimiento técnico extranjero (sea Chino, Ruso, Bielorruso o Norteamericano) que no preocupa a una burocracia que cree que todo se soluciona porque tenemos “las mayores reservas petroleras del mundo”, eso no sirve de nada si no somos capaces de explotarlo los propios venezolanos, si no tenemos capacidad técnica, capacidad de negociación, astucia económica, capacidad gerencial y audacia geopolítica nuestra venezolanidad está condenada a la extinción, a la dependencia. Venezuela debe prevalecer en el tiempo, y eso está por encima de todo. Hay que reformar lo que haya que reformar, porque la ideología no es un fin sino un simple y vulgar medio, el propósito es la supervivencia patria, al menos eso he entendido. Por otro lado, si lo que queremos es extinguir a la venezolanidad y entregar este país “por el bien del mundo”, sacrificarnos para que los demás tengan en un futuro cercano el control técnico (y por ende el político, económico y social) del país, entonces vamos por muy buen camino, pero no creo que sea esa la intención del señor presidente de la república (al menos, por ahora, no lo creo…). VENEZUELA DEBE PREVALECER ANTE CUALQUIER OTRO INTERÉS, HAY QUE REFORMAR LO QUE HAYA QUE REFORMAR PARA GARANTIZAR LA PERMANENCIA PATRIA.  

Ingeniero Electricista

aleslogo@gmail.com 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1806 veces.



Alejandro López González*

Ingeniero Electricista en la Universidad del Zulia. Trabajó como investigador y como Analista de Mercados. Fue miembro de la mesa técnica de construcción del Plan Nacional de Formación (PNF) en Electricidad del Ministerio del PP Para la Educación Universitaria y representante de la Universidad Bolivariana de Trabajadores "Jesús Rivero". Actualmente se dedica a la investigación de temas socioeconómicos y geopolíticos del petróleo y las energías alternativas.

 ae.lopez.gonzalez@gmail.com      @aleslogo

Visite el perfil de Alejandro López González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a127379.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO