No hay porqué temerle a los jóvenes

Luego de ver los resultados de las elecciones del PSUV y saber que una cantidad considerable de candidatos a la Asamblea Nacional, por ese partido político son bastantes jóvenes, sentí curiosidad por conocerlos. Saber de ellos: Quienes son. Cuál es su trayectoria pública. Cómo llegaron a esa posición. Quien los propuso. Quién y cómo los eligieron. Qué propuestas legislativas traen. Se hace necesario, entonces, escucharlos.

Sobre su experiencia política, no puedo ser muy exigente. Entiendo son jóvenes y todos sabemos que por esa condición, en este país, no se les daba la menor oportunidad. Eso se observaba en los diferentes estratos sociales. El principio de autoridad ó mejor "autoritarismo", era muy difícil de romper. Ejemplo de esto queda en el imaginario popular el famoso: "Chiiito", gomeciano. Si algún joven intentaba intervenir en la discusión pública, aun cuando casera, se le hacia la advertencia: "No te metas con los coroticos del pesebre". Si alguien abogaba por ellos, recibía la consabida respuesta: "esos muchachos son locos"."Ya les llegará la oportunidad".

Finalmente, con el pasar del tiempo, terminaban como adultos inmaduros entretenidos con los jugueticos que el sistema les regalaba: moda, sexo, alcohol, automóviles, viajes y pare usted de contar. Si por carambola, llegaban a funciones públicas no pasaban de ser eternos segundones. Esto último, les ocurría a los hijos de "la clase media alta". Para los pata en el suelo, rejo y plomo era lo que les llovía. De allí, tanto desaparecido. Tanto marginado ó tanto auto exilado.
¡Claro, todo tiene su excepción!

Para ratificar con ejemplos vivos de lo antes planteado, nombraré a dos personajes públicos contemporáneos, bastantes conocidos: Osvaldo Álvarez Paz y Aristóbulo Isturiz, quienes transitaron caminos públicos con realidades diferentes; lo de contemporáneo, en mi caso, porque ya soy cincuentón. Pero si quieren, haciendo un ligero ejercicio mental se podrá encontrar, sin dificultad, muchos otros ejemplos o personajes; no solo en la política, también en otras áreas.

Se hace necesario entender, que la sociedad venezolana está en plena renovación generacional. Querámoslo ó no, son nuevos tiempos y aparecerán nuevos actores. Y tal como está ocurriendo, serán jóvenes.

Es comprensible que, por ser jóvenes, tengan visiones y acciones "más atrevidas". Lenguaje propio de su edad, y hasta generen vértigo en su accionar. Entonces se hará necesario adaptarnos un poco a las nuevas realidades. Entender desde ya que, su función pública debe ser radical, si es que queremos lograr una sociedad medianamente equitativa.
¡Adelante jóvenes! el pueblo apuesta por hacer de las utopías....... futuras realidades.


berdarias@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1298 veces.



José Bernardo Arias Rondón


Visite el perfil de José Bernardo Arias Rondón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Bernardo Arias Rondón

José Bernardo Arias Rondón

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a100381.htmlCd0NV CAC = Y co = US