Corrupción de ciudadanos en las colas y el bachaqueo en las Estaciones de gasolina en Maracaibo

Hemos hablado mucho de la corrupción en las Estaciones de Gasolina de Maracaibo hacia donde se dirija cualquier ciudadano es testigo del mismo panorama, la permisividad y la corrupción del gobierno local y regional mediante sus órganos de seguridad pública, sean policías estadales o locales asumiendo el papel del control y orden público de las Estaciones de Gasolina, prácticamente de la administración y del suministro del combustible, ya que no tiene costo al ciudadano se ha prestado atendiendo la demanda social para su cobro ilegal, por un lado la cola de los funcionarios públicos, entendiéndose por estos, los funcionarios policiales y militares, ésta vía es expedita, aquí algunos pagan sirviendo a particulares, otra cola de "apoyo" a veces se camuflajea con los funcionarios, llamada así, eufemísticamente de "apoyo" pero que en realidad son también de "tráfico de influencia", valiéndose de la autoridad pública se permite "sin hacer cola" o al menos, en el menor tiempo empleado para ciudadanos o ciudadanas que discretamente pagan de modo solapado --a cafecero, cepilladeros, vendedores de chupichupi, de tetas, etc., algo así como en la frontera a intermediarios los cafeceros--, 10 o mas dólares por llenar el tanque, colocarlo full, incluso mas allá de los 50 litros permitidos.

Estos intermediarios reciben dólares, pesos, incluso los hay quienes reciben bienes tales como kilos de queso, arroz, harina, etc., tal como los bomberos quienes de la misma manera han recibido y se han enriquecido, muchos de ellos ostentan celulares costosos, de ultima generación, motos que transportan gasolina diariamente, acuden una y otra vez a la estaciones, a la vista de los órganos de seguridad, sin que estos digan nada, no podemos decir lo mismo de las fuerzas policiales motorizada pero se han visto a vehículos policiales abastecer clandestinamente de combustibles a barrios, donde desde niños, jóvenes hasta viejos venden gasolina públicamente en forma de bachaqueada de la misma manera como hacen muchos ciudadanos y ciudadanas con sus vehículos, trasladándose a las fronteras con el fin de vender gasolina, mejor dicho a estos bachaqueros locales les salió la competencia. También muchos bomberos ahora se han hecho de vehículos de amplio contenedor, dos o tres o más litros quienes tanquean full sus tanques. Por tales motivos arriba señalados ponemos como ejemplo, cuando llega la gandóla con 34 mil litros, despachan por ejemplo en la Estación del Tour, ubicada en la Maracaibo, circunvalación numero dos, marcan 150 vehículos de la cola y atienden menos de 130, cuando el resto se fuga por los caminos verdes y camuflajeado quedando los civiles perplejos de las capacidades para abastecer 500 autos o más y no se hace.

Hablemos ahora de los ciudadanos incluso ciudadanas, muchos acuden a las Estaciones un día de anticipación, otros en horas vespertina del mismo día, en horas nocturnas, los menos acuden en horas de la mañana, todos o casi todos cuando llegan apartan dos o mas puestos, colocan objetos tales como cauchos, troncos, etc, para indicar los puestos apartados, reservados para familiares, amigos, compadres que se apoyan mutuamente, abusando del que hace la cola, quitándole el derecho de avanzar, se pasan a este, y ay de aquel que ose reclamar, pues le caen todos, se forma un conflicto, muchos han tenido que tolerar semejantes abusos, pero reina "la competencia del mas fuerte", la violencia es un disuasivo frente a quien pretenda reclamar, incluso se pasan al ciudadano paciente, se burlan del mismo, es la ley del mas vivo avasallando al pueblo paciente, resistiendo todos los problemas del país, en particular la permisividad del gobierno y la corrupción que no pone orden en las estaciones de gasolina que se han convertido en centros de lucro, hasta hay particulares, los zamuros cazando vehículos que con la anuencia de los bomberos y policías llenan contenedores de 5 litros cubierto de morrales bolivarianos para la venta a los conductores y particulares en las vías. Aquí todo el mundo se llena los bolsillos y el gobierno amen gracias, tolerándolos abusos de las colas, los zamuros, las marañas, los maromeros y malandrines.

Otros de los personajes siniestro en esta cola de la gasolina se manifiestan con caucheros, por ejemplo, apartan en el frente, haciendo creer, usurpando el "derecho de frente", tal cual se da en la Estación de los Patrulleros en Maracaibo, hemos sido testigo como apartan los puestos, como los venden por 100 a 200 mil bolívares, asegurando a ciudadanos para tanquear, por ejemplo a microbuses, etc., estos hechos revelan aparte de los órganos de seguridad y los bomberos el que muchos están en el negocio de la gasolina, lucrándose indiscriminadamente, burlándose de los ciudadanos, sin que este pueda solicitar apoyo policial, simplemente les dicen: "ustedes de la cola, arréglense ustedes mismos como puedan", otros sencillamente se inquietan en la cola por la espera, pasan horas, a veces días, al parecer "el pico y placa no ha servido", sencillamente los mismos carros acuden a la cola, correspondiéndoles a otros el turno.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1555 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: