No se caigan a cobas: A un empresario jamás le duele su país

Desde hace pocos meses y hasta el primero de diciembre, seguía el programa "Consumo" de la Televisora Informativa del Centro (Maracay) y conducido por Isaías Márquez Escalona. Este programa, tiene como fin el defender a consumidores, y, para ello, ha insistido en la creación de las Redes de Emergencia de Consumidores y Usuarios idea plausible y loable, con las mismas funciones de las Asociaciones de Usuarios que existen en otros países.

El espacio ha dado cabida hasta ahora a invitados y público que ha llamado al programa denunciando a quienes acaban todos los días con la economía venezolana. Incluso, el Licenciado Márquez criticó, con respeto, al presidente Nicolás Maduro, al afirmar que parece vivir en una burbuja de vidrio y que se niega a tomar las medidas radicales que otro mandatario tomaría en su situación. ¿Acaso eso es mentira?

Pero esa imagen se vino abajo cuando el 1° Diciembre, Isaías Márquez dijo que a Venezuela debía dirigirla un empresario a quien le doliera su país y que ese hombre es Lorenzo Alejandro Mendoza Giménez, el Presidente de Empresas Polar... Acto seguido, criticó el alto precio del detergente "Las Llaves" que esa organización fabrica. ¿Quien lo entiende?. Ya sabemos QUIEN ES ese empresario a quien le "duele" su país: nunca invirtió en el agro venezolano, mantiene su guerra contra Venezuela en la cual es cómplice el funesto Ricardo Haussman, participó en el saboteo económico del año 2002 y en del periodo presidencial de Maduro y la posición privilegiada de su empresa anuló a la competencia, haciendo que sean sus productos los que tengan mayor presencia en el mercado nacional. ¿Que hay de sus entendederas con la SUNDDE y el Ministerio de Finanzas?

No nos caigamos a cobas. Ya debemos saber como son los empresarios cuando son presidentes. Donald Trump, empresario inmobiliario, es acusado de xenófobo, racista, machista, genocida por su apoyo al Estado Islámico, de destructor de la diplomacia que anuló lo poco que hizo Barack Obama para restaurar las relaciones de su país con Cuba y quien declaró por su cuenta, capital de Israel a Jerusalén con las consecuencias que sabemos. ¿Hemos olvidado que Michel Temer está metido en asuntos poco claros y quien es sostenido por el gobierno de Trump y la oligarquía depredadora de Brasil?. Igual podemos decir del "empresario" Mauricio Macri enredado con su familia en el caso de los "Panamá papers" y cuyas medidas neoliberales contra jubilados y pensionados han traído múltiples protestas. Es bien sabido el papel, en el caso Odebrecht, del "perro faldero" Pedro Pablo Kuczynski a quien el cómplice congreso peruano salvó de la destitución a cambio, dicen, de indultar al genocida Fujimori. Y la guinda de la torta: Sebastián Piñera, quien nunca intentó anular la Constitución Pinochetera, vuelve a presidir un país que tiene la educación más costosa de todo el continente.

Se me ocurre una razón por la cual el señor Márquez alabó a Lorenzo Mendoza: la Televisora Informativa del Centro forma parte del Grupo Empresarial Santoro, fundado por el "empresario" José Luis Santoro, preso por la justicia venezolana, después de haber estafado a los ahorristas del dominicano "Banco Peravia". ¿Será que Santoro y Mendoza tienen algún acuerdo secreto?. Ahora comprendo por que aún no surgen las Redes de Emergencia de Consumidores y Usuarios propuestas en el programa "Consumo": el Isaías Márquez no es consecuente con sus ideas y, para colmo, sigue habiendo personas de la clase media que votarían a ojos cerrados por quien mas le ha conculcado su derecho a llevar una vida digna: un hombre más parecido al Chepe Orellana de "Por estas calles" que a un empresario que realmente se preocupe de su país. Si ese es el remedio, creo que es peor que la enfermedad.

¿CONTINUARÁ?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1614 veces.



Roberto Arenas


Visite el perfil de Roberto Arenas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Arenas

Roberto Arenas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía