El "regreso" de Honduras a la OEA.

La única actitud digna

En uno de sus programas del año pasado, José Vicente Rangel destacó la actitud valiente del hoy fallecido ex-presidente argentino Néstor Kirchner quien se negó a estrecharle la mano al ilegítimo presidente (con minúsculas) de Honduras, Porfirio Lobo. Era evidente que el llorado ex-presidente no podía pasar a los individuos como ese...

Pero el Compañero Presidente Hugo Chávez no parece (al igual que otros presidente latinoamericanos) semejante en modo alguno a quien fuera su amigo, porque cayó inocentemente (por no decir otra palabra) en las trampas que le tendió su "nuevo mejor amigo" el presidente colombiano Juan Manuel Santos. Antes de entregar al quizá condenado para siempre Joaquín Pérez Becerra, se fue apresurado a Cartagena, donde el excelente cachorro imperial que allá "manda" (eso es un decir, aclaro) le tenía "bien guardada" una "sorpresa" desagradable, pues en la cumbre entre los dos mandatarios se "apareció" de repente el impresentable Lobo y Santos casi que obligó a nuestro Presidente a darle la mano y hacerle firmar un papel para, en términos duros pero reales, darle un "barniz" de legitimidad a la dictadura de Goriletti que puso a semejante caballero a hacer el papel de "presidente electo", en los mismos términos en en que se eligen presidentes en Colombia o en Estados Unidos.

A todas estas, el verdadero Mandatario de Honduras, José Manuel Zelaya, desde su exilio, impulsaba con quien fuera su retorno a Honduras. Y Chávez no podía quedarle mal a Zelaya, así que no tuvo más remedio que firmar el maldito pliego que ha hecho que el de hoy sea, para mí, el dia de la Indignidad Americana. Solo en la sesión en la que se discutió el regreso de Honduras a semejante foro obediente a la política imperial yankee, una sola actitud digna (y digna del propio Néstor Kirchner) fue la asumida por el Compañero Presidente del Ecuador, Rafael Correa; su canciller Ricardo Patiño y la embajadora en la OEA, María Isabel Salvador. Ellos sostuvieron que semejante retorno era objetable, mientras no fueran castigados con la cárcel, como tiene que ser, quienes perpretaron el indigno Golpe que arrancó en ropa de dormir a José Manuel Zelaya, del suelo hondureño. Y mientras no fuese depurada la Fuerza Armada Hondureña, llena de traidores desde los soldados rasos hasta los oficiales, como el golpe lo demostró, añade este servidor.

Por eso, uno termina agarrando una soberana arrechera al ver que, aún representantes de estados bien conocidos por su radicalismo progresista, como Nicaragua, Bolivia, Argentina, Brasil (hoy dominado por una señora a quien le gustan los acercamientos imperiales), Uruguay y Paraguay terminaron votando a favor de este regreso que hace ver al abominable Lobo Feroz como un gran individuo y lo cual hace que "en algún lugar secreto" las gentes tenebrosas que dirigen a los Estados Unidos se carcajeen de lo lindo, quizá tal cual haga Santos en el "Palacio de Nari"...¿Que es esto sino un "giro a la derecha" inaceptable, proveniendo de mandatarios que antes criticaron duramente el golpe hondureño?.

Ahora lo vemos claro: Zelaya solo deseaba regresar a su país, no tanto a ponerse al frente de un movimiento que restaure lo que a duras penas ha tenido su pueblo, sino a volver a dirigir sus negocios que, extrañamente (hasta donde se) no le fueron confiscados. Recuerden que Don José Manuel es hacendado capitalista, aunque muy diferente (justo es admitirlo) de otros que se comportan más bien como canallas, explotadores y depredadores. Mientras tanto, el odiado y odioso "empresario" mafioso del "señor Goriletti" anda pavoneándose de la fulana medida que fue fabricada al gusto de los amos del Norte Industrializado, que lo deja a él, casi que como un héroe... y sin armas y con la palabra en la boca a quienes detestamos las dictaduras y sus formas de "legitimación" tramposas. Así, pues, no sería extraño que el dia de mañana, si hubiera un nuevo golpe de estado en nuestro suelo (¡ni Dios lo quiera!), no importa que saquen a Venezuela de la OEA, se dejarían pasar dos años y los golpistas queden impunes para continuar con sus abusos y sus crímenes, al darles nuevamente la OEA su "bendición" con el retorno "a la democracia". El cuento es "mantener las apariencias" de que hay democracia, tal como le gusta al "insulso caballero" que todavía vegeta en esa organización.

Estoy desilusionado de la actitud de Nuestro Presidente y aún más de la insólita declaración del canciller Nicolás Maduro, quien vota a favor de la odiosa medida "pero con reservas". ¿Y como es eso?, ¿me quieren o no me quieren?. Otro que está guabineando...¡Que diferencia con el digno Presidente de Ecuador y sus Ministros, educados en las entrañas mismas del Imperio Equívoco, pero que no se dejaron seducir por el "discreto encanto" que tiene el Capitalismo Salvaje!.

Trataré de pasar este trago amargo, pero las consecuencias las veremos después. Y después, que nadie diga que no fue advertido.

(*)Ingeniero en Telecom

rj1962@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2438 veces.



Roberto Arenas(*)


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad