Venezuela es un país del mundo

“Le han devuelto la esperanza al mundo

que un modelo alternativo es posible, en

medio de un mundo capitalista en crisis”

ARLAC y Círculo Bolivariano

De Luxemburgo



Venezuela era un pequeño país de Suramérica, casi olvidado de las grandes potencias del mundo, excepto para buscar materias primas baratas i considerar que éramos indios incultos, colonizados i tiranizados por el imperio español mientras buscaban El Dorado, i mancillado i envenenado por la religión de un Cristo que nunca vino realmente hacia aquí, sino que desde el Vaticano de programó el engaño de la aparición de vírgenes (que es la misma madre de dios) pero con más o menos atributos en unas i otras partes, i un poder de realizar milagros, acorde a las falsas creencias i la recolección de limosnas, bastante provechosas sólo para Roma. Ni en Norteamérica sabían bien donde estábamos situados; un ingeniero le preguntó una vez a mi amigo Manuel Martínez, si estábamos en el África, i los fanáticos del béisbol sabían que era la patria de Carrasquelito, el “Chico”, i de Luis Aparicio; empero, ya había aparecido el petróleo como la gran riqueza nacional, i entonces pasamos a ser “un país petrolero” que les venía regalando el “crudo” desde los tiempos de Gómez, i ellos nos lo devolvía “cocido” pero mui caro. Todavía, cuando viví en Bélgica, a los venezolanos nos preguntaban unos biólogos, si nosotros vestíamos con fluxes i camisas como las de ellos i si dormíamos en camas, o en eso raro que llaman “jamacas”; o si caminando por las calles de nuestras ciudades, había peligro de que en las aceras, nos mordiera una cascabel o se nos enrollara una tragavenados. En la supuesta “democracia” puntofijosta, nuestros presidentes escasamente viajaron al exterior, excepto Carlos Andrés que siempre fue de recreo, i se dice que una vez se incomodó porque viajó al Medio Oriente, i solamente le mostraron la mitad. En realidad jamás hubo una política exterior, i nuestros embajadores eran “becados” para turismo prolongado. El que estaba en Bélgica, cada vez que lo buscábamos en Bruselas, estaba viajando i un secretario de apellido Gantaume, nos decía que la embajada era un sitio dormido o muerto, donde él era secretario, mayordomo, portero, escribidor de cartas, barrendero, mucamo i de todos modos, casi se sentía embajador porque el titular nunca estaba. Una vez se le hizo un homenaje a la pianista Eva María Zuck, i eso se realizó en casa particular de un venezolano residente allá. En Estocolmo, cuando fui a ver en sus días finales al Dr. Humberto Fernández Morán, hablé una vez con el embajador allá que era italiano, i me dijo que estaría pendiente día a día de la salud del eminente sabio venezolano i cubriendo gastos; pues bien, este señor nunca lo visitó, no fue a su velorio, i jamás, creo, que ni reportó su muerte al gobierno venezolano. He recorrido más a Europa que a la América, i nunca conseguí ni la menor orientación de una embajada o un consulado en el viejo continente. Venezuela, casi no existía en el exterior, excepto en Estados Unidos, donde traidores como Luis Giusti i sus seguidores, hacía negocios particulares, con los dineros de PDVSA., además de mantener informado al Imperio, sobre las menudencias de su patio trasero. “Acusetas” como les llama Roy Chaderton, pero ladrones de oficio.

I así como el presidente Chávez, dice que el más grande logro de la Revolución, es haberle otorgado poder al pueblo, en la política exterior el mejor logro es dar a conocer que existimos, que hemos salido de una etapa oscura de 40 años con una cruel i sangrienta dictadura de partidos, e igual que hicieron los libertadores hace doscientos años, hemos salido de nuestras fronteras a llevar en alto la bandera tricolor de la Libertad, la Justicia i la Paz, enfrentando al capitalismo opresor, injusto i criminal, de manera que ya no solamente son pueblos hermanos de América los que nos siguen, sino los pueblos sometido en todo el mundo. La prueba la tenemos en esa multitud de países de casi todos los continentes que, han salido a dar incondicional apoyo a la Revolución Venezolana. Hasta en los Estados Unidos, la juventud i los hombres maduros, inteligentes i justos, ha dado expresiones de júbilo i de solidaridad, para la revolución venezolana, pese a esta oposición acomplejada, arrecha por la pérdida de privilegios i oportunidad de seguir explotando al pueblo, así como dando muestras de estupidez i traición mediante la sostenida campaña mediática, i lo que tienen pensado hacer en la Asamblea Nacional.

Sin embargo, esta revolución tendrá que dejar ser tan benigna con respecto a los detractores, inmorales i ladrones. No hai NI UN SOLO PRESO POLÍTICO, AUNQUE SI POLÍTICOS PRESOS POR DELITOS COMUNES, O EN EL EXILIO POR SER PRÓUGOS DE LA JUSTICIA; NI JAMÁS SE HAN SUSPENDIDO LAS GARANTÍAS CONSTITUCIONALES. El pueblo quiere ver a los delincuentes de “cuello blanco” en las cárceles. A las células cancerosas hai que extirparlas, o expandirán metástasis i ocasionarán desgracias. VENEZUELA, es otra. No volverán. Como ya sucedió en la historia, esta es una revolución protagonizada por un pueblo i tiene un líder de verdad, frente a pacotillas humanas escuálidas.


robertojjm@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4875 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a117032.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO