Aventis

Asentar la ideología como poder

El buhonero que en la pasada manifestación opositora, vendía una figura de hule con el rostro del Comandante, Hugo Chávez Frías, y presidente de la República Bolivariana de Venezuela, es uno de los beneficiados de la red mercal y los que les otorga la Constitución, esto, evidencia una carencia ideológica y una disciplina partidista que viene cercenando el carisma de un sector poblacional que busca enmarcarse en la línea política de unos empresarios, que solo buscan desmejorar la condición laboral de los venezolanos y no cumplen con el pago justo que los trabajadores determinan para sí, según las leyes y el planteamiento directo de nuestro presidente. Es un abuso, la cuota sindical de tres meses por derecho a un puesto o jornada en una fábrica. Esto, debe acabarse de una vez. Estamos enmarcados en un Proyecto de País, donde se deben delinear políticas de avance científico y donde los obreros deben estar preparados en dos direcciones, el campo Humanístico y las Ciencias. Para esto, existe un acuerdo entre la UBV y Misión Sucre conjuntamente con algunos tecnológicos de nuestra patria bolivariana

Por otro lado, la universidad debe democratizarse. No puede estar en manos de un grupo minoritario de docentes y alumnos que venden por diez mil bolívares fuertes, la entrada a esa casa de estudio. Lo que da a entender la rehabilitación de nuevos esquemas para la lucha estudiantil y profesoral dentro del marco de una democracia netamente democrática y libre. Aquí, no podemos hablar de forcejeo democrático o burocratización de las instituciones, todos debemos asumir una decisión plausible y que cualquier ciudadano decida con su voluntad defender la patria ante tantos gatos pardos.

No podemos seguir jugando al azar histórico, tenemos que avanzar en la ideologización de los colectivos urbanos a través del Poder Popular. Nadie, se imagina a un Carlos Andrés Pérez dando su último mensaje en Valencia, ( Carabobo- Venezuela), en la Plaza de La Alegría teniendo en la base de una tarima a un grupo de izquierdistas, custodiándolo junto a los cuerpos de seguridad del Estado de un ataque de la derecha. Allí. Estaban los universitarios mezclados y pendientes escuchando ese mensaje. Yo lo tenía a dos metros de distancia. CAP, en ese momento fue el único dirigente socialdemócrata que les dio paso a muchos estudiantes a la Universidad de Carabobo y le entregó becas estudiantiles a los universitarios a través del Movimiento al Socialismo. Ahora, esa misma derecha que acabó con la guerrilla, con los movimientos democráticos de los años 70 y 80, con Allende, se burlo de Luis Herrera Campins y Lusinchi, desea con varios pseudo dirigentes desleales acabar con la voluntad del país y el Proyecto Bolivariano.

Esta transición al Poder Popular es larga y existirá en su recorrer una multiplicidad de flagelos que determinara un postura endeble y carente de contenidos por la falta de una sincronización entre el Estado Promotor y los Colectivos Urbanos, teniendo presente la indisciplina al guía de este proceso en prosecución y carácter democrático. Nuestra soberanía será intuyente, mientras deseamos el deseo de propiciar canales para el crecimiento filosófico y humanístico.

Esta unidad partidista y universitaria sería dirigida por el pueblo y, tendría un largo alcance, el amor a la patria y el deseo de no ser entregado a la derecha fascista que desea derrumbar al país. Es cuestión de ideología y participación. Viene una gran lucha entre los socialdemócratas y marxistas. Esto lo ve con preocupación la democracia cristiana derechista dentro del PSUV y, que posee cargos de revelancia en el Ejecutivo Nacional. Una verdadera sopa de letras y acertijos.

Los estudiantes opositores, están distanciados de la MUD, pero, ellos lanzaran sus ideas para despellejar a los antiguos legisladores que provocaron un contexto político paupérrimo y solo saben ofender y opacar a jóvenes que desean asumir posiciones en esta etapa transitoria. El diálogo generacional debe ser serio y no hostil. La vieja derecha venezolana no asumirá el poder.

Estamos frente a un nuevo lineamiento político, cuyas exigencias son disciplinarias y convincentes. Los errores hay que acometerlos y descifrar las debilidades, es necesario asumir responsabilidades y acatar prioridades que nos den una repuesta a un solo anuncio, la democratización plena del país y la promesa de un cambio ideológico basado en nuestra identidad cultural, ya la época de los desleales y traidores pasa, se levanta una nueva corriente reflexología que busca un intercambio con su propia identidad y fino cordón de militares y civiles cubriéndolo, pero, los militares en su justo nivel jurídico y apostelar. Es necesario cruzar las manifestaciones éticas para oír el resonar de las campanas libertarias con un Estado plenamente reformado y en plenitud de Poder Legislativo, con el pueblo ejerciendo sus derechos.

emvesua@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1148 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a117168.htmlCd0NV CAC = Y co = US