Conversaciones Imaginarias

En este Día Internacional del Libro y del Idioma les entrego este texto que contiene unas “Conversaciones Imaginarias de un Escritor Cabimero con una Imprenta Maracucha”. Totalmente basado en hechos reales, cuenta la odisea de un cabimero que quiere publicar un libro que denuncia el centralismo de la capital zuliana, el cual ha sido históricamente más salvaje y feroz que el de la capital venezolana. En un final feliz sin precedentes en la historia de la literatura universal, el joven y su libro terminan siendo devorados por el fuego del monstruo que critican. 

Lo que comenzó  como una sencilla reseña del libro en cuestión, se convirtió  luego en una divertida y a veces acalorada discusión en facebook, para culminar en estos diálogos antiplatónicos algo subidos de tono. 

El texto contiene lenguaje franco y explícito, no apto para menores de dos años, el cual puede resultar particularmente ofensivo para algunas personas, especialmente para aquellos que creen que existen unas palabras que maltratan a las más chiquitas y por lo tanto son malas, y que la moral puede ser aplicada más a las palabras que al comportamiento humano. De todos modos, para una mejor comprensión de este problema sociolingüístico, recomendamos la lectura de: Alcofribas Nasier, Francisco de Quevedo, Miguel de Unamuno, Lenny Bruce, Camilo José Cela, Octavio Paz, Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Ariel Arango, Nicolás Buenaventura, Mijaíl Mijailovich Bajtín, Georges Jean, Alí Primera, Alexis Márquez Rodríguez, Isaac J. Pardo, Esteban Mendiola, Rubén Monasterios, Román Chalbaud, Rutilio Ortega, Josefina Urdaneta, Blas Perozo Naveda, Rafael Molina Vílchez, South Park, La Hojilla, Peñaranda, Los Mojinos Escozíos, La Picardía Mexicana y El Amante de Lady Chatterley, para empezar. 
 

CONVERSACIONES IMAGINARIAS DE UN ESCRITOR CABIMERO

CON UNA IMPRENTA MARACUCHA

(Basado en Hechos Reales) 

PRIMERA CONVERSACIÓN:

OLESKI MIRANDA: Hola, mi nombre es Oleski Miranda, soy escritor y tengo un libro que quisiera publicar. ¿Cuáles son los requisitos?

IMPRENTA ZULIA: Fotocopia de la cédula, datos personales y traer el manuscrito impreso y digital, pero que no tenga más de noventa páginas. Puede ser en cualquier género pero de temática zuliana.

OLESKI: Qué bueno, porque mi libro tiene setenta páginas y trata sobre Cabimas. Es una tesis de una maest…

IMPRENTA: Ah, no. Disculpa, pero si eres de Cabimas creo que no se va a poder, ya no me quedan páginas disponibles.

OLESKI: Yo no soy de Cabimas. Bueno, sí soy, pero hace muchos años que me fui de allá y ahora vivo en Maracaibo.

IMPRENTA: De todos modos, el libro es sobre Cabimas y no podemos hacer nada.

OLESKI: Mira, si es necesario yo puedo reducir el número de páginas, no sé, a la mitad, pero publíquenme mi libro, por favor.

IMPRENTA: Lo sentimos mucho.

OLESKI: Incluso le quitaría bastante de Cabimas y pondría la mitad sobre temas diversos. Por favor, ¿sí?

IMPRENTA: Verga, chico, vos sí pedís. ¡Pedís más que Cabimas! Pasáte  la semana que viene a ver si te consigo algo.

OLESKI: Está bien, yo paso la próxima semana. Gracias. 

SEGUNDA CONVERSACIÓN:

OLESKI: ¿Te acuerdas de mí?

IMPRENTA: Claro, chico, jajaja, tú fuiste el que trajo el libro sobre Cabimas, ¿no?

OLESKI: Sí, Oleski Miranda. ¿Qué pasó? ¿Qué me conseguiste?

IMPRENTA: Bueno, mira, Oleski, hicimos una excepción y te conseguí cincuenta, pero más de ahí no se puede. También tuvimos que reducir el tiraje a la mitad, lamentablemente no pueden ser más de quinientos ejemplares.

OLESKI: ¡Quinientos ejemplares! ¿Y no pueden ser mil?

IMPRENTA: Estos cabimeros sí son arrechos. Te dije que hicimos una excepción con vos, te conseguí hacerte un libro de cincuenta páginas en un tiraje de quinientos ejemplares que te va a salir gratis, no vais a pagar nada, y todavía queréis más. ¡Qué molleja! ¡Pedís más que Cabimas!

OLESKI: Bueno, está bien. Si no se puede no se puede. Muchas gracias, aquí está todo. ¿Para cuándo saldrá el libro?

IMPRENTA: Si se aprueba vas a tener que esperar hasta el 2011. Tenéis muchos por delante.

OLESKI: No importa, está bien. Muchas gracias. 

TERCERA CONVERSACIÓN:

OLESKI: Aló, buenas noches. Disculpa que te llame a esta hora.

IMPRENTA: ¿Quién habla?

OLESKI: Es Oleski Miranda.

IMPRENTA: ¿Quién?

OLESKI: Oleski, Oleski Miranda, el del libro.

IMPRENTA: ¿Cuál libro?

OLESKI: El que bautizamos la semana antepasada en Cabimas, el libro Cabimas y Otras Disp…

IMPRENTA: ¡Aaaah, sí, Oleski el cabimero, jajaja! ¿Qué fue, qué queréis?

OLESKI: Ya te dije que yo me mudé de allá hace tiempo. Además, yo viví muchos años en los Estad…

IMPRENTA: Ajá, sí, ya me lo dijiste, ¿y… qué queréis?

OLESKI: ¿Que qué quiero? ¿Todavía tienes los cojones de preguntarme, después de la vaina que me echaron?

IMPRENTA: Ya va, ¿qué pasó?, esperáte ahí, ¿de qué vaina me estáis hablando vos?

OLESKI: De la vaina que me echaron con la cagada esa que me hicieron. ¿Se van a hacer los locos ahora?

IMPRENTA: Si te estáis refiriendo al libro que nos entregaste, se te publicó con las condiciones que vos mismo aceptaste.

OLESKI: Qué libro va a ser esa vaina, eso es un folletín de mierda. Yo lo que quería era publicar mi tesis completa. La tesis que hice en Chile en la maest…

IMPRENTA: Bueno, chico, ya te jodiste. Ya se te bautizó tu vaina y se te entregaron tus cinco ejemplares. Si hasta me dijeron que gozaste una bola echándote fotos y firmando dedicatorias allá en Cabimas. ¿Qué más queréis?

OLESKI: Lo que pasó es que me dejé envolver por ustedes con eso del número de páginas y les entregué una vaina que no era. Pero después me enteré de que están publicando libros de más de cien y doscientas páginas. Pero claro, como uno es de Cabimas no le pueden publicar a uno su vaina completa, sino que siempre lo joden a uno. Teniendo yo una tesis de maestría sobre la margin…

IMPRENTA: Bueno, chico, decíme de una vez para qué me llamaste a esta hora, ¿qué es lo que queréis? Porque otro libro no se te va a publicar.

OLESKI: Que me ayuden a salir de este peo en que me metieron.

IMPRENTA: ¿Cuál peo?

OLESKI: ¿Cuál va a ser?, que ahora me están cayendo a coñazos por el facebook y por todas partes porque alguien publicó una reseña bien coño ‘e madre del libro y me tienen vuelto verga ahora los cabimeros.

IMPRENTA: ¿Y quién fue el coño ‘e madre que publicó eso?

OLESKI: No sé. Un tal Javier Fernández, y se la envió a todo el mundo y hasta a la página de Imprenta Zulia. ¿No la leíste?

IMPRENTA: Javier Fernández, Javier Fernández, me suena Javier Fernández… ¿Y cuándo lo publicó?

OLESKI: Esta misma semana. Creo que fue el lunes.

IMPRENTA: ¿Quién será ese Javier Fernández?, me suena… Yo no he visto un coño. ¿Y vos por qué no le contestáis?

OLESKI: Si lo acabo de hacer en el facebook de Imprenta Zulia y en el de él también, pero nadie me apoya con sus comentarios. Lo apoyan a él y a mí lo que me caen es a coñazos, nojoda. Me tienen que ayudar, nojoda. A mí no me van a dejar solo ahora, nojoda.

IMPRENTA: ¿Y qué le dijiste?

OLESKI: Leé la vaina. ¿Qué no le dije? Le dije de todo. Lo llame irresponsable, obtuso, reaccionario, político, latinoamericano, ignorante, mentiroso, hablachento…, hasta arrogante le dije, nojoda. Lo llamé bruto como de cuarenta formas distintas. Pero el carajo ése no es ningún güevón, se defiende muy bien. Hasta me puso en evidencia y me dejó como un mentiroso. Debe ser escritor, y hasta historiador parece que es. Y tiene quien lo defienda. Ayudáme vos, nojoda.

IMPRENTA: ¿Y qué queréis que le diga?

OLESKI: No sé. Caéle a verga. Yo ya no hallo qué más decirle. Llamálo venenoso, odioso, irrespetuoso y todo lo que termine en oso. Insultoso. Y no se te olvide llamarlo arrogante.

IMPRENTA: Bueno, dejáme ver la verga esa mañana que ya es muy tarde. Yo me voy a acostar. Llamáme mañana, cabimero del coño. ¡Pedís más que Cabimas, nojoda! 

CUARTA CONVERSACIÓN

OLESKI: ¿Aló?

IMPRENTA: ¿Quién jode?

OLESKI: ¿Por qué no me contestabas es teléfono? Te he llamado como quinientas veces.

IMPRENTA: Verga, cabimero, ¿yo no acabo de hablar con vos?

OLESKI: Eso fue anoche. Ya es domingo, fijáte.

IMPRENTA: Verga, pero si todavía está oscuro. Dejáme ver. ¡A la reverga! Son las doce de la noche. ¡Qué molleja! ¿Es que no me vais a dejar dormir?

OLESKI: Las doce y media, y vos me dijiste anoche que te llamara mañana. Ya es mañana. Paráte.

IMPRENTA: Las doce y veinticinco, y no seáis vos tan güevón. Llamáme en la mañana.

OLESKI: No seáis vos tan güevón vos. ¡Paráte, nojoda! ¿Qué vais a esperar? ¿Qué se paren los coños esos primero para seguirme cayendo a coñazos? Paráte y ayudáme.

IMPRENTA: ¿Y no te podéis esperar hasta que salga el sol, por lo menos?

OLESKI: Vos lo que te queréis es ir de viaje y dejarme solo con este peo toda la semana. Paráte y metéte en el facebook y hacéis lo que te dije.

IMPRENTA: ¡Vergación, Chinita! ¿Quién me mandó a mí a meterme en este verguero? Yo no voy a salir para ninguna parte. Llamáme más tarde.

OLESKI: Dentro de una hora te llamo.

IMPRENTA: Tranquilo, cabimero. Dejámelo a mí.

OLESKI: ¡Una hora! 

QUINTA CONVERSACIÓN

OLESKI: ¿Qué pasó?

IMPRENTA: ¿Qué pasó de qué? Todavía no ha pasado una hora. Además, estoy redactando mi comentario primero, antes de publicarlo. Tengo que pulirlo bien, vos sabéis. Sin embargo ya le publiqué una vaina. Lo llamé arrogante primero como me dijiste, para que no se me olvidara. Como vos me dijiste.

OLESKI: Sí, ya lo vi.

IMPRENTA: ¿Lo viste?

OLESKI: Y vos qué te creéis maracucho maldito, que yo no tengo internet en mi casa.

IMPRENTA: Sin ofender, cabimero, sin ofender. Ve que no te hago un coño. ¿Y qué te pareció?

OLESKI: ¿Que qué me pareció, remaldito? “Las críticas son siempre buenas”…, “abajo la arrogancia”… y “que viva la cultura”… ¿Qué mierda es ésa? ¿Vos creéis que te quedaron muy bien las mariqueras esas? Lo que se deben es estar riendo de nosotros. “Las críticas son siempre buenas”…, “qué viva la cultura”… Pendejo.

IMPRENTA: Ya va, cabimero, yo lo que quise…

OLESKI: ¡Caéles a coñazos como me están cayendo a mí, nojoda! Pero de frente. Tenéis que ser más  directo. Decíles que la crítica que me hizo es mala, que esa vaina no se hace.

IMPRENTA: ¿Y por qué mejor no me anotáis lo que queréis que diga y me lo enviáis por correo electrónico?

OLESKI: Qué correo electrónico del coño, tomá nota es lo que es que te lo voy a dictar: Decíles que: Todos tenemos derecho a hablar del lugar en donde nacimos o hemos crecido. El que crea que sólo uno tiene la razón se está ahogando en ignorancia.

IMPRENTA: “…en ignorancia.” ¿Qué más?

OLESKI: Decíle: Señor Javier, sus palabras son, aparte de arrogantes, despectivas, y cuando las personas tienen ese veneno por dentro no vale la pena debatir con ellas. Sin embargo adelante, pues los malos críticos que están llenos de odio son como las moscas.

IMPRENTA: Ya va, que me quedé. Dale más despacio.

OLESKI: ¿Dónde te quedaste?

IMPRENTA: En: “Señor Javier sus palabras son a parte de arrogantes…”

OLESKI: Repito: Señor Javier, sus palabras son, aparte de arrogantes, despectivas, y cuando las personas tienen ese veneno por dentro no vale la pena debatir con ellas. Sin embargo, adelante, pues los malos críticos que están llenos de odio son como las moscas.

IMPRENTA: “…son como las moscas.” ¿Qué más?

OLESKI: Ponéle ahí: No hay que discutir, debemos hacer, poner en práctica las visiones y actuar por una Cabimas mejor.

IMPRENTA: “…por una Cabimas mejor.” Jajajajaja. Eso sí lo veo yo bien difícil, cabimero. ¡Una Cabimas mejor! ¿Cómo vais a decir eso, si aquella verga no se compone nunca? Lo que va es de mal en peor, jajajajaja. Como el chiste aquel del tipo que se muere y entonces…

OLESKI: ¡Calláte la jeta!

IMPRENTA: Ya va, cabimero, dejáme que te lo cuente, es buenísimo: …y entonces se va al cielo y le dan ganas de cagar, pero ve que hay gente allá abajo y pregunta…

OLESKI: Sí, sí, sí, ya sé, ya me lo contaron: “No importa, dale tranquilo que eso es Cabimas.”

IMPRENTA: Jajajajaja. ¡Ese chiste es buenísimo! “¡Dale tranquilo que eso es Cabimas!” ¡Jajajajaja!

OLESKI: Ve: como sigáis jodiendo y no me hagáis la vaina como te la dicté te aseguro que no vais a ver el sábado de gloria y mucho menos el domingo de resurrección.

IMPRENTA: Tranquilo, cabimero, no te arrechéis conmigo que te estoy ayudando. “¡Dale tranquilo que eso es Cabimas”!, jajajajaja… Pero te lo hago en la mañana que ya me voy a dormir. Andá a acostarte que te va a dar una verga.

OLESKI: ¿Cómo que en la mañana?

IMPRENTA: En la mañana y punto, nojoda. ¡Verga, cabimero, vos sí pedís! ¡Pedís más que Cabimas! ¡Jajajajaja! 

SEXTA CONVERSACIÓN:

OLESKI: ¿Aló? ¿Quién habla?

IMPRENTA: ¡La puta madre que te remalparió!

OLESKI: ¿Qué fue, vais a seguir jodiéndome con Cabimas?

IMPRENTA: Que me metí en tremendo peo por tu culpa, maldito. Me regañaron bien feo. Me tuve que eliminar del facebook.

OLESKI: El que me metió en un peo a mí primero fuiste vos, pa’ que sepáis ¿Y qué pensabas, que me ibas a dejar solo con el verguero?

IMPRENTA: Pero esta verga me pasa a mí por estar ayudando a un hijoeputa cabimero, definitivamente: “Hola, mi nombre es Oleski Miranda, soy escritor y tengo un libro que quisiera publicar”, nojoda. “Es sobre Cabimas”, maldita sea. “Blablablabla”, guevón.

OLESKI: Y a mí por querer publicar mi tesis en una imprenta que se llama “el perro y la rana”, nojoda. Si desde que le vi el nombre me dije ¿qué vaina es esa?, ¿el perro y la rana? Está bien “el perro y la perra”, pero ¿el perro y la rana? ¿Quién coño ha visto un perro con una rana, nojoda? Eso no se ve en los Estados Unidos; esa vaina nomás que se ve aquí en Venezuela.

IMPRENTA: Y para completar me dictaste con errores de ortografía y redacción, coño ‘e tu madre: “Llamálo venenoso… y todo lo que termine en oso. Insultoso.”, Ñañañaña.

OLESKI: ¡Qué fue, Andrés Bello! Esos errores los pusiste fuiste vos. Yo te dicté bien. Me debí haber quedado en Chile como Andrés Bello.

IMPRENTA: ¿Y el verguero de errores que tuvimos que corregir de tu libro qué? ¿Esos qué? ¿Esos también los pusimos nosotros? Seguro que sí, nojoda. ¿Por qué no te quedaste mejor lavando platos en los Estados Unidos?

OLESKI: Yo no estaba ningún lavando platos en los Estados Unidos. Y mi libro no tenía ningunos errores. ¡Ustedes me lo cagaron! Y sí, debí haberme quedado mejor en los Estados Unidos. Si mi libro se hubiera publicado en inglés, habría quedado muchísimo mejor, pa’ que sepáis.

IMPRENTA: ¿Y por qué mejor no te quedaste en el coño de la reputa que te malparió?

OLESKI: ¡Te dije que no te siguieras metiendo con Cabimas!

IMPRENTA: ¡Cabimas es el culo del mundooooooo, cabimero malparíoooooo! ¡Jajajajaja!

OLESKI: ¡Ojalá te boten del trabajo el lunes cuando lleguéis, maracucho malditoooooooo! ¡Jajajajaja! 

Y VIVIERON FELICES PARA SIEMPRE 

FIN 


labandadelleste@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 14220 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter