Escuela de Altos Estudios Políticos

Chávez: un buen orientador, un maestro singular

Estimado Presidente, quisiera señalarle que comparto sus apreciaciones emitidas el pasado 2 de octubre, en especial cuando hizo referencia que este triunfo era mejor así, más que si nosotros hubiéramos arrasado, pues esto nos obliga a reflexionar y a no descuidar nuestro trabajo; la nueva composición en la Asamblea Nacional, nos indica que debemos enfrentarnos a una serie de diputados con múltiples problemas, por ello debemos exigirles al máximo, que no descuiden su responsabilidad.  Además, debemos teorizar más, ser más objetivos, más racionales y esto nos llama a revisar la situación de la organización en Anzoátegui, Sucre, Táchira y Zulia.

Hemos ganado estas elecciones, no vale la pena seguir discutiendo acerca de los números; las elecciones nos permiten precisar que tenemos una buena organización, desde el punto de vista cuantitativo. Ahora, debemos trabajar para crear una mejor organización, en especial debemos fomentar los medios para generar, para incentivar la parte ideológica, elemento necesario y vital para evitar que este gran edificio que se está construyendo se pueda derrumbar. Aquí estriba lo importante de la Escuela de Altos Estudios Políticos. Sin embargo, mi estimado Presidente, no olvidemos que la Asamblea Nacional requiere de todos nuestros diputados, ejerciendo a cabalidad su labor, legislar y combatir la irracionalidad de los escuálidos,  por ello el nombramiento del profesor Navarro no es muy conveniente. Ahora las secciones deben ser televisadas, para que el pueblo vea quien es quien, quien realmente lo representa, y en especial, para que nuestros diputados no se conviertan en saetas, en visitadores médicos, sino en verdaderos representantes del pueblo que los eligió, para que respondan por el pueblo, que los estará vigilando.  Es por ello que considero tome en consideración, para la dirección de esta Escuela, al eficiente profesor Ramón Moreno, invitado de honor de Mario Silva, en su programa La Hojilla, quien podría cumplir o dedicar su vida a esta gran actividad.

Estoy convencido que gracias a su orientación permanente y sistemática, a través de su Programa Aló Presidente, usted se ha convertido en un maestro muy singular, donde el pueblo ha llegado a captar la necesidad del cambio, ha aprendido a defender la revolución, entiende que es necesario estudiar más, y en sí, que debemos entender nuevas categorías, que nos den luz para abrir los grandes caminos por donde pase el nuevo militante de la revolución. La idea de crear una Escuela de Altos Estudios Políticos, en función de incrementar el acervo político-revolucionario de nuestra militancia, es de una importancia capital.

 Presidente, que no se quede en un compromiso, no olvide que tenemos como dos años creando la Escuela de Cuadros y no hemos concretado nada. Por ello ha llegado el  momento, que empecemos por algo o que le demos vida a esta escuela que nos permita que se forme, en el esquema del concepto del marxismo, el hombre nuevo que pregonaron muchos de nuestros líderes.

Ahora bien, Presidente, este plan no puede ser aislado, tiene que ir concatenado, empalmado, a todo el aparato educativo, por ello se requiere de una gran remesón, de una verdadera revisión, que se debe dar en todo el MPPE. No pueden seguir nombrándose escuálidos para que dirijan Universidades. En educación media, los directores, directoras,  jefes de zonas educativas, deben estar comprometidos con la revolución, en tal sentido deben trabajar coordinadamente para que los maestros, profesores y personal administrativo sean elementos claves del proceso.

Aunado a esto, debemos revisar todo el aparato comunicacional. La transmisión de programas de radios y televisoras deben ser reorientados, se debe aplicar la Ley a toda aquella programación que vilipendie, que trasmita programas perniciosos, vulgares y sin sentido. No olvidemos que las ondas hertzianas son parte del Estado y como tal deben estar al servicio del Estado.  CONATEL, debe asumir su responsabilidad, debe trabajar para hacer una mejor televisión, para que la radio sea un bien del servicio público. Se debe incentivar la creación de  los canales alternativos; tenemos que hacer de Correo del Orinoco, de Ciudad Caracas y otros periódicos la alternativa del pueblo. En si debemos convertir los medios de comunicación en alternativas reales, en medios de difusión ideológica.    

 Presidente, si le damos vida a la Escuela de Altos Estudios Políticos, si estremecemos el aparato educativo y orientamos los medios de comunicación social; si enviamos verdaderos cuadros para que se formen, sin duda, estaremos creando las líneas maestras para que el pueblo pueda realmente ser protagonista de su propia historia. El momento nos llama, este pueblo despertó y ha dicho basta, la revolución está en su mejor momento, no lo dejemos pasar, para mañana será tarde. Patria socialista o muerte.

fernandocaro69@hotmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2036 veces.



Asdrúbal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a109675.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO