Entrevistando imaginariamente a Einstein sobre lo tratado en: ¿Por qué socialismo? (I)

¿Cuál es el verdadero propósito del socialismo?

El verdadero propósito del socialismo es la superación y el avance más allá de la fase depredadora del desarrollo humano y la ciencia económica en su estado actual puede arrojar poca luz sobre la sociedad socialista del futuro, por tanto, se hace indispensable la opinión de científicos no expertos en economía que -a pesar de que ni pueden establecer fines e, incluso menos, inculcarlos en los seres humanos- si pueden proveer los medios con los cuales se pueden lograr que los altos, vitales y vigorosos ideales concebidos por una masa crítica de personas sean adoptados y llevados adelante por muchos seres humanos que, de forma semi-inconsciente, determinan la evolución lenta de la sociedad hacia el fin ético-social del socialismo. Por estas razones, no se debe sobrestimar la ciencia y los métodos científicos cuando se trata de problemas humanos; y no se debe asumir que los expertos son los únicos que tienen derecho a expresarse en las cuestiones que afectan la organización de la sociedad.

¿Cuáles son las causas por las cuales en los momentos de crisis sociales los individuos se sienten indiferentes o incluso hostiles hacia el grupo, pequeño o grande, al que pertenecen?

Las causas por las cuales los individuos -a pesar de que muchas voces afirman desde hace tiempo que la sociedad humana está pasando por una crisis y que su estabilidad ha sido gravemente dañada- se sienten indiferentes o incluso hostiles hacia el grupo, pequeño o grande, al que pertenecen, no son más que la expresión de la soledad dolorosa y del aislamiento que mucha gente está sufriendo en la actualidad, ya que el hombre es, a la vez, un ser solitario y un ser social que como tal procura, por un lado, proteger su propia existencia y la de los que estén más cercanos a él, satisfacer sus deseos personales y desarrollar sus capacidades naturales y, por otro lado, como ser social, intenta ganar el reconocimiento y el afecto de sus compañeros humanos, compartir sus consecuencia, solamente su combinación balanceada determina el grado en el cual un individuo puede alcanzar un equilibrio interno y contribuir al bienestar de la sociedad.

¿Cuál es la esencia humana de la crisis de su tiempo?

La crisis, a pesar de que el individuo es más que nunca antes consciente de su dependencia de la sociedad, éste no ve la dependencia como un hecho positivo, como un lazo orgánico, como una fuerza protectora, sino como algo que amenaza sus derechos naturales, o incluso su existencia económica y , por otra parte, su posición en la sociedad es tal que sus pulsiones egoístas se están acentuando constantemente, mientras que sus pulsiones sociales, que son por naturaleza más débiles, se deterioran progresivamente y, por tanto, todos los seres humanos, cualquiera que sea su posición en la sociedad, están sufriendo este proceso de deterioro como consecuencia de que a sabiendas de ser presos de su propio egoísmo, se sienten inseguros, solos, y privados del disfrute ingenuo, simple, y sencillo de la vida.

¿Cuál es la verdadera fuente de la crisis social de su época?

La anarquía económica de la sociedad capitalista es la verdadera fuente del mal, dada la existencia de una comunidad enorme de productores que, a pesar de estarse esforzando incesantemente, están privándose de los frutos de su trabajo colectivo, no por la fuerza, sino en general de acuerdo con unas reglas legalmente establecidas que prescribe, por entero, la propiedad privada de los particulares sobre la capacidad productiva de los bienes de consumo.


nicolasurdaneta@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1349 veces.



Nicolás Urdaneta Núñez


Visite el perfil de Nicolás Urdaneta Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: