La Tecla Fértil

Manos de furor antidemocrática

Voluntad política requerimos para afrontar las inquietudes de un colectivo que desea su bienestar sociopolítico. Nos encontramos frente a un conjunto de ideologías que no reflejan una identidad nacional y, la oposición desea imponerse por la fuerza sin importarle la voluntad nacional. Hay que unificar criterios para avanzar ideológicamente y deslatar rumores que quebrantan la acción popular, de allí la importancia de crear los comités populares y activarlos. Dichos núcleos de poder ya existían en la cuarta república, cuando se fundamentaba la Doctrina Betancourt en toda la esfera nacional. Hay que recomenzar la faena por Venezuela, quienes violentaron la ley que se sometan a los tribunales y busquen escuchar el estruendo verbal del pueblo, cuyo único deseo es avanzar hacia el blanco escogido y mantener una relación histórica con sus valores y costumbres. Es la nueva cara de nuestra democracia que busca a través de la Carta Magna, nuevos poderes que regularice su disciplina al Estado, bajo normativas donde el pueblo tiene sus aportes. Toda la America debe reformar sus status constitucional para lograr una geografía territorial que impulse a sus líderes a una unidad internacional y donde se monitoree el sector comercio a través de una legislación que conlleve a una seguridad jurídica.

El colectivo busca una posibilidad para activarse en el proyecto comunal y en la defensa de sus espacios para lograr la ejecución de las obras que tanto necesitan y avanzar construyendo el camino en la conformación de un nuevo eje. Es un escenario, donde se deben corregir fases de un destino sociopolítico para lograr incentivar y asumir los compromisos hacia una patria libre y en proceso de desarrollo.

La decisión del pueblo venezolano en asuntos políticos debe ser respetada junto al discurso asumido por una mayoría  para acatar las manifestaciones aclamadas por un eje político. Capaz de desplegarse por todo el país, cuando el presidente así lo requiera. A la oposición solo le resta trabajar por sus ideales y buscar esa facultad del pueblo que luce perdida a la luz de los comicios electorales. La actitud  en masa del pueblo ha logrado debilitar la voluntad de muchos opositores.

Venezuela tiene una tradición política en historiografía y abre sus reflectores al mundo para motivar a los inversionistas y tener un equilibrio ideológico, desde un eje para lograr evolucionar hacia un campo que permita garantizar el orden jurídico vigente. Estamos en un mundo interdependiente donde la sociedad debe ser vinculante a los sectores que tienen amplia facultad para respetar o ignorar el orden establecido.

Muchos ciudadanos, piensan que la sociedad no debe estar regulada y es un error crear leyes que puedan regir la política acorde con el derecho internacional y la globalización, por lo tanto, algunos opositores desean desconocer la palabra disciplina.. Las organizaciones internacionales norman el estado de derecho contemporáneo desde el año 1919, según el artículo 38 del Estatuto de la Corte Permanente de Justicia Internacional., hoy Corte Internacional de Justicia y órgano principal de la ONU. La cual establece que estas normas internacionales derivan de los tratados, la costumbre y los principios de derecho, la jurisprudencia y la doctrina religiosa.

La historia, por ningún motivo se puede falsificar, hay una corriente de opinión democrática que desea desmarcar a una posición virulenta que apoya hechos irracionales en la acción política del país. Allí, están los folios que por petición grupal critica al presidente de la República Bolivariana por cualquier  argumento, sin base de fondo. Es una oposición sin identidad nacional.

emvesua@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1807 veces.



Emiro Enrique Vera Suarez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a118173.htmlCd0NV CAC = Y co = US