Vivienda con el sello Hecho en el Socialismo

Una propuesta revolucionaria

Una propuesta revolucionaria y socialista es dar cumplimiento al Artículo 82°  de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela y el Articulo 1° de la Ley del Régimen Prestacional de Vivienda y Hábitat, esta proposición la he planteado en varias ocasiones y de parte de las autoridades competentes no he visto el interés de dar cumplimiento a este postulado de nuestra carta magna. El déficit habitacional es cercano a los 2 millones de viviendas. Hay que ayudar al presidente Chávez y aun hay tiempo de revisar, rectificar y reimpulsar el proceso bolivariano, no se puede repetir la frase de El Libertador Simón Bolívar: He arado en el mar y he sembrado viento. Cita mencionada luego que la Gran Colombia se dividió y dejo de existir. Aquí no hay excusas tenemos todos los recursos para lograr este objetivo de dotar de viviendas a todos los compatriotas venezolanos,  tenemos que recordar aquellas palabras del Libertador: "El sistema de gobierno más perfecto es aquél que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política. " Frase pronunciada en el Congreso de Angostura. La felicidad del pueblo venezolano se la garantiza el proyecto de país plasmado en la Constitución donde el Estado nos garantiza salud, vivienda, educación, seguridad ciudadana y trabajo. Vamos al asunto de los números.

Si en Venezuela la producción petrolera es de 2.5 millones de barriles diarios, si solo tomamos 5 dólares de los 70 dólares que es el valor del barril de petróleo en el año 2011 podemos construir 245.000 viviendas a un precio de 80 mil BsF. El presupuesto nacional del 2011 se calculo con base en un precio del petróleo de 40 dólares el barril, quiere decir que aún queda un fondo de 30 dólares por barril y para construir las 245 mil vivienda se tomaran 5 dólares por barril para crear el Fondo de la Vivienda Bolivariana. Hay la tendencia que el precio del petróleo en el 2011 ronde cerca de los 100 dólares por barril.

La acción del gobierno nacional de ocupar varios complejos habitacionales en varias ciudades del país es apoyada por el pueblo, porque estos constructores estafan al pueblo con precios especulativos y usureros de la vivienda. Cómo adquirimos vivienda los venezolanos, los jóvenes recién casados viven con sus padres. Una casa del sector privado tiene un valor de más de 500 mil bolívares. Con un sueldo de dos salarios mínimos no se pueden adquirir una casa a este precio, donde brilla el lucro y la especulación, solo los corruptos y narcos pueden comprar una casa de este valor. El préstamo de un banco no llega a los 120 mil bolívares. Saque la cuenta y el tiempo para pagar, ten dan un plazo de cinco años para pagar, mas te cobran un instrumento perverso el IPC. El Estado es dueño de casi todos los materiales para la construcción de una vivienda y el costo de una vivienda con tres habitaciones y dos baños, ronda los 80 mil bolívares. Eche lápiz.

Cómo adquirimos vivienda los venezolanos, los jóvenes recién casados viven con sus padres. Una casa del sector privado tiene un valor de más de 500 mil bolívares. Con un sueldo de dos salarios mínimos no se pueden adquirir una casa a este precio, donde brilla la usura y la especulación, solo los corruptos y narcos pueden comprar una casa de este valor. El préstamo de un banco no llega a los 120 mil bolívares. Saque la cuenta y el tiempo para pagar, cuando  el más largo es de 5 años. Las promotoras inmobiliarias incurrieron en estafa, usura y especulación, no cumplen con los lapsos de entrega, cobran el ilegal índice de precios al consumidor (IPC) y desvían el dinero hacia otras inversiones. El gobierno nacional debe revisar la banca privada que está en la jugada conjuntamente con la  Cámara de la Construcción y a la Cámara Inmobiliaria

Hay que pensar en un proyecto masivo de viviendas para ir dotado de viviendas a los venezolanos, además con un programa de este tipo daría trabajo a centenares de compatriotas y de esta forma bajamos la tasa de desempleo. Esto significa que en 10 años se resuelve o se minimiza el déficit habitacional en el país y significa miles de empleos para los compatriotas.

La ayuda del gobierno nacional, tiene que consistir en un programa nacional de vivienda, aunque se hacen esfuerzos, son insuficientes desde el punto de vista de los consumidores. Los jóvenes no tienen capacidad económica para comprar ni casas antiguas ni casas nuevas. Y no hay que olvidar que ellos son el futuro de nuestro país; no es muy agradable no poder desarrollar tu propia vida y estar, en muchos casos, viviendo hasta los 30 o los 35 años con los padres.

 
Por qué son tan costosas las viviendas en Venezuela, si los terrenos son municipales o del  Estado. Los minerales no  metálicos (arcillas, piedras y arenas) son administrados por los gobiernos regionales, Las cementeras son del gobierno nacional, las cabillas y vigas de acero y el aluminio, las empresas básicas son del Estado, la madera es el Estado Venezolano es que otorga el permiso para la explotación maderera y cuenta con la producción de maderas de pino Caribe de la empresa del Estado Proforca. La mayoría de los insumos son propiedad del Estado Venezolano.

Lo que sucede y encarece los precios de las viviendas es la constante alza de precios de los insumos que se utilizan en la construcción. Las canteras y areneras son propiedades del Estado y dadas en concesión algunas de ellas, pero los empresarios elevan constantemente los precios y explotan un recurso que es propiedad de todos los venezolanos. Esta situación tiene que ser abordada por el gobierno nacional y proceder expropiar y rescindir de las concesiones de estos insumos para lograr bajar los precios de las casas. Se hace necesaria la intervención del gobierno nacional para resolver esta problemática de la vivienda que afecta a millones de venezolanos. El Presidente Chávez tiene la palabra para buscar una pronta solución y ayudar a los compatriotas para que se doten de una vivienda digna. Hay que revisar todos los precios y empresas que se encargan de la producción y venta de los insumos de construcción. Igualmente hay que poner orden en la actuación de los sindicatos de la construcción, cuando los centenares de dirigentes quieren estar incluidos en nominas en varias empresas para cobrar semanalmente sin trabajar, además que los empresarios tienen que pagar la paz laboral que consta en varios miles de bolívares fuertes, además pagar algunas otras clausulas que el empresario carga al costo de la vivienda, perjudicando a los trabajadores y al pueblo en general. Hay que revisar ´las concesiones y si es necesario rescindir los permisos de explotación y que el Estado asuma estas empresas que encarecen el costo de las casas.

Presidente Chávez, el problema de la vivienda tiene que abordarse con prontitud, con un plan o programa ambicioso para cumplir las metas trazadas, los venezolanos necesitamos viviendas. Este programa se puede cumplir con una estricta fiscalización y supervisión de que los recursos sean invertidos para este fin. Aquí en este escrito hay algunos datos de gran interés que pueden servir como bases al plan nacional de vivienda.  Queremos vivienda con el sello

“HECHO EN EL SOCIALISMO.

 jlrlinares@gmail.com 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3825 veces.



Juan Linares

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: