Lucha petrolera

Muchos países petroleros han debido enfrentar peligros a lo largo de varias décadas con los abusos de la llamada meritocracia. Muchos profesionales fueron apartados y en su reemplazo se utilizaron a otros sin las mejores credenciales.

Las empresas del petróleo son de alta pericia y conocimiento siendo un peligro colocar al frente a quienes adolecen de experiencias ya establecidas pues esto trae graves consecuencias. En las fases de reinicio deben considerarse los especiales protocolos al momento de producirse sus arranques pues de estas decisiones vendrán dependencias en marcas, equipos y financiamientos. Manejarse en partes técnicas, estratégicas, operacionales, con personal sin conocimiento traería consecuencias lamentables.

Los momentos de hacer pozos exploratorios constituyen operaciones de alto riesgo por lo que se necesita a los que verdaderamente estén capacitados y tengan experiencia. Sería un grave error enfrentarse a pozos profundos y de alto riesgo sin el pleno conocimiento pues con esto se estaría creando una catástrofe.

Los que dirigen estas industrias deben tener muy claro estos panoramas. Para muchos el bien de sus países está en no contratar a cualquiera fuera de estos principios. Volver a copiar soluciones pasadas dejadas por las transnacionales sería un gravísimo error, aun cuando todavía no es fácil zafarse de ellas.

Aun teniendo dinero e inversiones puede llegar a ser difícil la producción petrolera. Como no es cómodo estimar lo que hay kilómetros bajo tierra menos es predecirlo y en medio de estos escenarios luego sacarlo a mercados dominados por pisos de intereses minados.

Los conocimientos empíricos de profesionales capacitados permite saber con exactitud cuánto va a producir un pozo, pero es una vez que el pozo fluya cuando se sabrá con exactitud cómo va a desarrollarse.

Un ejemplo lo tenemos en el control tecnológico ejercido por las transnacionales. En los registros eléctricos dice: esto se basa en conocimientos empíricos, no nos hacemos responsables de la información que estamos reportando aquí. Y no es que se estén lavando las manos, no, es que lo ingenieril y técnico es impredecible.

No es lo mismo tener procesos en superficie y observar lo que esté pasando. Si una válvula se daña esto es intervenido y corregido, pero cuando se perfora a 18.000 pies y a esa distancia se genera un problema, no es fácil saber que parte está averiada, eso no se puede saber ni menos enviar a nadie a revisar lo que esté pasando a cientos de metros bajo tierra, entonces allí es donde aparece la pericia, igual a experiencia e intuición.

Inmediatamente entra en juego la experticia de los equipos los cuales de seguro han participado en otros pozos donde han advertido cualquier daño, esto es la experiencia. Con ella se busca resolver el elemento más importante que podemos tener dentro de la industria, la experiencia vale y está es parte de la lucha en las empresas petroleras.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1266 veces.



Miguel Jaimes Niño

Politólogo, Magister Scientiae en Ciencias Políticas y Doctor en Ciencias Gerenciales. Cursando Doctorado en Letras. Cursando postdoctorado, mención: Geopolítica del Petróleo, Gas, Petroquímica y Energías. Fundador y Director del Diplomado Internacional en Geopolítica del Petróleo y Energías-Venezuela. Creador de la web geopoliticapetrolera.com. Autor de los libros: Petrocaribe la Geogerencia Petrolera. El Oculto poder petrolero. poder de PDVSA Vs. Poder del Estado.

 venezuela01@gmail.com      @migueljaimes2

Visite el perfil de Miguel Jaimes Niño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Jaimes Niño

Miguel Jaimes Niño

Más artículos de este autor