Los trabajadores socialistas de PDVSA

Son inimaginables las diferencias de ayer y hoy. Son una andanada de mitos que han caído bajo la bota,  aún impregnadas de un petróleo hipotecado desde los yacimientos para enriquecer otras naciones o el folclórico término “bitumen”, para regalar las extensas reservas de nuestro país, a cambio de otro espejito enmarcado en otros siglos de dominación. Igual pasaba con el gas, inmensas reservas que hoy nos colocan en los primeros lugares del universo en materia energética, ayer se nos negaban las bondades de su importancia y las verdades de su abundancia, ante la burla traidora de la nómina ejecutiva de la cuarta república, encabezada por el tristemente célebre Luís Giusti, que luego  nos daría la razón, al aparecer poco mas tarde, sentado en medio de los halcones imperiales, nada menos que como asesor del Tío Sam.  

Los patronos de ayer siempre se las ingeniaron para mantener la clase trabajadora dispersa, aplicando estrategias comunicacionales efectivas y migajas de supuesto bienestar laboral, casi obligados por  algunos episodios de luchas reivindicativas de aquella época, cuando se encabezaban huelgas  por un filtro de agua fría, o las quemas de viviendas de los caporales pro yankis  por cada rancho del proletariado destruido en la lucha  contra la voraz   explotación de las empresas capitalistas. De allí venimos, de clubes reservados por clases sociales, de comisariatos exclusivos, casas de campo con diminutas cercas, que enmarcaban  nuestras conciencias, mas que nuestra seguridad y la curiosa presencia del pueblo pobre, más allá de los jardines y cercas de ciclón, cargándole a los “musiu” los diferentes palos de golf o mirando con tristeza la dolche vita del trabajador petrolero de la Creole Petroleum Corporation o la Shell de antaño. 

Hoy, el trabajador petrolero de la nueva Pdvsa, es otro, cambió para siempre y los puedes ver en los mismos clubes de aquellos campos de golf, debatiendo como uno solo, con la nomina ejecutiva el rumbo de su futuro. El trabajador socialista de Pdvsa se engrana con el destino del país, hace uso de sus mismas instalaciones como trincheras en intensos debates y se da el lujo de acoger en sus centros, a hombres como el camarada revolucionario  Soto Rojas, Presidente de la AN, que entre muchas cosas dijo:  “porque ya es hora de que avancemos en esta materia, que no todos los esfuerzos se queden en una contratación colectiva, sino ir más allá, para eso tenemos que impulsar la revolución en todos los ámbitos”. 

Patria socialista o Muerte……..Venceremos 

eliuasmar@cantv.net

eliasmartinez02@gmail.com

http://laslineasdeelias.blogspot.com

http://eliasmar.wordpress.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2739 veces.



Elias Martinez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor